Baracoa: altiva, elegante y seductora a tus 505 años


Baracoa, Ciudad primada de Cuba
Estás ahí, presumida y seductora. Parece estar detenida en el tiempo. Sin embargo, la natural belleza natural de sus ríos y montañas y el estar ubicada frente al mar Caribe, todavía deslumbra a sus pobladores y visitantes a pesar de que este 15 de agosto, Baracoa, la Ciudad Primada de Cuba, cumpla 505 años de fundada como Villa.

Diego Velázquez la instituyó  en 1511 por con el nombre de Nuestra Señora de la Asunción de Baracoa y siete años después,  recibió la categoría de Ciudad.  Por ello,  se convirtió en la primera capital de la Isla y su primer obispado hasta que,  años después,  esas funciones se trasladaron a Santiago de Cuba.

Sin embargo, esta pequeña Ciudad, quedó marcada para siempre con el título de Primada de Cuba y la gloria de haber comenzado a transitar por acá, la historia de la nación. Quedó sellada como uno de los parajes más hermosos de Cuba, con innumerables atractivos, que invita  a los turistas a  conocer personalmente los más misteriosos orígenes de esta seductora tierra.

Lo primero que se admiramos a la llegada a Baracoa,  es la belleza de sus paisajes rodeados de montañas y a la entrada, como custodiándola, el tractivo es el Fuerte de Matachín. Esta es una fortaleza construida para la defensa estratégica y hoy es  hoy es el Museo de Historia, sitio que atesora documentos, imágenes, y objetos que dicen del desarrollo histórico de la ciudad.

Caminar sus calles, es valorar la arquitectura local de las más antiguas viviendas de amplias  puertas y ventanas enrejadas, sus techos de tejas por lo regular a dos aguas. Todo ello dibujado en el centro histórico deslumbrante, poseedor  de un paseo peatonal que invita a caminar y disfrutar de la belleza de su entorno citadino.

Particular atención tiene el famoso Yunque,  nombrado así por su similitud con la pieza usada por los herreros. Su historia data de cuando el Almirante Cristóbal Colón llega a Baracoa el 27 de noviembre de 1492, y lo describe en su Diario de Navegación: “y al cabo de ella de la parte del Sudeste un cabo en el cual hay una montaña alta y cuadrada que parecía isla”.  Es, además, una montaña muy atractiva para quienes  disfrutan de la fotografía y un sitio de extraordinarios valores naturales.

Detenerse frente a la Iglesia de Baracoa, es tener la dicha de encontrase con el sitio que  resguarda en su interior, la famosa Cruz de Parra, única que se conserva de las veintinueve que plantó Colón por América, pues encada lugar donde desembarcaba, dejaba una cruz como símbolo de dominio cristiano.  Es una reliquia perteneciente al patrimonio de la humanidad que ha permanecido, durante medio milenio en la modesta parroquia de la Ciudad Paisaje.

Conocida de igual forma como la Capital de la Madera, del Coco, y del Cacao, Baracoa atesora las principales y mayores reservas de esos rubros en el país. También posee una importante red hidrográfica, condicionada por las características climáticas y el relieve.

Sus playas vírgenes son otros de los recursos naturales bien conservados de la zona y   ríos de cristalinas aguas y centenares de arroyos, afluentes como  el Yumurí, Duaba, Quiviján, el  Toa, el más caudaloso del país. A ello suma el Miel, cuya leyenda  es una de las más bellas transmitidas todavía hoy por los habitantes de la ciudad primada de Cuba y sentenciaba que:  “Quien se bañe en las aguas cristalinas del río Miel, se quedará en Baracoa o al menos regresará siempre que pueda a esta tierra, movido por la nostalgia”.

Es Baracoa rica en tradiciones folclóricas, derivado de la fusión de varias culturas: la española, la africana y la francesa. La fusión de razas sirvió la base de las tradiciones enriquecidas con la imaginación popular que se originó varios ritmos autoctonos de la región.
 

¿ Y qué decir de su comida?.  Baracoa es famosa por la preparación de platos únicos en el país y en el mundo. Allí, no  sólo podemos degustar del Teti, el diminuto pez que aparece sólo en la desembocadura de los ríos Toa, Miel y Nibujón, sino también los ricos Cucuruchos, postre a base de coco, miel, naranja, guayaba o  piña.
 

Baracoa,  es sin dudas, un importante sitio para conocer más sobre su historia y sus  ricas tradiciones. Es una dama altiva de 505 años de vida que mantiene toda la fragancia y la hermosura de una criatura acabada de nacer, a la cual debemos cuidar, saludar y desearle mas vida para que siga existiendo exista por siempre como la Primada de Cuba.