Página de la periodista cubana Raisa Martín Lobo. Un reflejo del Guantánamo de Cuba desde mi visión personal
Mostrando entradas con la etiqueta ley de ajuste cubano. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta ley de ajuste cubano. Mostrar todas las entradas

domingo, enero 08, 2017

Crimen en Tarará: dolor multiplicado durante 25 años




Crimen en Tarará
Ha pasado 25 años  y la Ley de Ajuste Cubano sigue cobrando víctimas. Sin embargo, el abominable hecho aun se mantiene fresco en la memoria de los cubanos aquella mañana de duelo, indignación y repudio, cuando la Plaza de la Revolución José Martí de La Habana se llenó de pueblo, para rendir tributo a la valentía, al decoro, a la virtud.

Era la madrugada del  9 de enero de 1992 y siete delincuentes en su intento de robar una lancha de la Base Náutica de Tarará al este del litoral habanero, para salir rumbo a Estados Unidos, cometen uno de los crímenes más sanguinarios de la historia en Cuba: privaron de la vida a  4 jóvenes que cumplían con su deber de proteger el orden y la tranquilidad del país.

La escena era dantesca. El piso cubierto de sangre y todo desordenado en el local. En su interior, ya sin vida, los cuerpos de soldado Orosmán Dueñas Valero, de Tropas Guardafronteras; el sargento de tercera Yuri Gómez Reinoso, de la Policía Nacional Revolucionaria; y el custodio Rafael Guevara Borges, a quienes atacaron a traición para luego maniatarlos y acribillarlos a balazos. ¡Qué vandalismo!! 

Luis Miguel Almeida Pérez, uno de los asaltantes, había trabajado en el lugar hasta los primeros días de diciembre de 1991, y conocía cómo burlar la seguridad de la instalación. Yuri Gómez, Orosmán Dueñas y Rafael Guevara conocían su historia; excepto un pequeño dato: en este momento Almeida había utilizado sus conocimientos para forzar la seguridad e irrumpir impunemente en la garita.

Mientras este antisocial conversaba con el CVP Rafael Guevara Borges y el soldado Orosmán Dueñas Valero, el resto de los malhechores esperaban para agredirlos por sorpresa y, a pesar de la entereza los jóvenes,  fueron golpeados, atados de pies y manos y posteriormente, despojados de sus armas.

Sin embargo, al llegar a la embarcación los sucesos toman un giro definitivo. Ante los diversos intentos de salida ilegal del país que se sucedían por aquellos años, la je­fatura de guardafronteras resuelve aplicar me­didas enérgicas como quitarle a los motores la tapa del delko y la batería a los navíos. Por esta razón,  se frustró el intento de arrancar la nave y la posibilidad de salida del país de los asaltantes.

Sorprendidos, los elementos antisociales regresaron y ametrallaron a los tres jóvenes que yacían amarrados en el suelo, indefensos. El sargento de primera Rolando Pérez Quintosa, agente de la Policía al escuchar los tiros fue hacia el lugar y allí  en desigual combate, fue herido gravemente, causa principal para que durante 40 días se debatiera entre hemorragias e infecciones causadas por las perforaciones en su tórax y abdomen.

La rápida actuación de las fuerzas del MININT, del Sistema Único de Vigilancia y Protección, y la acción del pueblo, pusieron en menos de 48 horas a los autores del atroz crimen en manos de los tribunales. Posteriormente fueron detenidos los  otros causantes del  vandálico acto.
 

En tanto, Rolando Pérez Quintosa se hubiese salvado de no resultar imprescindible un medicamento solo producido en Estados Unidos, pero  cuando los amigos de la obra revolucionaria hicieron llegar el producto a La Habana, ya era tarde. El único sobreviviente de la masacre, decía adiós a la vida el 17 de febrero de 1992.
 

