Cuba sale hoy de la lista terrorista, pero aún quedan asignaturas pendientes



Hoy Cuba debe de salir de la lista de países patrocinadores del terrorismo, que de forma exclusiva  confecciona el Departamento de Estado de Estados Unidos,  conforme a completarse al plazo de 45 días notificado por el presidente Barack Obama al Congreso el pasado 14 de abril. Y ese período se extingue este viernes.


Con esta decisión,  se abre un nuevo proceso, mucho más largo y complejo, en torno a la  normalización de los nexos, para que La Habana y Washington puedan finalmente restablecer sus relaciones diplomáticas y la apertura de embajadas. Sin embargo, algo que parece imposible, debido a que los congresistas están en su semana de vacaciones y tendrían que movilizarse antes de la medianoche del viernes para tratar el tema.

La salida de Cuba de la lista de países patrocinadores del terrorismo,  es uno de los aspectos en los que ha insistido la delegación cubana en las rondas de conversaciones efectuadas hasta la fecha. No obstante, independientemente de que este es un paso adelante en el restablecimiento de relaciones diplomáticas entre Cuba y Estados Unidos, no es el único requisito para que relaciones bilaterales progresen, existen otras asignaturas pendientes.

Es el caso de la eliminación inmediata del bloqueo económico, comercial y financiero contra Cuba, las transmisiones ilegales de radio y televisión, los programas subversivos y la devolución a Cuba del territorio que ilegalmente tienen ocupado con la Base Naval Yanqui en la había de Guantánamo.

El restablecimiento de relaciones diplomáticas entre Cuba y Estados Unidos es un hecho concreto, histórico, positivo. Es un primer paso de un camino largo y complejo que de alguna manera revierte una tendencia caracterizada por la hostilidad y la agresión por más de 50 años. Por tanto, es un proceso que llama al diálogo, al entendimiento y a la a la conversación refinada como debe ser las relaciones entre las naciones.