Fidel Castro Ruz: indomable Comandante en Jefe de los cubanos

Quiso la realidad política que para nuestra suerte, Fidel Castro Ruz haya regido la última etapa de la Revolución cubana, sin embargo, opino que por su experiencia como estratega político, bien podría orientar el destino hasta del continente más grande del mundo.

Y es que Fidel, desde una pretendida “renuncia” que han divulgado los principales medios de prensa al servicio de naciones más poderosas del mundo, continúa siendo el timón seguro que conduce a Cuba hacia el camino correcto. Tu decisión altruista y consciente, es la fe de tu pueblo en ti mismo.

Los cubanos, y quiero se me entienda, nos conmovemos ante el cambio, sin embargo, sabemos que quien ocupará su lugar en lo adelante seguirá su ejemplo en aras de asegurar el futuro de nuestra invencible Revolución.

Hoy no podemos evitar nuestro sentir, en tanto entendemos que su determinación la hace en función del bien del pueblo y de la Revolución. Y esta actitud inteligente, es muestra de su amor, su valor y su entrega a la causa de la Patria.

Su sabiduría permanecerá en todos los cubanos como la conciencia en los hombres. Y su voz, cual bastión inexpugnable nos preparará con la fortaleza que el momento lo requiere para enfrentar todas las situaciones que se presenten, por que ya no te perteneces, dejaste de ser de ti mismo para ser de tu pueblo, y esa honda admiración que ha marcado tu vida es un mérito que no podrán quitarte jamás.

A partir de ahora te leeremos en alguna de las páginas del medio de los diarios cubanos, como tú mismo pediste, pero aseguro que “Las Reflexiones del Compañero Fidel”, como él mismo expresara, serán las más leídas por más de una generación, además de ser un buen material de consulta.

Jamás dejarás de ser Comandante en Jefe, por que siempre estarás en todas partes, en el aire, en el agua y el amor, luchando por la seguridad de todos los hombres del mundo. Con tu ejemplo moverás cada idea que ilumine el rostro de todos los cubanos para multiplicar la validez de un hombre, sin raza y sin diferencias.

Y es que usted, Fidel Castro, artífice de la Revolución Cubana y estadista brillante seguirá combatiendo como lo que es: un soldado de las ideas, así lo expresaste en su mensaje al pueblo, y los cubanos necesitamos de sus consejos, experiencias y de su hermoso legado de invicto Comandante en Jefe.