Aprueba CELAC, por unanimidad, Declaración Final de Caracas


Con la aprobación unánime de la Declaración Final de Caracas y la entrega de la presidencia a Chile, concluyó hoy en Venezuela la cumbre fundacional de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC).

Presidentes, primeros ministros y jefes de delegaciones de los 33 países que integran el nuevo organismo regional, expresaron postura común al ratificar su acuerdo con los 18 documentos debatidos durante los dos días que sesionó la histórica cita.

Al finalizar las deliberaciones fue aprobada sin ninguna objeción, y luego de ser discutida con suficiente tiempo -dijo el mandatario Hugo Chávez-, la Declaración de Caracas, documento final de la reunión.

Igualmente se acordó el Plan de Acción de la CELAC, el que -precisó el jefe de Estado suramericano- debe ser cumplido por todas las naciones miembros, y en especial por los miembros de la llamada troika (Venezuela, Chile y Cuba: país saliente, nuevo presidente pro témpore, y próxima sede, respectivamente).

El único punto pendiente, precisó, es lo relativo al procedimiento orgánico de la nueva entidad, especialmente la fórmula para la toma de decisiones, lo que por ahora se hará por consenso, mientras es objeto de mayor debate entre los países de la Comunidad.

También informó que fue recogida la propuesta de Kamila Persad-Bissessar, primera ministra de Trinidad y Tobago, quien propuso la incorporación de otro grupo de países en la troika, aunque aclaró que por falta de tiempo para su análisis se decidió pasarla a la próxima reunión de cancilleres.

Otro tanto se decidió con la propuesta del presidente panameño Ricardo Martinelli, referida a la creación de una secretaría permanente de la Comunidad, idea que se acordó entregarla a la troika para su decisión.

Entre los 22 documentos suscritos se cuentan sendos comunicados sobre la necesidad de poner fin al bloqueo económico, comercial y financiero de Estados Unidos contra Cuba y el reconocimiento del derecho de Argentina sobre las Islas Malvinas.

Además, aprobaron la declaración especial sobre la defensa de la democracia y el orden constitucional de los países que integran la CELAC.

Textos políticos referidos al compromiso con la inclusión social, la seguridad alimentaria y nutricional, la situación de los derechos humanos de las personas migrantes, y el desarrollo sostenible de la Comunidad de Estados Caribeños (CARICOM), fueron acordados igualmente.

Otros comunicados aprobados trataron sobre la solidaridad con Haití, contra la especulación financiera y excesiva volatilidad de los precios de los alimentos, el reconocimiento de Paraguay como país en desarrollo, sin litoral marítimo; y sobre la coca originaria y ancestral, patrimonio nacional de Bolivia y el Perú.

Se firmaron otros textos que respaldan la iniciativa ecológica Yasuní-ITT-CALC-CELAC, en Ecuador; la situación de emergencia centroamericana debido a las depresiones tropicales, y también acordaron declarar al 2013 como año internacional de la quinua (grano comestible procedente de Bolivia).

Además, se refrendaron documentos que recogen el respaldo a las estrategias de seguridad de Centroamérica, la eliminación total de armas nucleares, y el saludo al vigésimo aniversario de la agencia brasileño-argentina de Contabilidad y Control de Materiales Nucleares (ABAC)

Entre las resoluciones pactadas figuran también, el apoyo a la lucha contra el terrorismo, en todas sus formas y manifestaciones; y el combate al problema mundial de la droga y el narcotráfico.