Página de la periodista cubana Raisa Martín Lobo. Un reflejo del Guantánamo de Cuba desde mi visión personal
Mostrando entradas con la etiqueta barack obama. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta barack obama. Mostrar todas las entradas

martes, octubre 25, 2016

Bloqueo a Cuba... ¿seguirá la misma piedra en el zapato?




El 17 de diciembre de 2014 cuando en declaración simultánea, los presidentes de Estados Unidos, Barack Obama y de Cuba, Raúl Castro Ruz, anunciaron el inicio del proceso de restablecimiento de las relaciones diplomáticas tras más de 50 años, alunas personas pensaron que al bloqueo que la nación norteña impone a Cuba, le  quedaba poco.

En aquel momento, el mandatario estadounidense calificó de obsoleta y retrógrada la política de Washington hacia la Isla Caribeña y admitió el fracaso de las sanciones unilaterales vigentes por más de medio siglo. Sin embargo,  el bloqueo sigue intacto e impactando en las condiciones de vida de la población cubana.

A casi dos años de aquella declaración, el canciller Bruno Rodríguez Parrilla en el informe titulado Necesidad de poner fin al bloqueo económico, comercial y financiero impuesto por los Estados Unidos de América contra Cuba , aseveró que " no hay sector en Cuba que no sufra las consecuencias del bloqueo, no hay familia cubana que no sufra con el bloqueo”.

En la presentación de este año, dicho informe se expone " en casi seis décadas los daños acumulados ascienden a 753 mil 688 millones de dólares, calculados al valor del oro, tomando en cuenta su depreciación. Esto equivaldría, a precios corrientes, a no menos de 125 mil 873 millones de dólares.

En esta ocasión se incluyeron varios párrafos donde se expresa la aprobación por dicho proceso y la visita a la Isla del presidente de Estados Unidos, Barack Obama a Cuba. También se reconoce la reiterada voluntad del mandatario  de trabajar por la eliminación del bloqueo y severó  los efectos negativos de esa política en el pueblo cubano, como parte de su vigencia.

El bloqueo, efectivamente, constituye un crimen internacional de genocidio, conforme a la Convención para la Prevención y la Sanción del Delito de Genocidio aprobada por la Asamblea General de la ONU el 9 de diciembre de 1948, porque es “un acto perpetrado con la intención de destruir total o parcialmente a un grupo nacional”.

Es, además, una violación del derecho internacional que prohíbe a todo Estado el uso de sanciones económicas, políticas o cualquier otro tipo de medidas para forzar a otro Estado con el propósito de obtener subordinación al ejercicio de los derechos soberanos, sobre todo a la libre autodeterminación.

Por la aplicación de esta cruel política, Cuba  sigue sin poder exportar e importar libremente productos y servicios hacia o desde los Estados Unidos. Tampoco  puede utilizar el dólar norteamericano en sus transacciones financieras internacionales o aún no ha podido tener cuentas en esa moneda en bancos de terceros países, ni se le permite tener acceso a créditos de bancos en Estados Unidos, de sus filiales en terceros países y de instituciones internacionales.

El bloqueo impuesto por EE.UU. a Cuba no solo afecta al país caribeño, sino también a los propios norteamericanos. Por ejemplo: "En EE.UU. hay 70 mil pacientes con úlcera del pie diabético que pudieran utilizar el medicamento (cubano) Heberprot P, pero Cuba no puede exportar este medicamento a EE.UU.; Cuba tampoco puede  recibir libremente turistas de EE.UU. porque hay una prohibición. 

Obama en menos de cien días puede, entre otras cosas...

Al presidente de EEUU Barack Obama le queda menos de cien días frente al Gobierno, sin embargo, aun tiene aún prerrogativas ejecutivas que no ha utilizado. Por ejemplo, entre otras, podría autorizar el comercio bilateral entre ambas naciones, además de las inversiones empresariales norteamericanas en todos los sectores de la economía de la Isla.

También podría delegar en el uso del dólar estadounidense en las transacciones internacionales de Cuba, consentir que estas transacciones se realicen a través del sistema bancario de EE.UU, y posibilitar a entidades cubanas (bancos, empresas, etc.) abrir cuentas corresponsales en bancos de EE.UU.

Está en sus manos, además,  instruir a los representantes de EE.UU. en las instituciones financieras internacionales que no obstaculicen el otorgamiento de créditos u otras facilidades financieras a Cuba, revertir la política de persecución financiera contra Cuba, autorizar que aviones y embarcaciones cubanas transporten viajeros, carga y correo postal entre los dos países.

