Página de la periodista cubana Raisa Martín Lobo. Un reflejo del Guantánamo de Cuba desde mi visión personal
Mostrando entradas con la etiqueta Frank País. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Frank País. Mostrar todas las entradas

miércoles, julio 30, 2014

Frank País: el inolvidable

Dice la máxima Socraniana que “Solo cuando una vida finaliza, es posible valorarla en toda su dimensión». Cuba supo a profundidad quién era Frank País García, cuando El Callejón del Muro, en Santiago de Cuba, fue testigo aquel 30 de julio de 1957 de su caida cobardemente asesinado junto a su compañero Raúl Pujol.

Con solo 22 años, Frank País, era el Jefe de Acción y Sabotaje del Movimiento 26 de Julio. Y aunque los marcaba la diferencia de edad, Raúl tenía 35, los unía  el mismo ideal revolucionario, ese por el cual dieron entregaron el bien más preciado que tiene un ser humano: la vida.

Portador de una disciplina férrea, Frank había nacido el 7 de diciembre de 1934, fue un eterno enamorado y apasionado del buen verso y la amistad como divisa suprema. Autodidacta, poseía conocimientos de habilidades militares, política, filosofía, derecho, literatura..., dotes que incorporó a su cultura general entre tantos  compromisos como dirigente de la lucha en el llano.

David fue su nombre de guerra. Ejemplo de intachable revolucionario, Frank,
al decir de Fidel Castro Ruz en carta a Celia Sánchez tras conocer la noticia de su muerte, fue "el más valioso, el más útil, el más extraordinario de nuestros combatientes", y prosigue: ¡Qué monstruos! No saben la inteligencia, el carácter, la integridad que han asesinado…

Por su parte, Ernesto Che Guevara, quien lo conociera en una de sus visitas a la Sierra Maestra, escribiría de él: “sus ojos mostraban enseguida al hombre poseído por una causa, con fe en la misma… Hoy se le llama “el inolvidable Frank País”; y para mí, que lo vi una sola vez, es así".

No se equivocó la dictadura Batistiana. Sabían perfectamente a quién liquidaban.
Cegaban la vida al joven revolucionario junto a su amigo y compañero Raúl Pujols, en plena flor de la vida, cegaban la vida al magnífico organizador, al forjador de cuadros revolucionarios, al hombre de pensamiento político avanzado y profundo.
 

La caída de Frank País y Raúl Pujols multiplicó su ejemplo. Por ello y para rendir tributo permanente a estos íntegros combatientes, se instituyó el 30 de julio como el Día de los Mártires de la Revolución Cubana.

sábado, diciembre 07, 2013

Frank País: en sus ojos, el joven hombre poseído por una causa

No se puede hablar de él sin pensar en el intrépido joven de hablar pausado y mirada serena. Sin pensar en el primer hijo del matrimonio de Francisco, y Doña Rosario, en quien ocupa hoy un lugar de honor entre los principales mártires de Cuba, en Frank País García, quien vio la luz el 7 de diciembre de 1934 en Santiago de Cuba Leer más

Tenía sólo cinco años cuando ayudaba a sus hermanos Agustín y Josué. Su padre había fallecido y entonces la madre asumió toda la responsabilidad de la familia con su apoyo. Ordenado, responsable, apacible, natural y callado, así era Frank.

Fue en la escuela Normal para Maestros donde comienza su liderazgo estudiantil. Era el año 1949. El golpe de estado del dictador Fulgencio Batista el 10 de marzo de 1952 comienza a combatir contra este tirano y esa es la razón principal para que ese mismo año fuera electo presidente de la Asociación de Alumnos con lo que se ganó la admiración de sus compañeros.

El también Jefe del frente de Acción y Sabotajes del Movimiento 26 de Julio, fue un eterno enamorado y un apasionado del buen verso y de la amistad como divisa suprema. Tocó piano en la Iglesia Bautista y nunca estuvo tan triste, como cuando supo la noticia del asesinato de su hermano Josué el 30 de junio, exactamente, un mes antes de Frank caer asesinado.