La crimen  de Tarará, no era el primer acto terrorista contra nuestro pueblo, pero si de los más atroces. Aquel nefasto día, en interminable  fila miles de cubanos desfilaron  frente al edificio del Ministerio del Interior para rendir tributo a los combatientes Yuri, Rafael, Orosmán y Rolando, quienes  se convirtieron en ejemplo para los jóvenes de todas las generaciones.

viernes, enero 18, 2013

Ley de Ajuste: Fraudes a los que lleva el absurdo (+ Video)

Por: Randy Alonso Falcón
( Tomado de Cubadebate) 

Mientras millones de inmigrantes siguen siendo perseguidos, expulsados o semiesclavisados en los Estados Unidos y se alarga la infinita espera a una reclamada reforma migratoria en ese país, la Ley de Ajuste Cubano -engendro político cocinado en los sazones de la Guerra Fría-, sobrevive como arma de estímulo a la emigración ilegal desde Cuba y como un irritante privilegio de cara al resto de las comunidades latinas en el imperio del Norte.

Tal excepción es ahora punto de mira de los truhanes y de quienes buscan desesperadamente legalizar de alguna forma su estatus en suelo norteamericano. Hoy se informaba en La Florida de la desarticulación de una red que vendía falsas actas de nacimiento cubanas a inmigrantes indocumentados de otras nacionalidades.

La estratagema era hacer pasar por cubanos estos indocumentados, para que, amparándose en la Ley de Ajuste Cubano de 1966, pudieran obtener la tarjeta verde de residencia en los Estados Unidos.

La Ley de Ajuste permite que los cubanos que lleguen ilegalmente a territorio estadounidense puedan permanecer en ese país y solicitar la residencia después de un año y un día de estancia; algo ni soñado para el resto de los inmigrantes hispanos.

“Esto ha estado sucediendo desde hace varios años”, declaró un abogado de inmigración de Miami. “Pero el problema se ha hecho más evidente después de que algunos extranjeros descubrieron la forma de aprovecharse de la generosidad de la Ley de Ajuste Cubano”.
Read more here: http://www.elnuevoherald.com/2013/01/17/1385926/red-vendia-actas-de-nacimiento.html#storylink=cpy

A la absurdidad le salen fantasmas. De la irracionalidad crecen los fraudes. Washington debiera pensar mejor en el sentido de una Ley del pasado que conduce a no pocas muertes en el estrecho de la Florida, convierte en política barata un tema humano y le provoca no pocos dolores de cabeza internos.

Vea documental “La agresión migratoria de Estados Unidos contra Cuba”, de los periodistas Ivón Deulofeu y Reynaldo Taladrid


viernes, noviembre 02, 2012

Ley de Ajuste Cubano: Ley asesina


Ley Migratoria en Cuba: A la par del sentir de los cubanos 

La ley de Ajuste Cubano, o Ley Asesina de Ajuste Cubano, cumple 46 años de existencia. Aprobada en EE.UU. con el fin de estimular a los cubanos a abandonar el país de forma ilegal poniendo en peligro sus vidas bajo la ilusión del sueño americano, deviene una  clara expresión de la política migratoria criminal, inmoral y discriminatoria del gobierno estadounidense contra el pueblo cubano.

Única de su tipo en el mundo, esta Ley
asesina constituye un  instrumento de la propaganda norteamericana contra Cuba. ¿Sus objetivos?  Desestabilizar nuestra sociedad,  denigrar el modelo socialista y sentar las bases para la creación de movimientos contrarrevolucionarios autorizados de realizar acciones terroristas y agresivas contra la Isla.

Este engendro, concede la admisión provisional en territorio norteamericano a los cubanos que arriben por vías ilegales y dispone que, al pasar un año y un día de haber llegado, se les otorgue la residencia definitiva. Pues a diferencia de los inmigrantes de otras nacionalidades, cualquier cubano que llegue a suelo americano, obtiene inmediatamente beneficios, facilidades para ser empleado y acceso a distintas prestaciones sociales, además de la posibilidad de obtener la residencia legal de modo casi automático al año de arribo al país.