Otras de esas dispensas son el autorizar las exportaciones directas a Cuba de productos estadounidenses, permitir que Cuba importe desde terceros países productos que contengan más de un 10 % de componentes norteamericanos, autorizar las importaciones en EE.UU. de servicios cubanos o productos que constituyen rubros exportables de la economía cubana y autorizar a las compañías norteamericanas realizar inversiones en Cuba.

A este listado se suma eliminar el límite al valor de los productos cubanos que pueden ser importados por los viajeros estadounidenses que visitan Cuba, para uso personal o como regalos, autorizar a ciudadanos de EE.UU. a recibir tratamientos médicos en Cuba y permitir la concesión de créditos, préstamos y financiamientos en general a Cuba, para la adquisición de productos en el mercado de EE.UU. (con excepción de los agrícolas, que están prohibidos por ley).

Donde Barack Obama u otro presidente  no puede meter sus manos...

Solo existen cuatro aspectos en que el Presidente Barack  Obama, o el próximo presidente o presidenta de EEUU, no pueden tocar sin la autorización del Poder legislativo, pues requieren la acción congresional para su eliminación o modificación por estar regulados en leyes estadounidenses.

El primero es la prohibición a subsidiarias de Estados Unidos en terceros países a comerciar bienes con Cuba, recogida en la Ley para la Democracia Cubana de 1992 (más conocida como Ley Torricelli). El segundo es la imposibilidad de realizar transacciones con propiedades norteamericanas que fueron nacionalizadas por nuestro país, lo cual está prohibido por la Ley Helms-Burton. 

En tercer lugar, impedir a los ciudadanos estadounidenses de viajar a Cuba con fines turísticos (Ley de Reforma de las Sanciones Comerciales y Ampliación de las Exportaciones del 2000). Y en cuarto lugar, está la  Ley que prohibió los viajes con fines turísticos a Cuba.  Esas son las cosas que Obama no pu­diera hacer, u otro Presidente, porque están prohibidas por la ley.

El bloqueo a Cuba, es el más prolongado y cruel que haya conocido la historia de la humanidad y uno de los temas más discutidos para lograr el restablecimiento definitivo de las relaciones diplomáticas entre ambos países. Por lo tanto, esperemos que el próximo presidente o presidenta del gobierno de los Estados Unidos, no arrastre la misma piedra en el zapato que los anteriores y haga uso de sus facultades para obtener las dispensas y ponga fin a esta absurda  política.

miércoles, octubre 19, 2016

Bloqueo a Cuba: política agresiva, histórica y completamente fracasada

Bloqueo a Cuba: política agresiva, histórica y completamente fracasada
Este 26 de octubre, Cuba presentará por vigésima quinta vez ante la Organización de Naciones Unidas, el proyecto de resolución sobre la “Necesidad de poner fin al bloqueo económico, comercial y financiero impuesto por los Estados Unidos contra Cuba”, que tiene ya más de 50 años. 

En dicho informe, sometido a la consideración de más de 191 estados, se esboza el perjuicio económico ocasionado al pueblo cubano por la aplicación del bloqueo económico, comercial y financiero de los Estados Unidos contra Cuba. Además, expondrá ante la comunidad internacional, la invalidez del gobierno norteamericano, que sustenta leyes tan absurdas ésta que, definitivamente conlleva al aislamiento internacional del país norteño. 

El bloqueo a Cuba, es el más prolongado y cruel que haya conocido la historia de la humanidad y uno de los temas más discutidos en torno al restablecimiento de las relaciones diplomáticas entre ambos países después del 17 de diciembre de 2014. Sin embargo, independientemente de que el presidente de los Estados Unidos Barack Obama, reconoció que “su política hacia Cuba, incluido el bloqueo, es obsoleta y debía de eliminarse”, este acto genocida, sigue intacto. 

Esta política del bloqueo, sigue impactando fuertemente en las condiciones de vida de la población cubana. Y este el elemento clave que limita, de manera drástica, el crecimiento económico que necesita el país. Al respecto, el canciller cubano Bruno Rodríguez Parrilla durante la presentación recientemente de dicho informe, expresó que " sólo el año pasado, la medida restó cuatro mil 680 millones de dólares a la economía cubana, hecho que limita que las condiciones de vida en la isla sean normales, al restringir el desembolso en programas socioeconómicos" . 

“Entre abril del 2015 y marzo de este año, agregó, los daños económicos directos provocados por el bloqueo económico a Cuba sobrepasaron los cuatro mil 680 millones de dólares a precios corrientes, calculado con una metodología reconocida incluso por prestigiosas instituciones norteamericanas. 

