Mostrando entradas con la etiqueta solidaridad. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta solidaridad. Mostrar todas las entradas

Matthew: un mes después... (FOTOS )


Instituciones como esta en La Máquina, en Maisí, ya prestan servicios a los pobladores de la zona


Fotos: Periódico Venceremos

Hace un mes, el 4 de octubre, el poderoso huracán Matthew tocó tierra cubana, justo por Baracoa, en Guantánamo. A su paso, nos dejó una estela de destrucción acompañada de tristes rostros, sin embargo, no lamentamos pérdida humana alguna.

Ha pasado un mes y el escenario se transforma gracias al trabajo de los guantanameros y las manos solidaridarias de cientos de hombres y mujeres de otras provincias y del exterior del país. 

Aún nos queda mucho por hacer en materia de recuperación en los municipios afectados, sin embargo, en Guantánamo, SI se puede!!! y estas imágenes que les comparto de Venceremos, da fe de ello.

Unidad comercial de Maisí en La Máquina

 Varias viviendas cuentan con cubiertas más resistentes que las destruidas por los vientos de Matthew

Comunidad de Yumuri, zona límitrofe entre Baracoa y Maisí


Linieros de la Unión Eléctrica

Fuerte La Punta, insigne instalación del patrimonio de Baracoa recibe los últimos toques en el restablecimiento de su techo

Terminal de Baracoa

Camiones trasportando a los municipios afectados la carga solidaria hacia laas zonas afectadas

A un mes del paso de Matthew por #Cuba #GuantanamoVA



A un mes del paso de Mattew por #Cuba #GuantanamoVA
La comunidad de blogueros y tuiteros de Guantánamo, invita a todos los internautas del país, a participar en la operación en redes “A un mes del paso de Matthew por Guantánamo” que se realizará este viernes 4 de noviembre desde las 9 de la mañana y hasta las doce meridiano.

Utilizando los hastag #Cuba, #Guantánamo, y #GuantanamoVA , el encuentro virtual, permitirá mostrar el proceso de recuperación, con la ayuda de manos solidarias a través de imágenes, audios, infografías, historias de vida y otros materiales periodísticos.

También compartiremos con los internautas las muestras de la solidaridad de varias provincias y del exterior del país,  con los municipios afectados  y su papel determinante en la recuperación donde sin lugar a dudas, #GuantanamoVA.
 

Guantánamo ya no es la aldea perdida en el tiempo, ni aquella ciudad con economía de prestación de servicios a la estación naval norteamericana. Mi ciudad es el Guantánamo de los cubanos, el de toda esa gente fuerte que con su diario accionar, sabe valorar cuándo la solidaridad se viste de Esperanza.
 

Cuba: Solidaridad sin Fronteras ( + Video )


Por CubaHoy

La Revolución triunfante de 1959 enseñó que la solidaridad era parte indiscutible de su esencia. El terremoto de Mayo de 1960 en Chile fue solo el punto de partida. Poco después vendría la salida de la primera brigada médica hacia Argelia en 1963, la participación en las luchas independentistas de los países africanos y tras el creciente número de solicitudes llegadas desde países del tercer mundo, la atención a cientos de miles de personas, fundamentalmente en África.

En 1998, la Isla, brinda ayuda a los miles de afectados por los huracanes que arrasaron Centroamérica, abarcando casi todos los países del área y pone en práctica el Programa Integral de Salud (PIS) que más tarde se extiende al continente africano y por iniciativa del Comandante en Jefe Fidel Castro, surge la Escuela Latinoamericana de Medicina (ELAM) y facultades en varios países.

Después, vendrían el programa Barrio Adentro en Venezuela, el inicio de la Operación Milagro en Cuba y 27 países de América latina y el Caribe, la formación de especialistas en Medicina Integral Comunitaria y la creación del contingente “Henry Reeve” con médicos especializados en el enfrentamiento a desastres y grandes epidemias, el estudio integral de personas con discapacidad, desarrollado y ejecutado por especialistas cubanos en los países miembros del ALBA y la labor realizada en la hermana nación haitiana tras el terremoto de 2010.