En apoyo al desembarco del yate Granma, Frank organiza el alzamiento armado en Santiago de Cuba y extiende su labor hasta la zona oriental específicamente en  el central Ermita, hoy Costa Rica en Guantánamo. Y por su alto sentido de responsabilidad, acomete a través de Celia Sánchez, acomete la tarea de enviar a los revolucionarios, municiones y recursos necesarios para sobrellevar la vida en las montañas.

¿Su nombre de guerra? David. Y fue al decir de Fidel, el más valioso, el más útil y el más extraordinario de nuestros combatientes. Por su parte, Ernesto Che Guevara, quien lo conociera en una de sus visitas a la Sierra, escribiría de él: “sus ojos mostraban enseguida al hombre poseído por una causa, con fé en la misma… Hoy se le llama ‘el inolvidable Frank País’; y para mí, que lo vi una sola vez, es así".

martes, julio 30, 2013

Frank País: Inteligencia, integridad y carácter

Frank País, “fue el "el más valioso, el más útil, el más extraordinario de nuestros combatientes", expresó Fidel Castro en carta a Celia Sánchez tras conocer la noticia de su muerte. ¡Qué monstruos! No saben la inteligencia, el carácter, la integridad que han asesinado…prosigue Fidel.

El 30 de Julio de 1957, Cuba perdía a uno de sus más valiosos hijos. Frank País García, el valeroso Jefe de Acción y Sabotaje del Movimiento 26 de Julio, tenía 22 años cuando fue asesinado junto a su compañero Raúl Pujols en El Callejón del Muro, en su ciudad natal, Santiago de Cuba, por esbirros al servicio de la tiranía batistiana.

Dueño de una disciplina férrea, Frank había nacido el 7 de diciembre de 1934, en Santiago de Cuba. Tenía sólo cinco años cuando ayudaba a sus hermanos Agustín y Josué, su padre había muerto y entonces la madre asumió toda la responsabilidad de la familia con su apoyo.

El Jefe del frente de Acción y Sabotajes del Movimiento 26 de Julio, fue además un eterno enamorado y un apasionado del buen verso y de la amistad como divisa suprema, tocó piano en la Iglesia Bautista y nunca estuvo tan triste, como cuando supo la noticia del asesinato de su hermano Josué el 30 de junio, exactamente, un mes antes de Frank caer asesinado.

David, fue el nombre de guerra de Frank País, el genuino combatiente en la clandestinidad. Joven autodidacta, poseía conocimientos de habilidades militares, política, filosofía, derecho, literatura, poesía… que incorporó a su cultura general entre tantos movimientos y compromisos como dirigente de la lucha en el llano.

Ejemplo y forjador a partir de sus experiencias en la Escuela Normal de Santiago de Cuba, de donde se graduó a los 18 años de edad, fue al decir de Fidel, el más valioso, el más útil y el más extraordinario de nuestros combatientes. Por su parte, Ernesto Che Guevara, quien lo conociera en una de sus visitas a la Sierra, escribiría de él: “sus ojos mostraban enseguida al hombre poseído por una causa, con fe en la misma… Hoy se le llama ‘el inolvidable Frank País’; para mí, que lo vi una sola vez, es así".

El enemigo sabía perfectamente a quién liquidaba. Negaba la vida a Frank, al joven revolucionario y magnífico organizador, un forjador de cuadros revolucionarios y un hombre de pensamiento político avanzado y profundo. Por eso lo asesinaron junto a su amigo y compañero Raúl Pujols, en plena flor de la vida, cuando entregaba toda su energía a la Revolución.

La caída de Frank País y Raúl Pujols multiplicó su ejemplo. Por esa razón y para rendir tributo permanente a estos íntegros combatientes, se instituyó el 30 de julio como el Día de los Mártires de la Revolución Cubana. Fecha recordada por todo el pueblo, que significa la demostración más sublime de rebeldía y amor contra el régimen imperante, por la pérdida irreparable de dos de sus hijos más abnegados y entregados a la causa.

lunes, julio 30, 2012

¡Qué monstruos! No saben la inteligencia, el carácter, la integridad que han asesinado…


“Solo cuando una vida finaliza, es posible valorarla en toda su dimensión», dice una máxima de Sócraniana. Y es cierto: el pueblo cubano conoció en realidad quién era Frank País, cuando fue cobardemente baleado el 30 de julio de 1957 en El Callejón del Muro, Santiago de Cuba, junto a su compañero Raúl Pujol.