" Cuba , recalcó, ha dejado de percibir por exportaciones de bienes y servicios, debido a la reubicación geográfica de nuestro comercios que provoca recorrer grandes distancias y desde el punto de vista monetario-financiero, la prohibición a la isla de utilizar el dólar en las transacciones internacionales aumenta los costos. Por lo tanto, aseguró, no existe elemento en nuestras vidas en el que no esté presente su impacto”. 

Lo cierto es que el bloqueo a Cuba debe ser levantado por el Congreso de EEUU a través de una ley, y la Casa Blanca no tiene atribuciones para hacerlo. Sin embargo, el presidente Barack Obama antes de cesar en el mandato, tiene aún prerrogativas ejecutivas que no ha utilizado. En este caso, podría autorizar el comercio bilateral entre ambas naciones, y las inversiones empresariales norteamericanas en todos los sectores de la economía de la Isla, con ello podría dar por terminado con la parte central del llamado “embargo comercial”, núcleo de la política de bloqueo. 

También hay que reconocer que en algunos aspectos Barack Obama, en calidad de presidente ha bajado algo la parada. Por ejemplo: ha empleado sus prerrogativas ejecutivas presidenciales para ampliar hasta 12 categorías los perfiles de estadounidenses que pueden realizar viajes no turísticos a Cuba; y se autorizó a compañías norteamericanas de telecomunicaciones para llegar a acuerdos con ETECSA en el desarrollo de Internet y telefonía móvil. 

Se restableció,  además,  el servicio postal directo y autorizó cruceros y vuelos regulares directos para viajar entre ambas naciones, además de otorgar unas pocas licencias de inversión, como a las empresas Starwood y a Cleber; y autorizar la venta a crédito de productos no alimenticios. Sin embargo, estas medidas, aún no son suficientes. 

El próximo presidente o presidenta de los Estados Unidos, tiene amplias posibilidades para conseguir las dispensas necesarias para poner fin a esta fracasada política, que, además de histórica, es uno de los principales obstáculos para que ambas naciones logren en un futuro la normalización de las relaciones bilaterales. De eso, estoy completamente segura.

viernes, marzo 18, 2016

La Cuba que visitará el presidente Barack Obama



Presidente Barack Obama visitará Cuba
Cuba es noticia. Todos los ojos del mundo están puestos en esta Isla. El presidente de los Estados Unidos de América, Barack Obama, realizará una visita oficial a Cuba entre el 20 y el 22 de marzo, que augura ser provechosa para el proceso hacia la normalización de las relaciones entre ambas naciones.

Esta la segunda ocasión que un mandatario estadounidense llega a Cuba, antes solo lo hizo Calvin Coolidge  en enero de 1928, hace 88 años. Por tanto, será en esta ocasión, la primera vez que un Presidente de los Estados Unidos viene a un país inmerso en un amplio proceso de transformaciones. Una Cuba dueña de su soberanía y con una Revolución en el poder, encabezada por su liderazgo histórico.


El presidente de la Casa Blanca, llegará a Cuba y será recibido por el Gobierno de este país y su pueblo, con la hospitalidad que los distingue, además de ser tratado con toda la consideración y respeto que emana un Jefe de Estado. Será recibido por un pueblo de una profunda cultura política, resultado de una larga tradición de lucha por su verdadera y definitiva independencia.

La estancia del mandatario Barack Obama  en esta nación, será una oportunidad para convivir con un  pueblo que disfruta sus derechos. Un pueblo que exhibe, a pesar de las limitaciones que se derivan de su condición de país bloqueado, logros que constituyen una utopía para muchos países del mundo, pero que han merecido el reconocimiento y el respeto internacionales.

Conocerá a un pueblo grande y digno, orgulloso de su historia, sus raíces, su cultura nacional y confiado en que un futuro mejor es posible. Conocerá un país que trabaja y seguirá trabajando por el de­sarrollo y la prosperidad de todos los ciudadanos. Un país que persiste además, en llevar adelante el proceso de ac­tualización del modelo económico y so­cial que hemos elegido para continuar la construcción de un socialismo prós­pero y sostenible.

Durante los días en que el mandatario estadounidense esté en la Isla, se encontrará con un pueblo que contribuye activamente a la paz y la estabilidad regional y mundial. Un pueblo que hace de la solidaridad, un elemento esencial de su razón de ser y del bienestar de la humanidad.

