Página de la periodista cubana Raisa Martín Lobo. Un reflejo del Guantánamo de Cuba desde mi visión personal
Mostrando entradas con la etiqueta dia de la ciencia y paz. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta dia de la ciencia y paz. Mostrar todas las entradas

martes, noviembre 10, 2015

En #Cuba la ciencia al servicio de un futuro sostenible

Este 10 de noviembre se celebra el Día Mundial de la Ciencia para la Paz y el Desarrollo. Celebrada hace 14 años, la fecha tiene como fin persistir en el encargo asumido por la Conferencia Mundial sobre la Ciencia, celebrada en Budapest en 1999, auspiciada por de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura y el Consejo Internacional de Uniones Científicas.

El lema de este año es “La ciencia al servicio de un futuro sostenible”. Esta es la razón para que este día los amantes de la paz dirijamos nuestros esfuerzos en aras de que la ciencia dé una mirada positiva a la producción de alimentos, la defensa del planeta y así colmar su brecha con la sociedad.

Cada avance científico conlleva al compromiso de los autores y de quienes se benefician con ello. Por tanto, está en manos de cada persona suscitar buenos hábitos y valores positivos a favor de la paz como único camino para que la humanidad viva y se desarrolle tranquilamente.

Las últimas décadas han registrado adelantos antes no conocidos de la ciencia y la tecnología a nivel mundial, y Cuba, país donde es prioridad que cada descubrimiento científico se convierta en un compromiso con la humanidad, no está ajena a esta realidad.

La ciencia y los científicos desempeñan una labor trascendental en la creación de sociedades sostenibles. Por ello, es puntual comprender el panorama científico mundial y estudiar las fuentes necesarias para conocer todo lo referente al cuidado de los recursos hídricos, la protección del medioambiente y, con ello, enfrentar al cambio climático.

El desbordamiento de los ríos, la presencia de ciclones, la sequía, derrumbes… devienen asuntos neurálgicos a nivel mundial. Dicha realidad, ha llevado al gobierno y al Estado a diseñar estrategias para proteger la agricultura, reducir los peligros de catástrofe y diversificar las fuentes de energía.

Y este es el llamado a todos los sectores de la sociedad cubana: hacer un mayor esfuerzo para incrementar el avance científico y tecnológico desde y fuera de las aulas. La invitación, además, está en promover iniciativas que nos permitan ser cada día más competitivos en un mundo altamente científico, situar a la ciencia en Cuba al servicio de un futuro sostenible.