Ese día, Cuba perdía a uno de sus más valiosos hijos: Frank País García, el valeroso Jefe de Acción y Sabotaje del Movimiento 26 de Julio. Fue "el más valioso, el más útil, el más extraordinario de nuestros combatientes", expresó Fidel Castro en carta a Celia Sánchez tras conocer la noticia de su muerte. ¡Qué monstruos! No saben la inteligencia, el carácter, la integridad que han asesinado… prosigue Fidel.

Dueño de una disciplina férrea, Frank País, el Jefe del frente de Acción y Sabotajes del Movimiento 26 de Julio, había nacido el 7 de diciembre de 1934. Fue además un eterno enamorado y un apasionado del buen verso y de la amistad como divisa suprema, tocó piano en la Iglesia Bautista y nunca estuvo tan triste, como cuando supo la noticia del asesinato de su hermano Josué el 30 de junio, exactamente, un mes antes de Frank caer asesinado.

David, fue el nombre de guerra del combatiente en la clandestinidad, del autodidacta que poseía conocimientos de habilidades militares, política, filosofía, derecho, literatura, poesía. Fue ejemplo y forjador a partir de sus experiencias en la Escuela Normal de Santiago de Cuba, de donde se graduó a los 18 años de edad, fue al decir de Fidel, el más valioso, el más útil y el más extraordinario de nuestros combatientes.

El enemigo sabía perfectamente a quién liquidaba. Negaba la vida a un joven poseedor de cualidades como dirigente y dotado de su capacidad revolucionaria y reputación intachable. Por eso lo asesinaron junto a su amigo y compañero Raúl Pujols, en plena flor de la vida, cuando entregaba toda su energía a la Revolución.

Hoy Frank País es recordado con admiración por su pueblo y la nueva generación de cubanos que hacen suya las ideas del Jefe de Acción y Sabotaje del Movimiento 26 de Julio. Por tal motivo y para rendir tributo permanente de recordación, se instituyó el día de su muerte, 30 de julio, como el Día de los Mártires de la Revolución.

viernes, julio 29, 2011

¡Qué monstruos! No saben la inteligencia, el carácter, la integridad que han asesinado


El 30 de Julio de 1957, Cuba perdía a uno de sus más valiosos hijos. Frank País García, el valeroso Jefe de Acción y Sabotaje del Movimiento 26 de Julio. Entonces tenía 22 años cuando fue asesinado en El Callejón del Muro, en su ciudad natal, Santiago de Cuba, por esbirros al servicio de la tiranía batistiana junto a su compañero Raúl Pujols.

Dueño de una disciplina férrea, Frank había nacido el 7 de diciembre de 1934, en Santiago de Cuba. Tenía sólo cinco años cuando ayudaba a sus hermanos Agustín y Josué, su padre había fallecido y la madre tuvo que asumir toda la responsabilidad de la familia.

El Jefe del frente de Acción y Sabotajes del Movimiento 26 de Julio, fue además un eterno enamorado y un apasionado del buen verso y la amistad como divisa suprema. Tocaba al piano en la Iglesia Bautista y nunca estuvo tan triste, como cuando supo la noticia del asesinato de su hermano Josué el 30 de junio, exactamente, un mes antes de caer asesinado.

David, nombre de guerra del genuino combatiente, lo acompañó en la clandestinidad. Poseía habilidades militares, política, filosofía, derecho, literatura, poesía… conocimientos que incorporó a su cultura general entre tantos movimientos y compromisos como dirigente de la lucha en el llano.

Frank País “fue el "el más valioso, el más útil, el más extraordinario de nuestros combatientes", expresó Fidel Castro en carta a Celia Sánchez tras conocer la noticia de su muerte. ¡Qué monstruos! No saben la inteligencia, el carácter, la integridad que han asesinado … prosigue Fidel.

