Guantánamo es éste, el verdadero



Hace unos días una noticia recorre el mundo: La cárcel yanqui en Guantánamo, la que el gobierno de los gobierno de los Estados Unidos mantiene en la bahía homónima de Cuba, cumplió diez años, una década que es sinónimo de violación de derechos humanos, a pesar del reclamo universal de clausura y la promesa electoral de cerrarlo, realizada por el presidente Barack Obama en noviembre de 2008, antes de llegar a la Casa Blanca.

Sin embargo, para dicha de quienes habitamos en la más oriental de las provincias cubanas, nuestro Guantánamo, el verdadero, es una tierra linda de gente que construyen y defienden las conquistas de la Revolución. Con alrededor de 500 mil habitantes, discrepa mucho de la Ilegal Base naval yanqui, territorio desde hace más de un siglo ocupa el gobierno de los Estados Unidos en nuestro país: una espina clavada en el corazón de todos los cubanos.

Campo de detención de Guantánamo, ubicado dentro de la base ilegal que el gobierno de los Estados Unidos

Mi ciudad, Guantánamo, nada tiene que ver con el centro de detenciones donde aún existen 171 hombres, de un total de 779 que pasaron por la prisión en la última década, de ellos, cerca de la mitad son yemeníes, otros de Afganistán, Argelia y que constituye símbolo de los peores excesos de Estados Unidos en su llamada "guerra contra el terrorismo", lanzada contra Al Qaeda poco después de los ataques del 11 de septiembre de 2001 contra Nueva York y Washington.

La Fama, símbolo de la ciudad de Guantánamo

Su nombre, Guantánamo, quiere decir tierra entre ríos. Situada a unos mil kilómetros de La Habana, capital de Cuba, para unos, esta ciudad es el fin de la Isla, para otros, el comienzo, nada, amigos, que cola o cabeza del caimán, mi provincia es la única del país, que posee un desimidesierto y otras singularidades geográficas e históricas que la distinguen.

La ciudad se caracteriza por la tenencia de calles rectas que invitan al transeúnte a caminar de un extremo a otro de la urbe; una ciudad linda que aún tiene la dicha de poseer las casas más antiguas con horcones de madera rolliza, techos de zinc o tejas de barro y amplios portales, detalles que recuerdan la época en que por ordenanza de la corona española se propagaban los negocios y con ello, el progreso de la Villa de Santa Catalina de Guantánamo.

Guantanameros pasean por la ciudad

Más de 600 arroyos, afluentes y ríos, entre ellos el Guaso, el Duaba, el Miel y el más caudaloso de Cuba, el Toa..., bañan a la ciudad oriental guantanamera,que es además, el único territorio cubano donde coinciden tres tipos de climas: el tropical lluvioso, el tropical de sabana y el semidesierto en la franja costera sur.

Otras bondades posee este pedazo de tierra, tal es el caso de Baracoa, primera villa fundada en Cuba por el Adelantado Diego Velázquez, ciudad que tiene el privilegio de conservar en su iglesia, La Santa Cruz de la Parra, con la cual Fray Bartolomé de las Casas oficiara la primera misa de la que se tiene noticia en el Nuevo Mundo y la única que se conserva de las 29 plantadas por Cristóbal Colón en sus viajes de descubrimiento.

Baracoa, la Primada de Cuba

Disímiles particularidades y hechos históricos distinguen a este Guantánamo. Por Duaba, Baracoa, desembarcó el 1ro de abril de 1895, los hermanos Antonio y José Maceo, junto a Flor Crombet, de igual manera, por la zona costera de Imías, pisó tierra cubana José Martí, tras años de exilio acompañado por otros patriotas la noche del 11 de abril de 1895, y cuatro días después, fue ascendido al grado al grado de Mayor General del Ejército Libertador.

Driulis González, nuestra campeona

Hijos ilustres de esta tierra oriental que han colocado el nombre de Guantánamo dentro y fuera de las fronteras cubanas, lo son María Caridad Colón, primera campeona olímpica de Centroamérica en lanzamiento de jabalina y Arnaldo Tamayo Méndez, quien situó el nombre de Guantánamo en el cosmos, el poeta y escritor Regino Eladio Boti, Ángel Iñigo, Lilí Martínez Griñán, Elio Revé, Antonio Luisa Cabal, Dayron Robles, Yargelis Savigne, Félix Savón y Driulis González…

El clandestinaje, el movimiento 26 de julio, las imperecederas acciones del 30 de noviembre y las decisivas luchas durante la guerra de liberación, llevadas a cabo en el territorio por las fuerzas del II Frente Oriental Frank País, bajo el mando del entonces Comandante Raúl Castro, son otros de los momentos gloriosos que ha tenido Guantánamo. Por este motivo, vivir en este pedazo de tierra tiene un significado especial.

Mi Guantánamo... el verdadero

Así mostramos al Guantánamo verdadero que crece, se construye y defenderemos siempre, el poseedor de grandes logros en la educación, la salud, la educación, el deporte y de los primeros combatientes que llegaron al Congo con el Che, muestra inequívoca de la solidaridad y el humanismo que muestran las huellas de los guantanameros por el mundo.

Este es mi Guantánamo y no la base naval que el gobierno de los Estados Unidos mantiene ilegalmente en Guantánamo, con una extensión de 117, 5 kilómetros cuadrados, de los cuales 39 corresponden a las aguas de la bahía de Guantánamo. Hoy este lugar, constituye una vergüenza para el mundo, pues ha devenido en símbolo de 10 años de fallos de la administración de Obama en cuanto al respeto a los derechos humanos.

Territorio que ocupa la base naval que el gobierno de los Estados Unidos mantiene ilegalmente en Guantánamo

En la base naval, fue torturado el trabajador cubano Manuel Prieto y asesinado el pescador Rodolfo Rosell Salas. Por disparos desde el enclave, murieron Ramón López Peña y Luis Ramírez López, combatientes de la Brigada de la Frontera, Orden Antonio Maceo, convertida en un símbolo de la valentía, firmeza y ecuanimidad de Guantánamo, por estar cara a cara al enemigo.

Soy guantanamera y estoy muy orgullosa de vivir de mi natal Aldea y de sus pobladores. Por tal razón, se necesita que el mundo comience a mirar a Guantánamo,no como el centro de detenciones que Estados Unidos mantiene ilegalmente en este territorio, sino como es, la ciudad de esa gente linda que hoy pasean por sus calles y día a día crean, sueñan y construyen en esta tierra heroica, mi Guantánamo, el verdadero.