Página de la periodista cubana Raisa Martín Lobo. Un reflejo del Guantánamo de Cuba desde mi visión personal
Mostrando entradas con la etiqueta niños. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta niños. Mostrar todas las entradas

miércoles, junio 12, 2013

En Cuba no tenemos maltrato infantil ( Fotos )

Hoy es el Día  mundial contra el trabajo infantil, sin embargo,  la Organización Internacional del Trabajo (OIT), reveló que más de 10 millones de niños laboran en el mundo como trabajadores domésticos en condiciones peligrosas y en ocasiones iguales a la esclavitud. 

En Cuba, los niños y niñas son privilegiados porque los llenamos de mucha ternura, felicidad y amor y tienen además, el derecho de crecer saludables, de ser escuchados y participar en la construcción del futuro que les pertenece.

Gracias a las imágenes del fotoreportero Leonel Escalona Furones del periódico Venceremos, de Guantánamo, podemos mostrar a los lectores la alegría desbordada de quienes reprtesentan el presente y futuro en Cuba... 











jueves, junio 02, 2011

Afganistán y todos los niños invisibles


Por Sheyla Valladares
El líder afgano Hamid Karzai acusó el martes, con diez años de atraso, a la OTAN
de actuar como una “fuerza de ocupación” por los bombardeos contra civiles, que
causaron la muerte el sábado último, a 12 niños en la provincia de Helmand, considerada una de las áreas de mayor influencia del movimiento insurgente talibán y por lo tanto una zona donde la Fuerza Internacional de Asistencia a la Seguridad(ISAF) actúa regularmente.

Estas muertes reafirman la revelación hecha hace algunos días por la Afghan Rights Monitor (ARM) de que 739 niños han perdido la vida en lo que va de año en Afganistán, como resultado del conflicto bélico que dura una década y en el que dos de cada tres víctimas mortales son menores de edad.

La población civil afgana ha sido sistemáticamente diezmada desde que comenzó en este país en el 2001, la cruzada contra el terrorismo encabezada por Estados Unidos y las fuerzas de la OTAN. Las matanzas de civiles en el 2010 ascendieron a 2.777, un aumento del 15% respecto a 2009.

Cuando ocurre un hecho como el del sábado último el líder afgano acostumbra a lanzar “advertencias” contra las acciones de las fuerzas de la Alianza, a las que esta invariablemente responde con “sinceras disculpas” por los daños colaterales, pero dejando muy claro, como sucedió en esta última ocasión, que los bombardeos, donde pueden morir muchos pequeños y de hecho mueren, siguen siendo necesarios.

La OTANtambién ha puesto como pretexto el momento que vive Afganistán, en el que las fuerzas afganas asumen paulatinamente la responsabilidad de la seguridad en el territorio como parte de un proceso que debe completarse a finales del 2014. Por lo tanto cualquier respuesta ante las acciones de la insurgencia tiene que considerarse como válida, aunque en ellas pierda la vida aproximadamente un millar de niños cada año.

Las fuerzas extranjeras se están esforzando para hacer el mejor trabajo posible, a fin de que sus colegas afganos tomen buena cuenta de ello. Por eso seguirán, tal como lo han planteado, el modus operandi habitual, las incursiones nocturnas y los bombardeos a hogares civiles para neutralizar las posiciones de la insurgencia, cuyo resultado más visible son un gran número de bajas civiles y detenciones, que en la mayoría de los casos no proceden por no contar con pruebas fehacientes.

Y está comprobado que cuando ocurre una matanza sin sentido como la de este sábado resurge la cólera popular, o lo que es lo mismo, el número de bombas colocadas al borde de los caminos y disminuye la proporción de bombas entregadas por la población a las fuerzas de la seguridad extranjeras.

A pesar de la indignación tardía de Karzai y legítima del pueblo afgano, principal víctima de este conflicto, este 1 de junio, día internacional de la infancia, los niños siguen jugando, si es que acaso lo hacen, en uno de los medio ambientes más contaminados por minas terrestres y restos de explosivos de guerra, donde más de 5 millones no pueden acceder a la educación, y son cada vez más vulnerables a la enfermedad y la desnutrición.

