Plaza Mariana Grajales de Guantánamo: 28 años de hidalguía