Mostrando entradas con la etiqueta Luis Posada Carriles. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Luis Posada Carriles. Mostrar todas las entradas

Barbados: 38 años de un Crimen sin Castigo



Aún los corazones cubanos se sienten detenidos como aquel 6 de octubre de 1976. Ha pasado 38 años, sin embargo, el Crimen de Barbados aún estremece las fibras más sensibles de cualquier ser humano porque basta solo un poco de nobleza moral para solidarizarse con las víctimas y sus familiares.. 

Hay quienes no lo recuerdan o simplemente no vivieron ese día,  sin embargo, aún duele atentado terrorista a causa de la explosión de dos bombas que fueron colocadas en el interior del vuelo 455 de Cubana de Aviación con destino a La Habana.  Todavía las  familias lloran la pérdida de 73 vidas inocentes. Esperan Justicia.

En el atentado terrorista perdían la vida 73 personas, 11 jóvenes guyaneses que estudiarían Medicina en Cuba, cinco funcionarios de la República Popular Democrática de Corea y 57 cubanos y 16 esgrimistas del equipo juvenil, con sus entrenadores. Regresaban al país llenos de júbilo tras conquistar todas las medallas de oro del cuarto Campeonato Centroamericano y del Caribe de Esgrima, celebrado en Caracas, Venezuela.

Una estocada por la espalda, un arañazo a traición, eso fue el alevoso crimen.
Al poco tiempo se supo toda la verdad. El crimen había sido ideado por los terroristas de origen cubano Luis Posada Carriles y Orlando Bosch, en tanto, la  ejecución,  se puso en manos de los ciudadanos venezolanos Hernán Ricardo y Freddy Lugo.

Estos atletas dijeron adiós a la vida en plena flor de su juventud. La bomba segó sus vidas y todo parece indicar que al cabo de 38 años,  no  habrá nuevas condenas para los culpables ni para quienes los han apañado durante tanto tiempo. Sin embargo, olo la sanción moral de los pueblos y las personas honestas y decentes de todo el mundo que alzan sus voces contra el atentado terrorista.

Hoy, el sabotaje al avión civil cubano de aquel 6 de octubre de 1976 ha quedado para la historia,  como un ejemplo de la hipocresía del gobierno de Estados Unidos,  verdadera cuna de acciones terroristas y ciudad que aún mantiene prisioneros injustamente a los
tres antiterroristas cubanos Ramón Labañino, Antonio Guerrero y a Garardo Hernández.

Fabio: el joven italiano deportista y amante de Cuba


No se puede pensar en él sin temblar, sin recordar a quienes han sido en Cuba víctimas del terrorismo por parte del gobierno de los Estados Unidos. Era 4 de septiembre de 1997 y el hecho ahí, latente en el alma de todos los cubanos. 

Ese día, el odio de quienes no perdonan que esta Isla se levante y eche a andar  soberana e independiente, apagó la vida de Fabio Di Celmo, el joven italiano deportista y amante de Cuba de apenas 32 años, cuando una bomba le estalló  en el lobby bar del Hotel Copacabana, en primera y 44, en Miramar.  


¿Sus asesinos? Imperecederos enemigos de la Revolución Cubana anidados en la extrema derecha de Miami de la mano de Raúl Ernesto Cruz León, mercenario salvadoreño que confesó haber actuado bajo las órdenes de Francisco Chávez Abarca, compinche de Luís Posada Carriles, garante de la voladura del avión de Cubana de Aviación el 6 de octubre de 1976 y  por demás, un “héroe” para la CIA.


Aunque para sus asesinos Fabio Di Celmo  “estaba en el lugar y en el momento equivocados”, no era justificación para acometer el vandálico hecho. Este joven, nacido en Génova, el primero de junio de 1965 y amante de la lectura y al fútbol, llevaba casi dos meses en La Habana, en asuntos de negocios donde anhelaba establecerse como residente permanente en esa ciudad. Fabio no merecía como otros, pertenecer a la lista de víctimas del Terrorismo.



Y esta es una de las razones por las que Cuba exige justicia ante este crimen y otros cometidos por el gobierno de los Estados Unidos. Sin embargo, año tras año, la administración de Barack Obama hace caso omiso a este reclamo y continúa acogiendo en su territorio al autor intelectual de este y otros crímenes perpetrados desde La Florida.


“Tal barbarie imperialista no puede impedir que el pueblo de Cuba y la familia del deporte nacional te recuerde, Fabio”. Así reza  la tarja que nos recuerda el repudiable crimen que, como todo acto terrorista, no deparó en ingenuidades y colocó a un turista italiano en la mira de sus acciones anticubanas.


Sin embargo, hoy Fabio Di Celmo se multiplica en los miles de jóvenes en el mundo que se aproximan a esta Isla caribeña con la ilusión de quererla. Jóvenes que como él, estarían en la primera línea en la lucha por la Paz, la unidad, el amor y la justicia de los pueblos, porque estas son las razones poderosas por las que el mundo podría sobrevivir.

