Un domingo diferente para Iracema


Por: Yanela González y Raisa Martín

El domingo fue completamente diferente para la guantanamera Iracema Hernández Martínez, de 16 años, quien es parte de los más de 13 mil jóvenes guantanameros que asistieron por primera vez a las urnas, este 25 de abril en los comicios parciales convocados por el Consejo de Estado, para elegir a los delegados que nos representarán en las Asambleas Municipales del Poder Popular.

“Me levanté bien tempranito para estar entre las primeras en votar”- expresa con firmeza la joven, mientras repasa junto a su abuela, Nancy Destrade, algunas reflexiones del Comandante en Jefe, Fidel Castro, sobre el proceso electoral cubano.

Para que jóvenes como Iracema pudieran ejercer su derecho al voto, sin ningún contratiempo, se ultimaron los detalles en los colegios electorales de la provincia de Guantánamo como el No 4, ubicado en la escuela Félix Varela, perteneciente a la circunscripción 36, del área centro en la ciudad capital.

“Esos jóvenes que votaron por primera vez- explica Sayuri Ponz, Presidenta de la mesa electoral- recibieron las nociones precisas sobre los pasos a seguir en el momento de la votación, les enseñamos que sólo deben marcar una equis por un único candidato, de lo contrario se invalida la boleta, y aunque su decisión es muy personal, les hemos orientado sobre la importancia de elegir al más capaz y con más méritos para ser delegado a la Asamblea Municipal del Poder Popular.

Iracema, quien ya cumplió los 16 el pasado mes de diciembre, adelanta sus tareas escolares, ayuda a su abuela en las labores del hogar y deja todo listo para que mañana nada demore su presencia frente a las urnas. “Saber que mi voto cuenta, me hace sentir más adulta, más madura y, sobre todo, más comprometida con mi país y su futuro”- expresa la joven, visiblemente emocionada.

Los jóvenes que como Iracema votaron por vez primera, acudieron a las urnas como electores, para contribuir a consolidar la democracia socialista al elegir a los mejores y más capaces para que los representen ante el máximo órgano de Gobierno como delgados de circunscripción.Así, demostraron una vez más la transparencia del sistema electoral cubano, en medio de la absurda campaña mediática contra la isla.