Hallará un país con apego a sus ideales de justicia social y en permanente cambio hacia una economía cada vez más competitiva y productiva. Un país que va camino hacia políticas sociales cada vez más justas que alcancen de manera universal a todos sus ciudadanos. Esta es sin dudas, la Cuba que visitará  el presidente Barack Obama.


El presidente Barack Obama  será recibido por una nación que asume con serenidad la eta­pa actual en las relaciones con los Estados Uni­dos. Para ello, reiteramos una vez más, nuestra disposición a mantener un diálogo respetuoso con el Go­bierno de los Estados Unidos y coexistir civilizadamente con nuestras diferencias, lo cual no significa renunciar a las ideas que profesamos y nos han llevado a mantener la fortaleza de nuestras tradiciones y nuestra cultura.

La presencia  del presidente Barack Obama en Cuba es un hecho histórico y real. Un suceso que será, como esperamos todos los cubanos, un paso significativo en el camino hacia la normalidad de los vínculos bilaterales ambas naciones. Sin embargo, aún quedan por solucionar algunos asuntos claves para un total entendimiento entre las naciones.

Hablamos del levantamiento del bloqueo, la devolución  del territorio ilegalmente ocupado por la Base Naval en Guantánamo, el cese los intentos ilegales de crear una oposición interna y la eliminación de las ilegales transmisiones electrónicas contra la Isla. Por lo tanto, la visita del jefe de la Casa Blanca a Cuba, será una visita que llamará al diálogo, a la sensatez y a la conversación refinada entre ambos naciones.

miércoles, marzo 16, 2016

Viaje de Barack Obama a Cuba: una visita simbólica

Presidente Barack Obama
Fuente: ACN

La visita del presidente Barack Obama a Cuba del 20 al 22 de marzo próximos tiene un marcado carácter simbólico, pues representa la continuidad del proceso hacia la normalización de vínculos entre la Isla y la nación norteña, afirmó el doctor Ernesto Domínguez López, profesor e investigador del Centro de Estudios Hemisféricos y sobre Estados Unidos de la Universidad de La Habana (CEHSEU).

En declaraciones exclusivas a la Agencia Cubana de Noticias, Domínguez señaló que el significado de la visita oficial hay que verla en varios niveles, en primer lugar simbólico, pues representa la del más alto representante de un país,  y es la confirmación del interés por el nuevo camino entre ambas naciones, en medio de las inevitables críticas y debates.

Obama está tratando de avanzar con rapidez, dentro de lo posible, con la intención de dejar consolidados una buena parte de los cambios hacia Cuba antes de dejar la presidencia el año próximo, aseguró.
Dijo el profesor que también es un signo de que las conversaciones más recientes han tenido resultados positivos desde la perspectiva de los dos países.

Esa idea la expresó el propio Obama recientemente cuando afirmó que percibe cambios importantes y favorables en Cuba. Comentó el profesor e investigador de la Universidad de La Habana que muy probablemente eso haya que interpretarlo dentro del interés del presidente norteamericano por construir consenso en la opinión pública en torno al cambio de la política hacia Cuba.

Esta visita puede representar para Obama la consolidación de una parte de su “legado”,  que interesa fundamentalmente a los presidentes y a la prensa, agregó Domínguez, quien no considera que el impacto del tema Cuba sobre la campaña electoral en ese país sea mayor que como ha sido hasta ahora, aunque siempre dará material para algunas declaraciones.

Ahora, en las primarias, el tema Cuba no pesa tanto, quizás en las generales se retome con más fuerza, cuando el candidato republicano trate de utilizar lo hecho por la administración Obama para atacar al demócrata que se presente, especialmente a Hillary Clinton, si ella finalmente resulta ser la nominada, destacó.

Interrogado sobre el costo político de la estancia en La Habana del inquilino de la Casa Blanca, el profesor del CEHSEU aseguró que será prácticamente nulo, pues Obama ya no va a postularse más.
Puede reportar beneficios en términos de legado, pero no creo que sea de gran impacto en el resultado final de las elecciones de noviembre de este año.

Ernesto Domínguez considera que ha observado algunos indicios de que el nuevo contexto de las relaciones entre La Habana y Washington puede ayudar a ganar más votos de los cubanoamericanos en Florida. “Entonces, el cambio de política hacia la Isla y la visita a Cuba, puede ser presentada como un éxito”, concluyó.

La visita de Obama es la primera de un mandatario estadounidense en funciones en 88 años y sucede apenas unos meses después de que la Isla y el país norteño restablecieran relaciones diplomáticas en julio pasado.

martes, febrero 23, 2016

Obama: Cárcel en base naval en Guantánamo “No funciona y es muy cara”...