Posada Carriles: Lo que dijo y lo que calló hoy el terrorista a la CNN



Entrevistado hoy por la CNN, el terrorista Posada Carriles prefirió callar sobre su papel en la organización de una cadena de atentados con bombas contra varios hoteles en La Habana, en 1997, donde perdió la vida al turista italiano Fabio Di Celmo.

Según explicó ante las cámaras, el también autor de la voladura de un avión
civil frente a las costas de Barbados en 1976, no costestaría nada al respecto
"porque eso puede incriminarme. No quiero hablar de ese tema porque ya se
habló mucho en el juicio".

En el video insertado arriba se retoman las declaraciones de Posada Carriles sobre el tema realizadas en otras ocasiones. Una edición que la CNN perfectamente pudo haber hecho en aras de la objetividad periodística.

Por lo visto, la cadena televisiva, al igual que el terrorista, prefirió optar
por el silencio.

No acusaron a Posada y castigaron a los Cinco, dice Alarcón


El pasado 19 de enero, en el juicio de Posada Carriles en El Paso, se conoció que la fiscal en el caso de los Cinco Héroes rechazó una petición de encausar al terrorista. Gina Garrett-Jackson, funcionaria del Departamento de Seguridad, confesó bajo juramento que en agosto del 2005 le pidió a Caroline Heck-Miller “que considerara procesar penalmente a Posada. Sin embargo, ella no estaba interesada en eso, y por tal motivo, yo dejé de pedírselo”, declaró en el juicio.

Sobre estos nuevos acontecimientos y su repercusión conversó con Cubadebate Ricardo Alarcón, Presidente de la Asamblea Nacional del Poder Popular, al concluir la Mesa Redonda de la Televisión Cubana, transmitida este martes con el tema “Los Cinco y el juicio a Posada Carriles”.

-¿Qué trascendencia tiene para la solicitud del habeas corpus de Gerardo Hernández esta revelación?

-La petición de habeas corpus lo que abre es un proceso que no ha terminado. La fiscalía tiene que responder y luego la defensa replicará. Lo que salió a relucir en el juicio de El Paso es un hecho nuevo, después de presentada el habeas corpus. Por supuesto, yo creo que es un elemento a utilizar, es fundamental, porque es la prueba de que todo el proceso contra los Cinco no era otra cosa que una maniobra políticamente motivada por el afán de amparar a los terroristas. En este caso no acusaron a Posada y castigaron a los que trataron de develar sus planes.

Todo esto ocurre exactamente en agosto del 2005, cuando la Corte de Apelaciones anula el juicio contra los Cinco, precisamente aduciendo que Miami era un lugar imposible para un proceso justo y citando todo el historial terrorista de Posada Carriles. Pues resulta que al mismo tiempo la señora Heck Miller bloquea cualquier acción legal contra Posada por esas actividades, cuando ella debió haber aplicado el criterio de la corte superior y encausar a Posada. Lo que pasa es que eso se sabe ahora seis años después.

Luis Posada Carriles y el caso de los Cinco


Desde hace ya doce años, están prisioneros en los Estados Unidos Cinco cubanos dignos que no hacían más que impedir acciones terroristas que, desde Miami, operaban contra Cuba. ¿Entre los cabecillas de estos actos? Luis Posada Carriles, connotado terrorista que será condenado esta vez por 11 cargos menores de fraude, obstrucción de procesos, perjurio y falsas declaraciones, sin embargo, la Casa Blanca se niega a juzgarlo por sus verdaderos crímenes.

Ex agente de la CIA, Posada tiene que responder ahora no solo por mentiroso, sino también por crímenes cometidos que a lo largo de su vida, por ejemplo el ser artífice de la voladura de un avión de cubana el 6 de octubre de 1976 donde perdieron la vida 73 civiles o por planificar la colocación de bombas en hoteles cubanos.

Otras causas que carga en sus hombros este “distinguido” asesino, que es capaz de alegar que “esas acciones no hacen que duerma como un bebé”, es la muerte del joven turista italiano Fabio Di Celmo en 1997, en un hotel de La Habana y, en el año 2000, llevara a cabo el proyecto de atentado contra el Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz en la Universidad de Panamá.

Con la táctica a seguir con Posada Carriles, las autoridades norteamericanas, presionadas por los grupos extremistas cubanos del sur de la Florida, han puesto en absoluta evidencia la doble moral de su guerra contra el terrorismo. Es una indiscutible burla para la comunidad internacional.

El tratamiento a este asesino quien se pasea tranquilamente por las ciudades de Miami, es risible. Mientras buscan la manera de justificarle todos sus crímenes y ahora solo quieren condenarlo por “mentiroso”, el gobierno de Obama mantiene prisioneros a Cinco valerosos cubanos por impedir acciones terroristas justamente en los Estados Unidos. Realmente una gran ironía.

