2017: un año que ya toca a tu puerta



Feliz año nuevo
Como pasa el tiempo,  amigos, a pocas horas es el último día de diciembre, por eso, respiramos aires de festejos. Ya toca a nuestras puertas el 2017, un año más de vida, de esfuerzos, de victorias, de luchas, de pérdidas irreparables, pero un verdadero regalo, un momento para desear a nuestros amigos, familiares y compañeros de trabajo, mucha paz, amor  y felicidad.  

Y es que diciembre es un mes que nos abre a las ilusiones y a las esperanzas porque la llegada de un nuevo año siempre fortalece la fe en las oportunidades por venir.  Esperar el año nuevo,  es una de las celebraciones más populares en Cuba y lo hace especial,  porque coincide con el aniversario de su Revolución.

El 31 de diciembre es el momento en que hacemos un recuento de lo que pasó en el año que se va, de quiénes faltan, y de los sueños que quedaron pendientes. En el encuentro, no falta el resumen de los sucesos más significativos y las nuevas metas por cumplir para que este año nuevo sea más provechoso.

Ya es tradición este último día las familias se reúnan para festejar con sus seres queridos y amigos... Cuando llega las 12 de la noche,  la gente sale a las calles para compartir brindis, levantar una copa, un vaso y dar abrazos y apretones de manos con los vecinos, con los hijos, para afianzar la esperanza de que el próximo año sea mejor y desearles a todos, mucha salud. 

Hay quienes este último día del año y para que se vaya lo malo, limpian la casa y se deshacen de cosas viejas o rotas, otros derraman un cubo de agua en las afueras de su hogar. Otros, queman un muñeco como símbolo de desaparecer todo lo malo y viejo del camino o salen a la calle a dar una vuelta con una maleta de viaje en busca de prosperidad.

Hay para todos los gustos. No falta quien regale el beso y abrazo a la persona más querida para que nunca se aleje, ni  las llamadas telefónicas o envío de mensajes SMS para quienes amamos y ese día no están para compartir la velada.

Este ultimo día del año compartimos la satisfacción, y hasta la tristeza del recuerdo de quienes ya no están en vida junto a nosotros. Sin embargo, albergamos la certeza de que el año nuevo será una oportunidad para convertir la vida, el hogar, el trabajo o la relación de pareja, en algo diferente. También para reflexionar sobre las experiencias logradas, o en el nuevo amor que llegó a tu vida, los momentos difíciles que pasamos, pero sobre todo, pensamos en estar más unidos y más felices...

Estoy segura de que para este nuevo año te trazaras  nuevas metas. Unos desearían  perder algunas libras de peso, o aseguran que van a organizarse mejor en su trabajo, y otros, como algunas de mis amigos y amigas, pretenden encontrar su media naranja.  Los hay también quienes el primer día del año, dirán …: “En mi hogar, seré un hombre diferente, un mejor padre o madre, llenaré mi vida de alegrías... “seré diferente en mi trabajo, le daré otro estilo a mi vida, otro color a lo que me rodea.

No importa cuál sea tu propósito, pídelo cuando el año 2017 toque a tu puerta. Demos la bienvenida al nuevo año y tengamos  como denominador común,  desear el bien para cada cual y mantener la paz y la armonía familiar en aras de tener más amor, salud y felicidad.