Yeirobis: el delegado se debe a sus electores

Delegado de Bejuquera, en Niceto Pérez, Guantánamo
Para llegar a Bejuquera, localidad ubicada en Niceto Pérez, se precisa  recorrer más de  30 kilómetros de la cabecera municipal, por ello, durante la travesía, el camino se nos presentó largo, empedrado y polvoriento. Pero como dicen que caminando se llega a Roma, no tuvimos dificultad para encontrar este paraje de la geografía guantanamera.

Mi nombre es Yeiriobis Tames Mestre y soy el delegado de la circunscripción Nro 24 . Esas fueron sus palabras de presentación y añadió: " Mis electores son de Icotea, Bejuquera y El Serrucho localidades del municipio de Niceto Pérez. En la zona tenemos dos escuelas primarias con alrededor de 25 pioneros, 2 bodegas, un  Consultorio del Médico y la Enfermera de la Familia, una sala de TV y la Cooperativa de de Créditos y Servicios Lino de las Mercedes Álvarez".

" Tengo 28 años y soy delegado desde hace casi un año, desde el último mandato, además, soy vice presidente de la Cooperativa, en la cual atiendo la actividad productiva. Mi objetivo es buscar mejoras en los resultados del trabajo de los cooperativistas vinculado con todos los factores de la zona, a pesar de la intensa sequía que nos acompaña desde hace casi dos años".


Tames Mestre tiene buen carácter y es muy comprometido con su trabajo. De las relaciones con sus  electores que por demás, son sus campesinos, comenta: " Aquí  trabajamos para lograr que todos nos sintamos  bien y tengamos resultados satisfactorios. Sé que tengo el apoyo y ayuda del pueblo, sino, no hay gratificación alguna y esto ocurre porque siempre tengo ganas de trabajar, de ayudar y de cumplir a pesar de ser un delegado joven".

La comunidad de Bejuquera y otros asentamientos del municipio de Niceto Pérez, fueron energizados durante el 2015, acontecimiento asimilado con mucha alegría por los pobladores, de ello nos comenta Yairiobis: " Recuerdo que cuando empezaron los trabajos, los pobladores, hombres, mujeres y niños, apoyaron las acciones de montaje de postes y transformadores, fue una hermosa labor en equipo.

" Hoy gracias a la Revolución tenemos electricidad y eso es algo muy grande. Estamos felices por disfrutar de este servicio, ahora podemos hacer más que antes, podemos seguir educándonos, aprendiendo, ahora todos nuestros pobladores podrán recrearse más con las opciones que ofrece la televisión.

" Estoy contento por  ser el delegado de acá, en cuanto a mi trabajo le cuento que mensualmente me reúno  con los factores de la comunidad, planifico los despachos semanales con mis electores y tramito los planteamientos que realizan. Siempre tengo disposición para escuchar sus inquietudes. El delegado se debe a sus electores.

" No tengo quejas de mi comunidad, aquí lo importante es que estamos unidos para enfrentar cualquier expresión de hurto, delito, corrupción, ilegalidades e indisciplinas sociales que sucedan en la localidad. En mi circunscripción, el trabajo lo hacemos en conjunto, porque la máxima autoridad no la tengo yo como delegado, sino todos los electores que fueron los que me eligieron,  concluyó  Yeiriobis.