En los últimos 13 años los colaboradores cubanos de la salud han atendido anualmente más de 71 millones de personas; realizaron más de 6 millones de operaciones quirúrgicas, casi dos millones de partos, más de 11 millones de seres han sido inmunizadas contra seis enfermedades infecciosas graves y salvaron la vida a más de 4 millones 600 mil que hubiesen fallecido de no haber recibido servicios de urgencia por un médico cubano.

Solo en 2011 Cuba brindó cooperación en 69 países con la participación de más de 39 mil colaboradores de la salud, la mayoría mujeres. Ellos son un ejemplo de entrega sin límites, sin fronteras, porque aprendieron de Martí que “Cuba no anda de pedigüeñas por el mundo, anda de hermana y obra como tal. Al salvarse, salva”.

¿Mis amigos? Donde se guardan a las personas especiales


Amigos, estaré unos días sin publicar en mi blog. Deben imaginar el trabajo que cuesta, de hecho, mi página personal se ha convertido en el espacio oportuno para compartir con ustedes, blogueros o no, pero quienes representan una gran familia para mí.

Y traigo el tema a colación, porque como seres humanos necesitamos de los vínculos que nos unan con nuestra especie, y para ello, es un imperativo compartir sentimientos, emociones, trabajo…, hasta la vida.

La amistad, involucra el reconocimiento o familiaridad con la personalidad de otro. Esto se evidencia en la medida en que compartamos lo que les gusta y lo que les disgusta, además de los intereses, actividades, y pasiones, como la de escribir.

Más allá de todo esto lo que significa este noble sentimiento y el de hacer algo diferente sin esperar nada a cambio, me involucra el deseo de ver a mis amigos felices con lo que hacen, y sobre todo, verlos crecer, desarrollarse, y tener los éxitos que se propone en la vida.

La amistad es imprescindible para el hombre. Hablo de la que aparece en ocasiones para ser pañuelo de consuelo ante una pena, o simplemente para ser consejeras de nuestras propias amigas, aunque tengamos tantos problemas como los demás. Pero lo más importante es que estamos ahí, a su lado y tomadas de la mano junto al respeto, la simpatía, el cariño, el compañerismo y sobretodo, junto a la tolerancia respecto a la afinidad de pensamientos…

Tengo la suerte de tener muchas amistades y me jacto de decirlo. Mis amigos son muy importantes para mí. A todos los adoro. Tenerlos me colman de alegría, esa que me tanta hace falta cuando estoy deprimida por algún problema o situación determinada.

Unos residen tan cercanos de mi que con solo una llamada me alegran el alma, otros, están lejos, pero con solo un clic, pueden hasta robarme una sonrisa. A todos, amigos míos, los llevo conmigo donde se guardan a las personas especiales: en el corazón.

La lucha por la Paz: Un desafío imperioso de la humanidad

Desde el año 2002, la Asamblea General de la Organización de Naciones Unidas, decidió que cada 21 de septiembre, se celebraría el Día Internacional de la Paz, para fomentar a las naciones y pueblos del mundo a cesar las diferencias y fortalecer los ideales de amistad.

Luchar por la paz, significa prepararnos para defenderla en cualquier momento. Significa que los millones de habitantes de la tierra, se sumen a esta cruzada gigante para salvar a la humanidad, única manera de disfrutar del precioso derecho de vivir y luchar por ella.

En Cuba, al igual que en el resto del mundo, la lucha por la paz mundial es esencial para advertir a la humanidad de los conflictos mediante el diálogo y la negociación. También para proteger y respetar los derechos humanos, luchar contra toda forma de discriminación, promover los principios democráticos, luchar contra la pobreza y proteger nuestro medio ambiente.

La victoria está en ganar la paz, afirmó nuestro Comandante en Jefe Fidel Castro el pasado 3 de septiembre en la escalinata de la Universidad de La Habana. “Necesitamos vivir en paz en un planeta que cada día es menos seguro y que tiene que enfrentar dos grandes desafíos: la consolidación de la paz mundial y el Cambio Climático. Es un error creer que la paz se consigue con la guerra, pues la paz con la paz se paga” - alegó Fidel.

