1ro de septiembre: Guantánamo tomado por los colores de la enseñanza



Este primero de septiembre  Cuba se convierte en una gran escuela, comienza el nuevo curso escolar y con ello, la vida cambia. Hoy, desde temprano, la ciudad de Guantánamo y sus calles, fueron tomadas  por los colores de la enseñanza, para que los estudiantes tengan otra cita con el conocimiento, desde el  preescolar hasta la universidad.

Con inmensa alegría que los envuelve, todos los estudiantes van hacia sus escuelas, con sus mochilas cargadas de sueños a  enfrentar  metas superiores. Hay risas, llantos, canciones, mucho que aprender… en la escuela se afianza el verdadero significado de la amistad, la solidaridad y la confianza.

Más de  94 mil 513 son los estudiantes guantanameros que hoy van hacia los 736 centros educativos de la provincia. Allí,  tienen  asegurada la base material de estudio, el mobiliario y  el equipamiento tecnológico  necesario para el desarrollo exitoso del proceso docente educativo. 

El inicio de curso es un suceso importante para los estudiantes, incluso para quienes ya han dejado las aulas. En este esperado encuentro, los estudiantes se apropien del saludo,  las palabras de bienvenida al centro a los estudiantes de nuevo ingreso, o sencillamente el hecho de poner los ojos sobre el que  se presenta  por primera vez ante el grupo.

Al parecer son sencillas memorias, pero son tan importantes que perdurarán en el tiempo por el significado que para cada escolar deviene el encuentro: el reencuentro con los amigos, los profesores, la añoranza por los pasillos de la escuela, las primeras ilusiones amorosas, o simplemente las travesuras de un compañero siempre tan especial.
Este lunes comienzan las clases y con ello, las nuevas generaciones recibirán el mejor regalo que se puede dar a un ser humano: la educación, que como dijera nuestro José Martí, significa “depositar en cada hombre toda la obra humana que le ha antecedido, es hacer a cada hombre resumen del mundo viviente hasta el día que vive… es prepararlo para la vida”.