Ejemplo y forjador a partir de sus experiencias en la Escuela Normal de Santiago de Cuba, de donde se graduó a los 18 años de edad, fue al decir de Fidel, el más valioso, el más útil y el más extraordinario de nuestros combatientes.

Por su parte, Ernesto Che Guevara, quien lo conociera en una de sus visitas a la Sierra, escribiría de él: “sus ojos mostraban enseguida al hombre poseído por una causa, con fe en la misma… Hoy se le llama ‘el inolvidable Frank País’; para mí, que lo vi una sola vez, es así".

El enemigo sabía perfectamente a quién liquidaba. Negaba la vida al dirigente, al revolucionario de reputación intachable. Por eso lo asesinaron junto a su amigo y compañero Raúl Pujols, en plena flor de la vida, cuando entregaba toda su energía a la Revolución.

Hoy Frank País y Raúl Pujols son recordados con admiración por su pueblo y la nueva generación de cubanos. Por tal motivo y para rendir tributo permanente de recordación, se instituyó el día de su muerte, 30 de julio, como el Día de los Mártires de la Revolución.

martes, noviembre 30, 2010

30 de Noviembre de 1956: Detonante en la ofensiva contra la dictadura de Batista


El 30 de noviembre de 1956, los combatientes de Santiago de Cuba y algunas zonas de Guantánamo, empuñaron las armas para atraer la atención de las fuerzas del régimen de Fulgencio Batista, y con ello, apoyar el desembarco de los expedicionarios del Yate Granma, que, por razones del tiempo no pisaron tierra cubana ese día.

Frank País García, debido al grado de organización del el Movimiento 26 de Julio en Guantánamo y la preparación de sus militantes, visitó en varias oportunidades el oriental territorio considerado fundamental en los planes elaborados para esta acción.

Entre las actividades realizadas por los rebeldes en Guantánamo y lideradas por el combatiente Julio Camacho Aguilera, estaba tomar una importante guarnición de la tiranía, realizar sabotajes a redes telegráficas, cortar líneas telefónicas, descarrilar un tren de carga y obstruir las vías de comunicación con Santiago de Cuba.

Unidas a tiroteos a inmuebles de propietarios vinculados al régimen de Fulgencio Batista, estas acciones coincidieron con una huelga obrera general que tomó fuerza en el sector ferroviario durante varios días y trajo consigo la paralización de la mayor parte de la actividad económica y comercial de la ciudad de Guantánamo.

Aunque el alzamiento del 30 de Noviembre de 1956 no cumple su propósito, demostró la continuidad histórica del pueblo cubano, la fortaleza de la clandestinidad en varios territorios y constituyó el detonante fundamental que abrió la ofensiva definitiva contra la dictadura batistiana.

jueves, julio 29, 2010

Frank País: Paradigma de inteligencia, integridad y carácter

“Solo cuando una vida finaliza, es posible valorarla en toda su dimensión», dice una máxima de Sócraniana. Y es cierto: el pueblo cubano conoció en realidad quién era Frank País, cuando fue cobardemente baleado el 30 de julio de 1957 en El Callejón del Muro, Santiago de Cuba, junto a su compañero Raúl Pujol.

Frank País García, era el Jefe de Acción y Sabotaje del Movimiento 26 de Julio y tenía 22 años. Y aunque los marcaba la diferencia de edad, Raúl tenía 35, estaban unidos por el mismo ideal revolucionario, ese por el cual dieron entregaron el bien más preciado que tiene un ser humano: la vida.

Portador de una disciplina férrea, Frank había nacido el 7 de diciembre de 1934, fue un eterno enamorado y apasionado del buen verso y la amistad como divisa suprema. Joven autodidacta, poseía conocimientos de habilidades militares, política, filosofía, derecho, literatura, poesía… que incorporó a su cultura general entre tantos movimientos y compromisos como dirigente de la lucha en el llano.