Las partes involucradas en el conflicto bélico, tome el tiempo que tome zanjarlo,
que no parece ser muy pronto, deberán ejecutar medidas eficaces para garantizar la seguridad y protección de los menores, para que no sigan constando en las listas de las bajas como simples números que indiquen los resultados de los incursiones armadas.

jueves, septiembre 24, 2009

La infancia: rostro de una sonrisa tierna

Sucedió hace unos días en una de las calles de nuestra ciudad. Estaba delante de mí, sin embargo, no era la pequeña a quien su madre llevaba al parque vestida con batas y lazos, sino a una niñita disfrazada de mamá: vestidito corto y a la cadera, pulsos, cartera, aretes largos, sandalias de tacones altos y por demás, unos audífonos en los oídos.

Tras la reflexión, me pregunté: ¿Actuamos correctamente al tratar de “quemar etapas” en la vida de nuestros descendientes, o preferimos que todo llegue en su debido tiempo? Si meditamos en esto, acertamos en que la infancia, esa que al asomarse dibuja en el rostro una sonrisa tierna, es uno de los mejores períodos vividos por la mayoría de las personas.

La infancia colma la vida de buenas cualidades y esta es una realidad suficiente para inferir en cuán resulta dañina dejarla de vivir a plenitud. Por lo tanto, debemos de cuidarla y protegerla de algunas preferencias que hoy se arraigan en la población infantil.

Un problema latente en estos tiempos y en el que los adultos en ocasiones involucramos a los pequeños, es en cuanto al tema de la música y lo que se baila con ella. ¿Quién no ha visto a los niños y niñas “disfrutando” en un cumpleaños con esas descomposiciones musicales? ¿Cómo permitimos que se distorsione el gusto estético de los pequeños?

Por otra parte, ¿Te has percatado, amigo lector, cómo algunas pequeñas bailan con un movimiento tal de caderas que parecen una batidora? ¿Por qué se permite en los establecimientos públicos donde se celebran cumpleaños, este tipo de música, que nada tiene que ver con los gustos de los niños y niñas?

Este tipo de música y bailes que se han generado últimamente en las fiestas para niños y niñas, no están acordes a sus edades, sin embargo, debemos de admitir que infelizmente, canciones como A la rueda rueda, Dame la mano, El ratoncito Miguel… y otras apropiadas para esta primera edad, han quedado grabadas para los programas de la radio, de televisión y concursos de música infantil.

Las escuelas desempeñan un rol determinante en este empeño, en ellas se ha suscitado el concurso Cuba, qué linda es Cuba, con la finalidad de rescatar nuestro acervo cultural y tanto en la televisión nacional como territorial, se promueven espacios para el desarrollo de la música infantil, sin embargo, aún no es suficiente, en casa, también debemos de estar atentos para no imponerle a los pequeños los gustos de adultos.

La tarea está planteada y no resulta dificultosa. Hay que guiar a los niños y niñas hacia la búsqueda de los valores musicales. Para ello, los menores deben de hallar, con ayuda de los adultos que le rodean, el verdadero camino de su niñez, esa que por irrepetible, no se debe de perder.

miércoles, julio 01, 2009

La Edad de Oro entró a Cuba por Guantánamo

La Edad de Oro, revista mensual dedicada al recreo y la ilustración de los niños, se empezó a divulgar en Nueva York en julio de 1889. Fue una publicación literaria escrita con el ingenio, exquisitez y surgida del talento creador y la pluma dorada de uno de los hombres más visionarios y prolíferos de América: José Martí.

La revista permite apreciar el ingenio de aquel gran publicista que también escribió para los más pequeños. Cuentos, versos y artículos instructivos, como "Tres Héroes", donde Martí presenta a los niños tres de los grandes patriotas de nuestra América: Bolívar, San Martín e Hidalgo; "Las Ruinas indias", donde describe con estilo inigualable las ciudades desaparecidas de la América indígena; aparecen en esta publicación para ser comprendida por los niños de América.

Entrega, amor y vehemencia en el afán de comunicarse con la gente menor y afianzar el sentimiento de pertenencia a su tierra, puso nuestro Martí en esta imperecedera obra literaria. De esta memorable revista, convertida en texto de referencia solo se publicaron cuatro números.
En el primer número explica el propósito e interés que los animan a escribir para los niños de América: “para eso se publica la Edad de Oro: para que los niños americanos sepan cómo se vivía antes, y se vive hoy en América, y en las demás tierras, y cómo se hacen tantas cosas…”. Y con palabras así de sinceras, el Hombre de la Edad de oro, rompe con los cánones literarios de la época.

El segundo número constituye lo que para él significaría la publicación, y expresa: “La Edad de oro no quiere morir, por que nadie debe morir mientras sirva para algo, y la vida es como todas las cosas, que no debe deshacerlas sino el que puede volverla a hacer (…).Los niños debían juntarse una vez por semana, para ver a quién podían hacerle algún bien, todos juntos…y todos en coro, cogidos de la, mano, les daremos gracias con el corazón (…).

