En Guantánamo disminución récord de la mortalidad infantil

Por: Ariel Soler Costafreda

La provincia de Guantánamo despidió 2013 con la tasa de mortalidad infantil más baja de su historia: 4,25 por cada mil menores de un año nacidos vivos, índice respaldado por mucho amor, ciencia y entrega profesional.

La doctora Marilín Martínez Enfedaque, ginecobstetra jefa del Programa de Atención Materno Infantil (PAMI) en el territorio, destacó el excelente trabajo en el municipio de Caimanera, donde por segundo año consecutivo no se registraron defunciones en menores de un año.

Destacó los resultados en las denominadas áreas de Plan Turquino, serranías que ocupan el 75 por ciento de la geografía guantanamera, donde la tasa se redujo a tres fallecidos por cada mil menores de 365 días nacidos vivos.

Durante 2013 Guantánamo disminuyó respecto al año precedente en cinco los decesos en menores de un año; en 60 el número de bebés considerados bajo peso al nacer (menos de dos mil 500 gramos) y decrecieron también los decesos en edades preescolar (nueve muertes menos) y escolar (dos menos).

Martínez Enfedaque precisó que la natalidad continuó su curva descendente, y comentó que los siete mil 054 partos atendidos significaron 233 menos que los registrados el año anterior.

La ginecobstetra reconoció la entrega del amplio equipo integrado al PAMI en la provincia para exhibir resultados propios del primer mundo, a pesar de trabajar en condiciones epidemiológicas complejas y sin dejar de colaborar con países hermanos.

Puntualizó además, que detrás de la tasa record están la unidad y cohesión de todo el personal médico y de salud, el actuar con prontitud y oportunamente en la atención de cada embarazada, siempre con visión preventiva de riesgo.