Obama: Tu pueblo te exige el cierre de la cárcel en la ilegal base naval en Guantánamo


Las protestas por el cierre de la prisión de la ilegal base naval ubicada en Guantánamo han llegado a varias ciudades de Estados Unidos. ¿ El motivo? que todas las personas se solidaricen con el  centenar de reclusos que desde hace más de dos meses, se mantienen en huelga de hambre por los abusos a los que son sometidos dentro del enclave militar.

La manifestación fue emplazada por los grupos Testigos Contra la Tortura, el Mundo No Puede Esperar y el Centro de Derechos Constitucionales. Durante la jornada se harán vigilias y congregaciones pacíficas frente a la Casa Blanca, en Washington DC y en los edificios federales de ciudades como Nueva York, Chicago, San Francisco, Nueva Haven, Seattle, Hartford, Worcester, Raleigh, Milwaukee, Baltimore, Detroit, Houston y Los Ángeles, entre otras.

Dichas denuncias se  pueden hacer a través de llamadas telefónicas, mensajes electrónicos y comentarios en la red social Twitter bajo las etiquetas @BarackObama, @WhiteHouse Keep your promise: #closegitmo y #GitmoHungerStrike. Durante la protesta,  se exigirá el fin del arresto por tiempo indefinido de 166 reclusos, de un total de 779 que pasaron por la prisión en la última década, desde el 11 de enero de 2002 que llegaron al enclave.

La comisionada de la Organización de Naciones Unidas (ONU) para los Derechos Humanos Navi Pillay, en reiteradas ocasiones, ha llamado al Gobierno de Estados Unidos para que cierre el centro de detención. "Que continúe de manera indefinida el encarcelamiento de muchos detenidos equivale a una detención arbitraria, y esto es una clara violación del derecho internacional", aseveró la funcionaria.  Sin embargo, no hay voluntad por parte de la administración estadounidense para resolver esta situación.  

Algunos abogados que tienen recluidos dentro de la prisión, aseveran  que  la huelga de hambre finalizaría  una vez que se les entregue sus libros sagrados. Y a esto se suman las  protestas por los maltratos que reciben en el enclave militar, además de la frustración por el fallo de la Casa Blanca de clausurar lo antes posible este centro de torturas, promesa hecha por  Obama a raíz de su primer mandato en  el año 2008, y que evidentemente no ha cumplido.

El centro de detenciones que Estados Unidos mantiene en territorio de Guantánamo,  es una vergüenza para el mundo,  un verdadero infierno donde se pisotean groseramente  los derechos humanos. Por lo tanto, ahora es el momento oportuno para que la administración de Barack Obama decida de una vez y por todas, cerrar definitivamente el ignominioso establecimiento carcelario, su propio pueblo lo exige.