Es apremiante que todas las personas honestas del mundo alcen sus voces contra la guerra, contra el terrorismo y la liberación inmediata de los Cinco antiterroristas cubanos. ¿La razón? Tienen en sus propias narices, una prueba irrefutable de la carencia de ética de la actual administración de Washington: Proteger a Luis Posada Carriles.

El gobierno de Washinton, en cumplimiento de sus obligaciones internacionales, tiene que enjuiciar a Posada Carriles como lo que es, un asesino. Argumentos suficientes los hay. Este terrorista confeso e internacional, tiene que cumplir por todas las atrocidades que ha protagonizado.

Nuevas revelaciones sobre el terrorista Luis Posada Carriles en la Televisión Cubana


De acuerdo con el sitio Razones de Cuba, la Televisión Cubana presentará un reportaje especial de aproximadamente 40 minutos que aporta nuevas revelaciones sobre las acciones terroristas de Luis Posada Carriles, autor intelectual de la voladura de un avión civil cubano y de la cadena de explosiones en centros turísticos cubanos en 1997.

Luis Posada Carriles no solo reclutó y contrató al salvadoreño Francisco Chávez Abarca, un encargado de ventas del taller Moldtrok, de San Salvador, para cometer atentados en La Habana en 1997, sino que participó personalmente en la preparación del material explosivo que se usó en las acciones terroristas, afirma la nota firmada por Jean-Guy Allard.

Las pruebas las aportó Chávez Abarca en el curso de su reciente juicio en La Habana.

En el proceso judicial de dos días que tuvo lugar en la Sala de los Delitos contra la Seguridad del Estado del Tribunal Provincial Popular de Ciudad de La Habana, Chávez Abarca reconoció plenamente su culpabilidad al describir las circunstancias de su reclutamiento y de las operaciones que Posada le encargó.

En un momento del interrogatorio de más de 200 preguntas que le hizo la Fiscalía, el acusado cuenta como viajó a Cuba con explosivos escondidos “debajo de la plantilla” de sus zapatos.

“¿Y quién le compró estos zapatos?”, le preguntan. “Posada”, contesta el salvadoreño. En otro fragmento de su testimonio, Chávez Abarca cuenta como Posada intervino para esconder con sus propias manos el C-4 en un televisor que transportaría Raúl Cruz León. Este mismo C-4 que, en el hotel Copacabana, del reparto Miramar, provocó la muerte del joven turista italiano Fabio Di Celmo, el 4 de febrero de 1997.

Lea el reportaje completo en Razones de Cuba.

TV cubana presentará nuevas evidencias de terrorismo de Luis Posada Carriles


La Televisión Cubana transmitirá próximamente momentos del juicio seguido contra Francisco Chávez Abarca, quien se declaró culpable de los cargos por terrorismo y aseguró que fue Luis Posada Carriles quien lo reclutó en El Salvador para llevar a cabo una cadena de atentados con bombas en la Isla en 1997, que costó la vida al turista italiano Fabio di Celmo.

En un spot divulgado anoche que anuncia el programa especial, se ven momentos del juicio celebrado en la Sala de los Delitos contra la Seguridad del Estado del Tribunal Provincial Popular de Ciudad de La Habana, el martes 21 de diciembre de 2010, que impuso la sanción de 30 años de privación de libertad al salvadoreño.

“Yo me declaro culpable de estos actos que hice… a mí se me acercó Posada Carriles, un terrorista internacional, de la manera más inesperada, en mi trabajo. Yo trabaja en los Talleres Moldtrok, yo era encargado de ventas del servicio del taller, que es un taller de obra y banco. Y me lo presentó mi jefe”, afirma Chávez Abarca.

Abarca reconoció haber reclutado a varios ciudadanos centroamericanos para los atentados de 1997, en los que murió el joven turista italiano. Entre ellos, mencionó a su compatriota Ernesto Cruz León condenado a muerte por ser uno de los ejecutores de los atentados.

Otro acusado por la misma causa, Otto René Rodríguez Llerena, fue reclutado por Luis Posada Carriles para poner las bombas. El Tribunal Supremo de Cuba les conmutó a Cruz León y Rodríguez Llerena la pena capital por 30 años de cárcel, en sendas vistas de apelación el 3 y el 6 de diciembre.

Como se conoce, Chávez Abarca fue detenido el 1 de julio de 2010 en el aeropuerto de Caracas cuando pretendía ingresar a esa nación utilizando una identidad falsa con el propósito de realizar acciones violentas.

El 7 de julio de 2010 fue trasladado a nuestro país en acatamiento a la orden de circulación realizada por Cuba a la Interpol, y sometido a proceso investigativo y de instrucciones, por constituir uno de los eslabones principales de la red terrorista estructurada en Centroamérica por la Fundación Nacional Cubanoamericana (FNCA) y Luis Posada Carriles.