Conrado Benítez: el maestro, amigo puro, verde joven de rostro detenido

Conrado Benitez García
El 5 de enero de 1961, en el macizo montañoso del Escambray, el maestro voluntario Conrado Benítez García, a quien el poeta Nicolás Guillén evocó como el "maestro, amigo puro, verde joven de rostro detenido", fue apresado y luego asesinado por alzados contrarrevolucionarios encabezado por Osvaldo Ramírez y financiados por el gobierno de los Estados Unidos.

¿Las únicas armas que portaba? Sus pertenencias personales, un libro de Anatomía, uno de Matemáticas, uno de Composición y algunos regalos para los colegiales que, inquietos, le esperaban cada día en la finca San Ambrosio. ¿Su única violación? El ansia de combatir la incultura que se aferraba a la población cubana.

Con sólo 18 años de edad, la Escuela de Capacitación Pedagógica de Minas de Frío, en la Sierra Maestra, vio llegar el 12 de mayo de 1960 a Conrado Benítez García, junto a otros jóvenes que como él, respondieron al llamado de la Campaña de Alfabetización para formarse como maestros voluntarios.

Unido a las filas de los alfabetizadores cubanos, el joven partió hacía los lugares más intrincados de Cuba a llevar la luz de la enseñanza y la cultura. De buen carácter, logró ganarse el cariño y la confianza de los estudiantes de la escuelita donde alternaba las clases a 44 niños por el día y otros tantos adultos por las noches. Allí, entre las montañas del Escambray, fue asesinado.

Pero si con el alevoso crimen consumado hace ya 55 años, el enemigo se propuso amilanar a quienes como Conrado Benítez, luchaban contra la incultura, no lo consiguió. Sin olvidar las lágrimas, el recuerdo del Maestro, se multiplicó y sirvió de bandera para junto a su nombre, denominar las brigadas alfabetizadoras que continuaron su obra.

Se materializaba entonces las palabras del Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz, cuando en el acto donde se proclamó a Cuba Territorio Libre de Analfabetismo, expresó: “… ¡Qué vergüenza para el imperialismo comprobar que el crimen fue inútil, comprobar que el asesinato de un maestro humilde de nuestro pueblo, Conrado Benítez, se convirtió en 100 mil brigadistas "Conrado Benítez"!