Alentar a las personas que andan en busca del “sueño americano”, hacia las salidas ilegales del país y con ello, incitarlos a cometer estas aventuras,  consecuencia de una política asesina, carente de toda ética y sentido humano, es otro de los objetivos de esta Ley asesina.  

Por lo  tanto, recae sobre las autoridades del gobierno de los Estados Unidos, la responsabilidad de quienes han perecido, o corran el peligro de perder sus vidas, incluso niños, como el lamentable caso de la desaparición en el mar de la madre y a la postre, el secuestro por la mafia Miamense del cubano Elián González.

Cuba seguirá denunciando públicamente a esta “Asesina ley”, parte de una política migratoria concebida para desestabilizar y socavar la sociedad de la isla caribeña. De igual manera no se cansará de alertar a todos los cubanos, sobre los graves peligros que plantea como estímulo a la emigración ilegal de cubanos en condiciones de grave vulnerabilidad.

miércoles, noviembre 02, 2011

Ley de Ajuste cubano: Instrumento de la propaganda norteamericana contra Cuba


La ley de Ajuste Cubano, o Ley Asesina de Ajuste Cubano, cumple 45 años este 2 de noviembre. Aprobada en EE.UU. con el fin de estimular a los cubanos a abandonar el país de forma ilegal poniendo en peligro sus vidas bajo la ilusión del sueño americano, es una de las más claras expresiones de la política migratoria criminal, inmoral y discriminatoria de Estados Unidos contra el pueblo cubano.

Única de su tipo en el mundo, esta Ley, ofrece a los cubanos que arriben Estados Unidos de modo irregular e ilegal, privilegios que no reciben ciudadanos de otra nacionalidad ni país.

A diferencia de los inmigrantes de otras nacionalidades, según este engendro, cualquier cubano que llegue a suelo americano, obtiene inmediatamente beneficios, facilidades para ser empleado y acceso a distintas prestaciones sociales, además de la posibilidad de obtener la residencia legal de modo casi automático al año de arribo al país.

Más que un instrumento de la propaganda norteamericana contra Cuba, La Ley de Ajuste Cubano, constituye una muestra evidente de la postura obstinada de Washington respecto a Cuba en su propósito de rendir a la Revolución. Tiene como objetivo fundamental, desestabilizar nuestra sociedad , denigrar el modelo socialista y sentar las bases para la creación de movimientos contrarrevolucionarios autorizados de realizar acciones terroristas y agresivas contra la Isla.

Otra de los objetivos de este engendro, es alentar a las personas que andan en busca del “sueño americano”, hacia las salidas ilegales del país y con ello, incitarlos a cometer estas aventuras como consecuencia de una política asesina, carente de toda ética y sentido humano. Por tanto, recae sobre las autoridades del gobierno de los Estados Unidos, la responsabilidad de quienes han perecido, o corran el peligro de perder sus vidas, incluso niños, como el lamentable caso de la desaparición en el mar de la madre y a la postre, el secuestro por la mafia Miamense del niño cubano Elián González.

Cuba seguirá denunciando públicamente a esta “Asesina ley” que forma parte de una política migratoria concebida para desestabilizar y socavar la sociedad de la isla caribeña. De igual manera, no se cansará de alertar a todos los cubanos, sobre los graves peligros que plantea como estímulo a la emigración ilegal de cubanos en condiciones de grave vulnerabilidad.

miércoles, agosto 24, 2011

Mercenarios apoyan ley asesina de Ajuste cubano





En declaraciones a la emisora del gobierno de Estados Unidos Radio Martí, los mercenarios cubanos, Laura Pollán y Manuel Cuesta Morúa hicieron explícito su apoyo a las "reformas" que intenta realizarle a la ley asesina de Ajuste cubano, el congresista de origen cubano David Rivera.