Barack Obama informa plan para cierre de carcel en base naval en Guantanamo
Un titular recorre  es leído hoy por millones de usuarios en internet: El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, presenta al Congreso su plan de cierre de la cárcel ubicada en la ilegal base naval que mantiene su gobierno en la provincia de Guantánamo.

En rueda de prensa desde la Casa Blanca, el presidente estadounidense anunció una de sus promesas que hiciera desde su llegada en 2008 a la Casa Blanca, y advirtió que " no le dejaría este problema al próximo presidente, sea quien sea".

Además el mandatario consideró como desfavorable mantener esta prisión en el territorio ocupado ilegalmente a Cuba, pues “No funciona y es muy cara”, de cerrarla, " permitirá ahorrar al gobierno estadounidense 85 millones de dólares anuales y quitará un arma propagandística al terrorismo".

Durante su intervención en torno al plan de cierre de la cárcel, el presidente Barack Obama acentuó además, que  " mantener abierta dicho penal en Guantánamo “es contrario” a los valores estadounidenses, “daña la lucha contra el terrorismo", además de ser vista a nivel mundial  como una mancha en nuestro historial”.

El plan propuesto por el mandatario de la Casa Blanca, discurre en el traslado de los 91 presos de este centro de detención a otras penitenciarías. De esta manera, 35 de ellos, han recibido la aprobación para ser enviados a terceros países “en los próximos meses”, expresa en su plan el presidente  Barack Obama. Mientras,  afirmó,  "de los 56 restantes, 10 afrontan cargos o han sido condenados en procesos ante comisiones militares y los otros son estimados como peligrosos para ser liberados o transferidos a un tercer país" .

La persistencia de este enclave, según afirmó el mandatario estadounidense, cuesta "450 millones de dólares al año",  es uno de los más caros del mundo, y por ende,  significa un hueco económico para la administración estadounidense. Además, constituye uno de los principales obstáculos para la normalización de las relaciones entre Cuba y Estados Unidos, para restablecer  los nexos diplomáticos entre ambas naciones.


Desde el año 2002, el gobierno de los Estados Unidos posee en la Ilegal Base Naval en Guantánamo, y en contra de la voluntad del pueblo y gobierno cubanos, una cárcel que dicho por el propio presidente Barack Obama, constituye una carga para la política exterior estadounidense. Por lo tanto, esperamos que se haga realidad plan de cerrar la prisión antes de que el mandatario estadounidense cese en dicho cargo.



viernes, diciembre 18, 2015

Más que el anuncio de una “nueva política”, se impone un cambio en la política de #EEUU hacia #Cuba

Tomado de Cubaminrex

A un año de los anuncios realizados el 17 de diciembre de 2014 por los Presidentes Raúl Castro y Barack Obama, y del regreso de tres de los Cinco Héroes cubanos que permanecían injustamente encarcelados en los Estados Unidos, se registran algunos avances en los vínculos bilaterales. 

El restablecimiento de las relaciones diplomáticas y la reapertura de embajadas en ambos países, el 20 de julio de 2015, estuvieron precedidos de la rectificación de la injusta designación de Cuba como Estado patrocinador del terrorismo. 
 
Además de los encuentros efectuados entre ambos presidentes, y entre el Canciller cubano y el Secretario de Estado estadounidense, han tenido lugar otras visitas de alto nivel entre los dos países. El diálogo que se ha sostenido confirma las posibilidades y la conveniencia, para los dos partes y para la región, de expandir la cooperación.
 
La seguridad aérea y de la aviación; la búsqueda y el salvamento marítimo y aeronáutico; y el enfrentamiento al narcotráfico, la emigración ilegal, el tráfico de emigrantes y el fraude migratorio, son áreas en las que se ha ampliado la cooperación. Otras nuevas se abren para el beneficio común, tales como la protección del medio ambiente, la aplicación y el cumplimiento de la ley, la seguridad marítimo-portuaria, el transporte aéreo directo y la salud.
 
En la esfera económico-comercial, sin embargo, apenas se han obtenido resultados tangibles. Las medidas adoptadas por el presidente Obama, aunque positivas, han demostrado tener un alcance limitado y han impedido avanzar más.
 
Para revertir esta tendencia, el Presidente de EE.UU. debería, en uso de sus prerrogativas ejecutivas, ampliar de manera decidida el alcance de las medidas que ya ha tomado y adoptar otras nuevas.
 
