Página de la periodista cubana Raisa Martín Lobo. Un reflejo del Guantánamo de Cuba desde mi visión personal
Mostrando entradas con la etiqueta crimenes. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta crimenes. Mostrar todas las entradas

jueves, diciembre 09, 2010

Orlando Bosh: Los años que he vivido... con mi conciencia intranquila


Este 9 de diciembre a las 7 y 30 pm, se presentará en el Koubet Center de Miami el libro “Los años que he vivido”, del terrorista confeso Orlando Bosh, el otro cerebro pensante, junto a Posada Carriles, del monstruoso sabotaje al vuelo 455 de Cubana de Aviación, que despegara de Barbados hacia La Habana el 6 de octubre de 1976 y donde perdieron la vida las 73 personas a bordo.

El colaborador de Posada Carriles, quien no ha renunciado al terrorismo, todo lo cntrario, apoya las acciones violentas contra Cuba en un esfuerzo por derrocar a su gobierno, esta noche hará gala de “escritor” y se presentará para un público general con garantía de brindis y estacionamiento gratis.¡Tamaño acontecimiento para tan destacada personalidad del terroristo en el mundo!

Imagino el público que tendrá dicho preámbulo. En el Koubet Center estará lo más selecto de la sociedad miamense, no faltarán las botellas descorchadas, el brindis, el lujo… todo un acontecimiento sin precedente en la historia. ¿Es que esta “reconocida personalidad” lo amerita?, me pregunto.

Si fuera la editora del libro, sugeriría a su autor, titularlo: Los años que he vivido... con mi conciencia intranquila…,para hacer referencia a tamaña monstruosidad y al dolor que aún residen a flor de piel, en las familias de los jóvenes pasajeros: verdaderamente un infierno indescriptible.

Orlando Bosh, quien anda tranquilamente por las calles de Miami, hoy goza de la protección de las autoridades norteamericanas y del homenaje de ciertos sectores de la comunidad de Miami que lo glorifican como un héroe y les conceden perdones presidenciales en medio de la llamada "guerra contra el terrorismo" de Washington.

Durante las últimas cuatro décadas, en Cuba se han sucedido numerosos actos de sabotaje contra objetivos cubanos y Orlando Bosh, no escapa de estos. Esta noche el mentado mercenario, cuyo sangriento historial incluye no solo la voladura en pleno vuelo del avión de cubana, sino más de 50 acciones violentas en los Estados Unidos y otros países de América y Europa, se abre al público miamense para validar su dotes de terrorista y “escritor". !Que se levante el telón!

sábado, noviembre 27, 2010

El 27 de noviembre de 1871, Cuba se vistió de luto


El 27 de noviembre de 1871, en la explanada de La Punta, en La Habana, tuvo lugar un manchón indestructible en la historia de España, un tribunal militar español condenó a muerte a ocho estudiantes de Medicina de la Universidad de la Habana. ¿Su único pecado? Amar a la patria, tal como confesaron antes de ser asesinados. Pero eso no bastaba para consumar alevoso crimen.

Días antes, el profesor de anatomía, había faltado a clases y varios alumnos decidieron ir al cementerio de Espada. Voces oscuras tejieron una trama macabra y escandalizaron: "Profanada la tumba del periodista español Gonzalo Castañón”.

Testigos oculares habían aseverado que: “La bóveda no mostraba la más ligera huella de profanación, y una raya hecha mucho antes en el cristal que cubre las ofrendas florales fue todo lo que pudo ser atribuido a una mano irrespetuosa, si no hubiera estado cubierta por el moho el día de los hechos”.

Ante la acusación, los estudiantes siguieron jugando en la entrada del camposanto. Cuatro de ellos cogieron la carretilla destinada a transportar cadáveres a la sala de disección, y uno arrancó una flor del jardín... Eso les costó la vida a Eladio González, Carlos de la Torre, José de Marcos Medina, Pascual Rodríguez, Anacleto Bermúdez, Alonso Álvarez de la Campa, Ángel Laborde y Carlos Verdugo.

De espaldas al pelotón, de rodillas, en parejas y con las manos atadas frente a los muros de los barracones del Real Cuerpo de Ingenieros, cerca a la fortaleza de la Punta y a la cárcel de La Habana, a las cuatro y 30 minutos resonaron los fusiles contra los jóvenes. El 27 de noviembre de 1871, Cuba se vistió de luto.