Alicia Jrapko y Bill Hackwell : venir a Guantánamo es identificarse más con la causa de Cuba

Alicia Jrapko y Bill Hackwell, pacifistas



Siempre  tenemos alguien a quien admirar y seguir, ya sea por su accionar diario o por la impronta que han dejado en sus vidas.  Es el caso de Alicia Jrapko y Bill Hackwell, integrantes del Comité Internacional Paz, Justicia y Dignidad a los Pueblos, quienes visitaron Guantánamo por vez primera a propósito del recién finalizado V Seminario de paz y por la abolición de las bases militares y se llevaron consigo, el corazón de los guantanameros.

" Somos una pareja de hace muchos años, nos conocimos por la solidaridad, siempre desafiando el bloqueo,  los viajes de los ciudadanos americanos, la lucha por el regreso de Elián, la campaña por la libertad de Los Cinco, la caravana  Pastores por la Paz. Y sí, nos conocimos allá por el año 1996, entonces unimos nuestras vidas" . Así expone Alicia,  argentina de origen, pero radicada en los Estados Unidos hace ya mucho tiempo. 

 "Viajábamos en la caravana número  5, la que cruzó por Canadá, no por México, ahí nos amenazó el FBI,  entonces  nos dijeron: Si pasan esa ayuda, tendrán que cumplir 10 años de prisión además de pagar  una multa  de 250 mil dólares, pero al final nos dejaron cruzar, señala Bill, fotógrafo norteamericano.

El año 2014, marcó un importante momento en la vida de Alicia, entonces era Coordinadora del Comité Internacional por la liberación de los Cinco y se convierte en una de las pocas personas quien,  junto a su esposo, visitaba a Gerardo Hernández Nordelo mientras estaba en la prisión californiana.

" Veíamos a Gerardo sólo los fines de semana porque era el momento en que nos podía recibir, a veces llegábamos y como estaban aislados, no lo podíamos ver. A partir de 2015, cuando los Cinco ya estaban en Cuba, nos unimos al Comité Internacional Paz, Justicia y Dignidad a los Pueblos, a la lucha contra el bloqueo y por  el cese del financiamiento del gobierno de los Estados Unidos para el cambio de régimen.

" Abrazamos también la lucha por la devolución del territorio que el gobierno de los Estados Unidos tiene ocupado en Guantánamo por la base naval y por el cierre de la nefasta prisión que tiene en su interior, convertida en centro de torturas" , dice la también coordinadora de la red nacional de solidaridad con Cuba que aúna a más de 35 organizaciones en  Estados Unidos.

Respecto  al restablecimiento de las relaciones entre ambas naciones, la pareja tiene sus criterios: " Pensábamos que a partir de las conversaciones entre los presidentes Raúl Castro y por entonces de Barack Obama , iba a haber un cambio, y sí, hubo aperturas de las  embajadas, sin embargo, más nada, sigue impuesto el bloqueo a Cuba, la ilegal base naval está en el mismo sitio. Nada ha cambiado en cuanto a la política a seguir y éste,  es uno de nuestros desafíos, evalúa Alicia". 

" Hoy el discurso  de Trump es agresivo, interpela Bill, él no hace referencia alguna a Cuba porque sus prioridades son otras en este momento. Su agenda política está ocupada por el asunto de los inmigrantes, la guerra, el racismo, el pago de la renta, la  educación, la salud.... Sin embargo, dice que Cuba tiene que cambiar y ofrecer más, como si este país le debiera algo. Y en esto no estamos de acuerdo: Cuba no le debe nada a Estados Unidos". 

" No es difícil valorar la realidad de ambos países, asevera Alicia. En los dos, la vida se organiza diferente, la gente en Cuba tiene sus necesidades básicas cubiertas. En EEUU, por ejemplo,  hay mucha riqueza, pero también muchas personas  viviendo bajo puentes. Esta es la razón por la hay que luchar por Cuba y defenderla. Cuba es la esperanza de lo que se hace con amor, para vivir en una sociedad ordenada de otra manera".

Alicia y Bill, colaboraron en la producción del documental “Todo Guantánamo es nuestro”, del periodista colombiano Hernando Calvo Ospina. El material audiovisual,  expone el sentir de los guantanameros sobre la tenencia del territorio ocupado por una base naval militar estadounidense, en contra de la voluntad del pueblo cubano y la esperanza de que en algún momento, dicho espacio sea devuelto a nuestro país.

En septiembre, Alicia Jrapko y Bill Hackwell, quienes además colaboran en la plataforma comunicacional Resumen Latinoamericano, irán rumbo a Washington. En dicha ciudad, propiciarán un  intercambio con profesionales cubanos invitados al encuentro, sobre el sistema de salud cubano y el impacto del bloqueo en este sector. 

"Venir a Guantánamo por primera vez, es identificarnos más con la causa de Cuba. Esta ciudad es lindísima, nos impresiona la presencia en el V Seminario de tantas personas y  ver cómo se alzaron las voces por la Paz, en contra del bloqueo y por la eliminación de las bases militares, que, por demás constituyen un atentado a la Paz mundial. 

" Cuando visitamos Caimanera compartimos con los pobladores. Vimos muy de cerca el territorio que ocupa el enclave militar y conocimos los efectos de la misma en la sociedad cubana. Otro tema impresionante es el de la prisión que está dentro del enclave y  donde se tortura a tantos inocentes. Por eso cuando escuchamos que en Cuba hay violación de los derechos humanos, decimos que Sí, que la hay, pero en la nefasta cárcel que tiene el gobierno de Estados Unidos en Guantánamo, aseguran Alicia y Bill.



Informaciones relacionadas...
- Desde hoy Guantánamo se viste de Paz
- Maria Do Socorro Gomes: " los pueblos, unidos, van a derrotar a las máquinas de guerra"
 
- Ann Righ: estoy en contra de las bases y las guerras