David fue el nombre de guerra de este combatiente en la clandestinidad. Ejemplo de intachable revolucionario que fue al decir de Fidel Castro en carta a Celia Sánchez tras conocer la noticia de su muerte, "el más valioso, el más útil, el más extraordinario de nuestros combatientes", y prosigue: ¡Qué monstruos! No saben la inteligencia, el carácter, la integridad que han asesinado…

Por su parte, Ernesto Che Guevara, quien lo conociera en una de sus visitas a la Sierra Maestra, escribiría de él: “sus ojos mostraban enseguida al hombre poseído por una causa, con fe en la misma… Hoy se le llama “el inolvidable Frank País”; y para mí, que lo vi una sola vez, es así".

El enemigo sabía perfectamente a quién liquidaba. Negaba la vida a Frank, al joven revolucionario y magnífico organizador, un forjador de cuadros revolucionarios y un hombre de pensamiento político avanzado y profundo. Por eso lo asesinaron junto a su amigo y compañero Raúl Pujols, en plena flor de la vida, cuando entregaba toda su energía a la Revolución.

La caída de Frank País y Raúl Pujols multiplicó su ejemplo. Por esa razón y para rendir tributo permanente a estos íntegros combatientes, se instituyó el 30 de julio como el Día de los Mártires de la Revolución Cubana. Fecha recordada por todo el pueblo, que significa la demostración más sublime de rebeldía y amor contra el régimen imperante, por la pérdida irreparable de dos de sus hijos más abnegados y entregados a la causa.

jueves, julio 30, 2009

Frank País: talento, inteligencia, integridad y carácter asesinados

Frank País, “fue el "el más valioso, el más útil, el más extraordinario de nuestros combatientes", expresó Fidel Castro en carta a Celia Sánchez tras conocer la noticia de su muerte. ¡Qué monstruos! No saben la inteligencia, el carácter, la integridad que han asesinado…prosigue Fidel.

El 30 de Julio de 1957, Cuba perdía a uno de sus más valiosos hijos. Frank País García, el valeroso Jefe de Acción y Sabotaje del Movimiento 26 de Julio, tenía 22 años cuando fue asesinado en El Callejón del Muro, en su ciudad natal, Santiago de Cuba, por esbirros al servicio de la tiranía batistiana.

Dueño de una disciplina férrea, Frank había nacido el 7 de diciembre de 1934, en Santiago de Cuba. Tenía sólo cinco años cuando ayudaba a sus hermanos Agustín y Josué, su padre había muerto y entonces la madre asumió toda la responsabilidad de la familia con su apoyo.

El Jefe del frente de Acción y Sabotajes del Movimiento 26 de Julio, fue además un eterno enamorado y un apasionado del buen verso y de la amistad como divisa suprema, tocó piano en la Iglesia Bautista y nunca estuvo tan triste, como cuando supo la noticia del asesinato de su hermano Josué el 30 de junio, exactamente, un mes antes de Frank caer asesinado.

David, fue el nombre de guerra de Frank País, el genuino combatiente en la clandestinidad. Joven autodidacta, poseía conocimientos de habilidades militares, política, filosofía, derecho, literatura, poesía… que incorporó a su cultura general entre tantos movimientos y compromisos como dirigente de la lucha en el llano.

Ejemplo y forjador a partir de sus experiencias en la Escuela Normal de Santiago de Cuba, de donde se graduó a los 18 años de edad, fue al decir de Fidel, el más valioso, el más útil y el más extraordinario de nuestros combatientes. Por su parte, Ernesto Che Guevara, quien lo conociera en una de sus visitas a la Sierra, escribiría de él: “sus ojos mostraban enseguida al hombre poseído por una causa, con fe en la misma… Hoy se le llama ‘el inolvidable Frank País’; para mí, que lo vi una sola vez, es así".

El enemigo sabía perfectamente a quién liquidaba. Negaba la vida a un joven poseedor de cualidades como dirigente y dotado de su capacidad revolucionaria y reputación intachable. Por eso lo asesinaron junto a su amigo y compañero Raúl Pujols, en plena flor de la vida, cuando entregaba toda su energía a la Revolución.

Hoy Frank País es recordado con admiración por su pueblo y la nueva generación de cubanos que hacen suya las ideas del Jefe de Acción y Sabotaje del Movimiento 26 de Julio. Por tal motivo y para rendir tributo permanente de recordación, se instituyó el día de su muerte, 30 de julio, como el Día de los Mártires de la Revolución.