Página de la periodista cubana Raisa Martín Lobo. Un reflejo del Guantánamo de Cuba desde mi visión personal

jueves, agosto 13, 2009

Fidel Castro: 83 años de luz, verbo, épica y entereza

Pocas veces se tiene la oportunidad de compartir con un líder de tan alta estatura moral y ética como la del Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz, y este es un privilegio que tenemos los cubanos, orgullosos de sabernos queridos y cercanos a uno de los grandes hombres de la historia.

Este 13 de agosto cumples 83 años de edad y sabemos que tu pensamiento sigue en tu pueblo, en la lucha contra el terrorismo, contra el espionaje y por la liberación de nuestros cinco prisioneros injustamente por el gobierno de los Estados Unidos.

De Fidel el Che dijo: ''Hay que estar cerca de él para darse cuenta de su personalidad, de su grandeza, de la disciplina que impone -no por la fuerza, sino por el poder de atracción-. En la guerrilla, cuando todos desfallecíamos de fatiga, él nos levantaba el ánimo.

Es un hombre incansable, estudioso y reflexivo, pero acometedor, expresó el Guerrillero Heróico. Sus valores morales son inestimables, es un gran amigo, incapaz de abandonar a un compañero, aun en las peores circunstancias. Su pensamiento constante es la Revolución''.

Con tu ejemplo, seguimos enfrascados en la batalla contra la corrupción, en una fuerte campaña por promover el ahorro energético y por transformar todo el sistema de generación de energía en el por mejorar aún más la calidad y eficiencia de nuestros sistemas de educación y de salud.

Y puede que ahora mismo estés a punta de pluma, buscando alguna reflexión, avisando al soldado donde poner la mira. Quizás estés diseñando un parque de diversiones para los chicos del campo, o una escuela casi pegada al mar… pero estás ahí, con tu pueblo.

A ti, mi Comandante guerrillero y amigo de todos los pobres del mundo, va este mensaje. A tí, ejemplo de líder de los que quieren paz, a quien evoca la la humanidad, a quien le aprieta las manos, tu pueblo te felicita y abraza. Eres verbo constante del padre nuestro latinoamericano. Eres Luz, épica y canción. Presente y mañana. Inconformidad y perseverancia. Precepto y principio. En suma: Hombre e ideal de lucha.