El reto está planteado. La paz Mundial es un deber de toda la humanidad, sin importar ciudadanía, raza o religión, por lo que está en nuestras manos defenderla y sobre todo, conservarla. Demos el primer paso. La lucha por la Paz es y será siempre un desafío imperioso de la humanidad.

El día que tembló en Guantánamo

Hoy después de tres días de haber ocurrido el movimiento de tierra en Baconao, muy cerca de mi Guantánamo, comparto con los amigos, blogueros o no, mis experiencias, nada agradables por cierto, pero con una dosis de tranquilidad increíble.

Era sábado y como siempre esperaba la hora del mediodía para hacer la siesta. Estaba profundamente dormida, cuando un fuerte movimiento de la cama me hizo levantar súbitamente. Rápidamente me incorporé para unirme a mi familia que ya estaban sobre aviso y habían adoptado las medidas pertinentes: todos estaban fuera de la casa, al aire libre. Radio Reloj daba las 2 y 08 minutos de la tarde.

En mi vida había estado en una situación semejante y mira que he pasado cosas, ejemplos sobran…, solo que esta experiencia, única, fue totalmente inesperada, el sentir que todo se movía bajo los pies, es algo difícil de olvidar.

Si supieran que los nervios son del cará…, lo primero que hice al pasar el inesperado temblor fue decir: “Bien, si ya pasó, voy a seguir mi sueñito”. Estás loca, me respondió mi esposo, tienes que salir para la calle o para el patio”. Fue entonces cuando al decir del buen cubano: ”aterricé” en lo que sucedía realmente. Mira lo que es la vida, cuando vi a mis hijos y mi familia protegida, pensé en dormir, ¡qué cosas tiene la vida, con qué nos sorprende!, verdad?

Ya estaba muy nerviosa, al asomarme a la calle, todo estaba en calma, sí, con esa calma aparente que tenemos cuando sentimos el peligro. Mis vecinos, todos sentados en la acera comentaban la manera en que se sentían tras el temblor, Natalia, mi vecina no sabía qué hacer con su pequeño Ernesto. - Llévatelo para el patio- , le aconsejé, mientras miraba a David, su primito de solo 10 días, de nacido degustaba la rica leche del pecho de su madre.

Como siempre apelé a mis tabletas, claro, aunque tomo la dosis exacta de cada medicamento, lo hice tras un fuerte dolor de cabeza que me duró unas cuantas horas. - Voy a llamar a la AIN, Ariel y Pablo deben de saber algo- , le dije a mis familiares y vecinos. Intento fallido: No tenía comunicación telefónica, entonces esperé hasta poder comunicarme con mis colegas reporteros y entonces supe cuan fuerte había sido el evento sísmico.

Una vez restablecida la comunicación vía telefónica, llamé a mi madre, amis amigos, ami familia de Santiago de Cuba y hasta un vecino muy preocupado vino para hablar con su mamá que estaba en La Habana. Cuando Elayne me llamó, tenía un ataque de llanto terrible, sin embargo, no comprendo cómo es que siempre tuve aparente calma. Atiné a decirle: Hay que mantener la calma ante todo. Luego supe que ella, que es mi jefa en la redacción Digital había ido para el telecentro a actualizar la página para que los cibernautas de Cuba y el mundo se supiera lo que había pasado en realidad.

Muy atemorizada me llamó Elba Idania, mi amiga y suegra de mi hija, tenía mucho miedo y solita en medio del patio de su casa en el reparto Obrero, me hablaba dando gritos desde su teléfono celular. La llamada de Rebe fue entrada la noche pues en medio de tanto corre corre, y valga que estaba acompañada de su mami, pues llena de temor, no entró más a su casa hasta después de las 8 y 30 de la noche.

Si supieras que aún con la preocupación me acosté temprano, tranquilicé a mis hijos pero siempre con mucha tensión, con miedo a que otras réplicas se sintieran durante la madrugada. Pero bien, independientemente de los avatares de esta nueva experiencia, hubo disciplina, cooperación y ayuda de los amigos y vecinos que aunque lejos, daban su mano solidaria ante el fenómeno de tal magnitud.