Más que el anuncio de una “nueva política”, se impone un cambio esencial en la política de los Estados Unidos hacia Cuba, que no desconozca los reclamos históricos y legítimos del pueblo cubano.
 
Para alcanzar relaciones normales entre ambos países, los Estados Unidos deben eliminar, sin condición alguna, el bloqueo económico, comercial y financiero que por varias décadas ha mantenido contra Cuba. 
 
Tampoco podrá hablarse de normalización, mientras no se devuelva el territorio que ocupa ilegalmente la Base Naval de Guantánamo y se eliminen otras políticas del pasado que son lesivas a la soberanía de Cuba.
 
Cuba ha reiterado su voluntad de continuar avanzando hacia la mejoría de las relaciones y de incrementar la cooperación en temas de interés mutuo. Diferencias existen y existirán en muchos ámbitos, pero se impone una coexistencia responsable sobre la base del respeto y la igualdad, para poder construir una relación distinta, en beneficio de ambos países y pueblos. Esta será la mejor contribución para las presentes y futuras generaciones de cubanos y estadounidenses, y para toda nuestra región.
 
Cubaminrex, 17 de diciembre de 2015

jueves, diciembre 17, 2015

Un año despúes de aquel 17 de diciembre de 2014, cubanos opinan sobre reestablecimiento de relaciones #Cuba - #EEUU

Aquel  17 de diciembre de 2014, Cuba vivió uno de los días más felices por más de 50 años felicidad  compartida no solo en tres hogares que ya completaban su núcleo familiar, sino por los más de 11 millones de cubanos que, por más de 16 años batallaron porque se hiciera Justicia, por el regreso de Los Cinco a su querida Cuba. 

Y fue uno de los días en que Cuba fue más feliz. Tras el silencio solo roto por los gritos, llegó la emoción, los Viva Cuba, las imágenes de los héroes, de los antiterroristas cubanos que llegaban a su Patria, a la Patria que durante su encarcelamiento en los Estados Unidos, siempre los comtempló orgullosa. Ya Fidel había dicho hace más de diez años que los Cinco Volverán y aquella frase, se hacía realidad.

Gerardo Hernández, Antonio Guerrero y Ramón Labañino, llegaban a Cuba y con ellos, llegaban las tan emotivas imágenes del abrazo en el encuentro con Raúl Castro, hasta la de los tres hombres abrazados entre llantos incontrolables, mientras besaban a madres, esposas, hijos, familiares y a sus compañeros de lucha René  y Fernando.
 Un año después el pueblo cubano opina sobre el progreso de este proceso.


Josefina Vidal: Se han registrado progresos importantes entre #Cuba y #EEUU


Josefina Vidal y Gustavo Machín, directora general y subdirector del Departamento de Estados Unidos del Ministerio de Relaciones Exteriores de Cuba, en conferencia de prensa hoy en La Habana. Foto: Desmond Boylan/ AP
Tomado de Cubadebate

A horas del primer aniversario del anuncio del 17 de diciembre del 2014, cuando los presidentes de Cuba y EEUU dieron a conocer su decisión de restablecer relaciones diplomáticas, Josefina Vidal pasó revista a los avances y a lo que aún falta para normalizar las relaciones entre Cuba y EEUU.

La Directora General del Departamento de Estados Unidos de la Cancillería cubana confirmó que el período está marcado por una diferencia sustancial, si se compara con la etapa precedente de las relaciones bilaterales. ”En el plano político, diplomático y de la cooperación bilateral se han registrado progresos importantes“, aseguró, e hizo un recuento de los encuentros, debates y hechos concretos que han marcado la etapa.

En primer lugar, se restablecieron las relaciones diplomáticas y se abrieron las embajadas, “hechos precedidos por la rectificación de la injusta inclusión de (Cuba) en la lista de países patrocinadores del terrorismo”.

También, se han celebrado dos encuentros entre los Presidentes de Cuba y EEUU, y entre sus Cancilleres; se han producido visitas de alto nivel, tanto de Ministros y Secretarios como de otros funcionarios de alto rango; ha aumentado la cooperación que ya existía en áreas de interés mutuo, como la seguridad aérea y de la aviación, la búsqueda de salvamento marítimo y aeronáutico, el enfrentamiento al narcotráfico, a la emigración ilegal, al tráfico de emigrantes y al fraude migratorio.

Aseguró que se mantienen las conversaciones respetuosas mensuales entre los mandos militares de Cuba y EEUU, en el perímetro de la Base Naval que mantiene el gobierno estadounidense en Guantánamo.