(…) Las cosas buenas se deben hacer sin llamar al universo para que lo vea a uno pasar. Así expresa José Martí en el tercer número de la mentada publicación, y agrega: Se es bueno por que sí, y por que allá adentro se siente un gusto cuando se ha hecho un bien, o se ha hecho algo útil a los demás. Eso es mejor que ser príncipe: ser útil. Los niños debían echarse a llorar cuando ha pasado el día sin que aprendan algo nuevo, sin que sirvan de algo (…).

En octubre de 1889, se editó el número final. Cuánta tristeza y amargura causó la terminación de este noble proyecto al hombre de la Edad de Oro, amigo fiel y sincero de los niños de nuestra América. En el mismo señala: “Se ha de conocer las fuerzas del mundo para ponerlas a trabajar (…) El hombre ha de aprender a defenderse y a inventar, viviendo al aire libre(…) La vida de tocador no es para hombres (…). Y en el citado mes escribe una carta a su amigo Manuel Mercado donde expresa que por primera vez, a pesar de lo penoso y azarosa vida, abandona lo que con tanto amor emprende.

PERO… ¿CÓMO, DÓNDE Y CUÁNDO LLEGA LA EDAD DE ORO A GUANTÁNAMO?

Casualmente, en el año en que se publicó la revista para los niños de América, en la villa de Guantánamo se fundó La Sociedad La Luz, catalogada en ese momentos en el país como el más importante edificio local y primera institución defensora de la cultura cubana, además, constituía un centro conspirativo contra la metrópolis española, donde se forjaron las ideas independentistas enarboladas en la gesta del noventa y cinco.

Alrededor de 1885, cuando establece su residencia en la villa Guantánamo el afamado patriota Amador Esteva y Mestre, natural de Santiago de Cuba. Este hombre fue uno de los miembros fundadores de la Sociedad. Conoció a José Martí en New York y habían entablado lazos de amistad alrededor de 1880 en los Estados Unidos, donde establecieron una fuerte amistad.

El Maestro urgido de enviar la revista a Cuba y conocedor además de la calidad humana y el patriotismo de Amador Esteva, le escribe una carta fechada el 27 de julio de 1889 para ultimar los detalles en torno a su tan querida revista, donde le explica: "Esta misma, valgan verdades, no se la escribiría, de puro abochornado, si no le hubiese ofrecido al editor de La Edad de Oro, buscarle, por medio de Usted, un buen agente en Guantánamo. Usted debe haber recibido la circular, porque ya se la mandé y ahora recibirá el primer número. Dígame si he salido airoso, y si he dado con la manera de hablar con la gente menor".

De esta manera y sin demora alguna, comenzaron a llegar a la villa de Guantánamo los paquetes con los ejemplares de la revista remitidos por su insuperable autor. Se asomaba una nueva misión que consistía además en enviar a los editores las remesas correspondientes y coordinar desde Cuba, todo lo concerniente a suscripciones, correspondencias y clubes de lectores, en torno a la publicación martiana."

LA SOCIEDAD LA LUZ

Una confrontación entre criollos y peninsulares motivada por el ardor político del momento aceleró el surgimiento en Guantánamo de la Sociedad La Luz. Proyecto al que se sumaron acaudalados independentistas cubanos y catalanes de ideas liberales. Juntos procuraron muebles, cubiertos y materiales encargados a famosos creadores de Francia y Estados Unidos.

La inauguración de la Sociedad La Luz también constituyó una muestra del fervor patriótico en la región. Hasta la Sociedad La Luz de Guantánamo, ubicada en las actuales calles Calixto García y Emilio Giró, convertida entonces en un centro de conspiración contra la metrópolis española, llegaron a nombre de Amador Esteva los paquetes con La Edad de Oro. Así, desde este territorio oriental se distribuyeron a varios lugares del país.


Hasta el momento, se desconoce la existencia de otro punto en Cuba que haya asumido de igual forma a la noble tarea, por lo tanto, el hecho ennoblece con creces la tradición patriótica guantanamera.Desde la Sociedad La Luz, convertido luego en el Liceo La Luz, comenzaron a llegar a nombre de Amador Esteva, los paquetes con los primeros ejemplares de la revista Edad de Oro a Guantánamo, los que se distribuyeron a varios lugares del país. Este hecho, unido a la tradición de lucha influyó en el ánimo, el fervor y la formación del mambisado en este territorio oriental.