Pablo de la Torriente Brau: Inteligencia, humor y pasión en su obra


Aventuras del soldado desconocido cubano, es una de las novelas más originales de la literatura cubana. Y qué mejor homenaje que hablar de Pablo de la Torriente Brau, autor de esta obra literaria, hoy a 110 años del natalicio.

Aventuras... se centra en el de los soldados desconocidos, para exponer la verdadera esencia de las guerras desatadas por ambiciones territoriales o de poder. Uno de los mayores méritos de esta novela, es la creación del personaje Hiliodomiro del Sol, narrador-testigo y quien evalúa los acontecimientos que se desarrollan en la historia.

Este hombre, representa igualmente a sectores marginados del discurso sociocultural hegemónico de cualquier sociedad capitalista, incluyendo la cubana de entonces, por lo que, representa tanto a los «pueblos pequeños» como a aquellos grupos que supuestamente no tienen voz en los grandes acontecimientos de la humanidad.

Y es justo Hiliodomiro del Sol, quien porta la visión paródica del «heroísmo» guerrerista, al descaracterizar el mito de los soldados desconocidos, empezando por él mismo, quien ni era norteamericano, ni quiso ir a la guerra, ni murió en acción heroica.

Las Aventuras del soldado desconocido cubano, es un libro crudo y veraz, traspasado por un humorismo vital y repleto de expresiones zafias y frases gruesas. Una novela que aunque quedó finalmente inconclusa, en medio de tan febril actividad, tanto política como intelectual y personal, es un volumen que invita a la reflexión, debido a los innegables valores que posee.

En esta novela, no solamente se establece una ruptura genérica al combinar lo periodístico con lo ficcional, lo histórico con lo fantástico, sino que aparecen la intertextualidad, la doble narración, la utilización de personajes y léxico tomados de la marginalidad social, el humor negro, el lenguaje mordaz y otros; elementos que hacen a Pablo de la Torriente Brau, uno de los precursores de la más actual literatura cubana.

Inteligencia, alegría y pasión desbordantes fueron las cualidades que mejor acompañaron a pablo de la Torriente Brau, cuya muerte prematura no impidió que dejara una huella imborrable en la historia cubana por su quehacer periodístico, literario y político.