En Cuba un solo camino: el socialismo


Primero de Mayo en Cuba
Cuba está de Fiesta. Los trabajadores y el pueblo en general desfila este Primero de Mayo, día internacional de los trabajadores, en respaldo mayoritario a la Revolución, inmersa en la actualización de su modelo económico y social para la construcción de un socialismo próspero y sostenible.

Hoy en todas las plazas cubanas, los colores de la enseña nacional, rojo, blanco y azul, reinarán en la gran marcha del proletariado y en las banderas y pancartas, los rostros de los líderes sindicales identificarán a los diferentes sindicatos y a los trabajadores en sus más altos valores morales.

Los cubanos que desfilamos hoy somos protagonistas de una historia de lucha, cargada de heroísmo y también de hostigamiento por la única razón de querer ser un país libre e independiente. Y así seguiremos, porque tenemos el legítimo derecho de escoger nuestro propio destino.

Este Primero de Mayo millones de cubanas y cubanos estarán junto a su pueblo, manifestarán su respaldo a la Revolución, al Partido, a Fidel y a Raúl. Por eso hoy la cita es con la Patria, una cita que se ha convertido en tradición, historia y convicción multiplicada en muchos hogares cubanos reeditada de generación en generación.

Con el lema “Por Cuba: Unidad y compromiso”, los trabajadores cubanos  vivirán otra jornada de reafirmación revolucionaria. Vivirán otra jornada para protagonizar los sucesos épicos de esta Revolución victoriosa y del pueblo trabajador, que junto a sus familiares marchamos para mostrar al mundo el apego a la justeza de nuestro sistema social. 

El desfile de este Primero de Mayo, confirmará una vez más el respaldo del pueblo a los acuerdos del recién finalizado VII Congreso del Partido Comunista, seguirá denunciará el bloqueo económico, comercial y financiero impuesto por Washington a Cuba y exigirá  la entrega inmediata del territorio ocupado por Estados Unidos en Guantánamo.

Hoy marcharemos para patentizar el compromiso de apoyar activa y conscientemente las transformaciones del modelo económico cubano, conscientes de que solo éste, es la garantía de la continuidad del socialismo en Cuba y la preservación de la soberanía nacional. Marchamos por la unidad, la democracia y las conquistas sociales que defendemos.