También, se han abierto nuevas áreas para la cooperación bilateral, y resaltó en particular cuatro: Protección del medio ambiente, Seguridad marítimo-portuaria, Aplicación y cumplimiento de la Ley, y Salud.

“Hemos iniciado diálogos sobre el cambio climático, las compensaciones mutuas, la trata de personas y los derechos humanos, que es un área en la que ustedes saben tenemos profundas diferencias, pero hemos decidido iniciar estos intercambios sobre la base del respeto y la reciprocidad”, aseguró.

Acuerdos y temas pendientes

Josefina detalló tres acuerdos relevantes para ambos países en este año, de ellos dos referidos a la protección del Medio Ambiente -una declaración conjunta de amplio espectro sobre el tema y un memorándum de entendimiento para el manejo de áreas marinas protegidas-. El tercer convenio versó sobre el correo postal directo, al que hizo referencia antes.

“Como ya les dije se está negociando un memorándum para el establecimiento de vuelos regulares entre los dos países y a su vez estamos intercambiando borradores sobre un proyecto de arreglo bilateral para la cooperación en el enfrentamiento al narcotráfico”, aseguró.
Reconoció que estos logros pudieron concretarse porque primó “el diálogo profesional y respetuoso entre los dos países basados en la igualdad y la reciprocidad”.

Sin embargo, en el área económico-comercial los resultados son apenas visibles. “Tenemos solamente suscritos dos contratos de servicio entre ETECSA y dos compañías de telecomunicaciones de EEUU”.

Las medidas anunciadas por el Presidente Obama, que modifican algunos aspectos del bloqueo a Cuba, aunque positivas y así lo ha reconocido la parte cubana, “tienen un alcance limitado, al punto de que entorpecen la implementación de esas mismas medidas. Eso tiene una repercusión directa en el hecho de que en esta área (económico-comercial) no se hayan obtenidos resultados notables como en otras”.

Recordó que el Presidente de EEUU tiene prerrogativas para cambiar esta situación y ampliar el alcance de las medidas. Por ejemplo, dijo, pudiera permitir el uso del dólar a Cuba en sus transacciones internacionales, el acceso a créditos privados, el comercio en ambas direcciones, y no de manera unilateral, como ocurre ahora.

“Por supuesto pudiera hacer extensivas a otras esferas económicas las mismas medidas que ya están en vigor para el área de las telecomunicaciones, donde se permite exportar, importar e invertir. Si eso se hiciera se estarían modificando aspectos claves del bloqueo a Cuba y permitiría concretar operaciones (comerciales) entre ambos países”, aseguró.

¿En qué ámbitos no hay avances?

La directora general de EEUU en la Cancillería, y quien fuera la jefa de la delegación cubana a las rondas de conversaciones entre los dos países para el restablecimiento de las relaciones, consideró que durante el año transcurrido no se ha avanzado en la solución de temas que para Cuba son esenciales: el levantamiento del bloqueo, el fin de los programas dirigidos a promover cambios internos en el país, la ocupación ilegal del territorio en la Base Naval de Guantánamo, las transmisiones radiales y televisivas, y el mantenimiento de una política migratoria preferencial para los ciudadanos cubanos, con un fuerte condicionamiento político. “Todo eso se mantiene”, enfatizó.

Para alcanzar la normalización de las relaciones, el gobierno de EEUU tendría que eliminar todas estas políticas, que consideró “de una época pasada que se mantienen todavía en plena aplicación”.

Y enfatizó: “Nosotros vamos a seguir trabajando como hemos hecho hasta este momento para avanzar en el acercamiento con el gobierno de EEUU y en la construcción de una nueva relación con ese país”.

Dijo estar convencida de que “aún con las diferencias que existen entre nuestros países, unos mejores vínculos solo reportarán beneficios para ambas naciones y para sus pueblos. Pensamos realmente que un modelo de coexistencia civilizada será la mejor contribución que nosotros podremos dejar a las presentes y futuras generaciones de Cuba y EEUU y a toda la región”, concluyó antes de pasar a la ronda de preguntas.

