Danisbeidis: El río Miel me dará la gloria que tanto deseo

Cuando la vi, recordé a la pequeña Risitos de Oro, tal era su enorme parecido por dorado cabello ensortijado y largo. Sin embargo, solo esto poseía Danisbeidis Matos Matos, de la pequeña que estaba perdida en el bosque y llegara a la cabaña de los tres ositos. Mi entrevistada es de la guantanamera ciudad de Baracoa y abraza el sueño de cubrirse de preseas devenidas de la natación.

"Aprendí a nadar desde que tenía 4 ó 5 años pero comencé a practicar la natación con la seriedad que lo requiere desde los 8 años, ahora tengo 10. ¿Les digo un secreto? Para quien como yo entreno a diario en las dulces aguas del Miel, río que encierra una ya conocida leyenda de Baracoa, no me fue nada traumático acercarme por vez primera a una piscina.

" Cuando vi frente a mi aquella piscina grande, me sentí impresionada, recuerdo que tuve un prearranque negativo, lo otro fue cuando entré al agua, recuerdo que sentí muchas ganas de orinar, sin embargo, perdí el miedo y se me quitó el nerviosismo. Eso fue en mi primera competencia nacional en la provincia de Granma de donde traje mi primera medalla de plata, en los 50 metros mariposa, principal estilo que domino, aunque domino los otros con la mayor perfección. Fue mi momento más importante en mi carrera deportiva".

Ganadora también en los 100 metros pecho y finalista en los otros eventos, esta pequeña se adjudicó además el 2do lugar en el Evento Internacional Copa Marcelo Salado en marzo de 2013 y la medalla de bronce y 8vo lugar en los 200 metros combinados en los Juegos Escolares nacionales en julio, suceso deportivo de relevancia internacional.

Ante la inminente pregunta de cuál de los dos escenarios le gusta para nadar, una pícara sonrisa se le escapa de los labios y me dice: "A pesar de haberme adaptado rápido a la piscina deportiva, adoro entrenar entra las dulces aguas del río Miel de la mano de mi entrenador Luis Manuel Pérez Abad.

"Soy una buena pionera, muy estudiosa, me gusta la lectura, atiendo a las clases de mis maestros y salgo muy bien en las materias, me considero una alumna muy aplicada. La vida del deportista exige mucho sacrificio, a este deporte le dedico muchas horas diarias de mucho sacrificio y sabes, periodista?, nado hasta tres kilómetros, en el Miel aprendí a nadar y es este Miel quien me dará la gloria que quiero .

"Espero tener todas las condiciones para hacer la Secundaria Básica en la Escuela Nacional Marcelo, donde entrenan los deportistas seleccionados para representar a su país en las competiciones internacionales. Yo quiero estar ahí, quiero llegar a ser como mi prima Elisbet Gámez, ella es mi paradigma.