Qué no puede hacer el Presidente Obama

Josefina profundizó en los límites que el Ejecutivo estadounidense tiene frente a legislación del bloqueo. “Hay muy pocas cosas que por Ley el Presidente de los EEUU definitivamente no puede cambiar en materia de política de bloqueo a Cuba”, y detalló cuáles, según han corroborado los abogados que asesoran a la Cancillería:
  • Tiene las manos atadas para permitir los viajes turísticos a Cuba, por eso solamente ha actuado en 12 categorías reguladas por Ley;
  • No puede permitir créditos para la compra de productos agrícolas -pero todo lo demás sí-;
  • No puede permitir el comercio de Cuba con subsidiarias de empresas norteamericanas en terceros países;
  • No puede permitir ninguna transacción, incluyendo transacciones financieras, que estén asociadas a propiedades estadounidense nacionalizadas en Cuba;
  • Y por supuesto tampoco puede firmar un papel diciendo que el bloqueo a Cuba se terminó.
Con excepción de esos aspectos que son los que están realmente prohibidos por la Ley, todo lo demás se puede hacer, añadió Josefina.
Por tanto, el Presidente puede eliminar los aspectos que representan la extraterritorialidad en la aplicación del bloqueo a Cuba: “De hecho en su primer paquete de medidas él eliminó dos o tres -pequeñas- cosas que para Cuba no tenían un impacto grande, pues tenían que ver con operaciones en terceros países de cubanos residentes en esas naciones. Por tanto, ya él nos demostró que sí puede actuar sobre cuestiones referidas a la extraterritorialidad.”

Clave del éxito

La clave del éxito de todo este proceso está en el respeto en todos los intercambios y negociaciones que están teniendo lugar, sostuvo Josefina.
Reiteró que el respeto y la igualdad son rasgos característicos de la etapa que está transcurriendo en las relaciones entre Cuba y EEUU, y descartó que ahora hay urgencia por apurar pasos, antes de que culmine el mandato de Obama.

Enfatizó que esta etapa no está marcada por la urgencia y recordó que desde hace muchos años el gobierno de Cuba había estado trasladando su disposición a sostener un diálogo respetuoso con el gobierno de EEUU para avanzar hacia una mejoría de las relaciones: “Ya que estas condiciones se han creado, lo que estamos haciendo es un aprovechamiento adecuado de esas posibilidades para avanzar en las relaciones y yo creo que estamos trabajando con voluntad, ambas partes, para lograr esos avances”, aseguró.

Sobre la posibilidad de una visita de Obama a Cuba

El día que el Presidente de EEUU decida venir a Cuba, “será bienvenido”, dijo con énfasis la Directora General. Cuba siempre ha dicho y mantiene la posición de que “no va a negociar cuestiones inherentes al ordenamiento interno del país a cambio de una mejoría o de una normalización de las relaciones con EEUU”.

Son dos tópicos diferentes, subrayó. “Nosotros no pedimos a EEUU que cambien cosas que no nos gustan (como condición) para visitar ese país. Hay cosas de allí que no nos gustan. Nos gustaría un control sobre el uso de armas de fuego. Nos gustaría un mejor trabajo para disminuir los rasgos de discriminación. Cualquier país puede tener opinión sobre lo que ocurre en otro, pero eso no le da derecho a convertirlo en una condición para presionar por cambios que solo competen a las sociedades y ciudadanos de esos países”.

El día que Barack Obama “decida venir a Cuba y sea planteado por los canales oficiales, será bienvenido a nuestro país, de la misma manera que le damos la bienvenida a muchos jefes de Estado”, concluyó.

Lo que viene

“Tenemos muchos planes para el próximo año. Vamos a seguir promoviendo los contactos oficiales entre Cuba y EEUU, las visitas de alto nivel, las conversaciones sobre áreas de cooperación, vamos a identificar esferas de potenciales acuerdos entre los dos países, vamos a seguir dialogando sobre múltiples temas. Hay un gran abanico de opciones abiertas”, dijo.

Recordó que Cuba y EEUU sostuvieron en Washington el 30 de noviembre una ronda migratoria, cuyos puntos esenciales planteados por Cuba los acaba de reiterar el Presidente Raúl Castro durante la visita del mandatario de Costa Rica, Luis Guillermo Solís.

Josefina denunció “la persistencia de leyes y de políticas que se convierten en el incentivo para migraciones ilegales, irregulares, inseguras, desordenadas que exponen a cubanos a bandas de delincuentes, traficantes de personas, otros tipos de delitos, que afectan la integridad de los migrantes y genera problemas a los países de la región…”

Recordó que en Centroamérica y en otras naciones, centenares de miles de personas tratan de entrar a EEUU, también motivados por problemas económicos como pasa en Cuba. “Sin embargo, son retornados. La pequeña gran diferencia en el caso de los cubanos es que no son devueltos, y por supuesto que eso se convierte en el estímulo permanente para que esa situación continúe”.

Vea también: Cuba a las puertas de un acuerdo para restaurar vuelos comerciales regulares: Josefina Vidal