Oficiales del MININT en Cuba : Hombres y mujeres de 24 horas


Apuestan al peligro y carecen de miedo aunque corran el riesgo de quedar al descubierto. Y así, andan por el camino de la vida protegiendo a los ciudadanos, no importa si de verde o vestido como el ciudadano común. ¿Sus  armas?: La vocación, la valentía, el amor a su trabajo y el silencio, ese silencio que los hace más fuertes. Para estos hombres y mujeres oficiales del MININT, los riesgos y los sacrificios, no constituyen inconvenientes.  

Consagrado guardián de la Revolución y sus conquistas ante las acciones terroristas de los enemigos internos y externos, el Ministerio del Interior (MININT), fue fundado el 6 de junio de 1961 en pleno proceso de institucionalización del Gobierno revolucionario de Cuba y hoy arriba a su aniversario 54 con la  misión  esencial que han tenido desde su surgimiento: garantizar la tranquilidad y el orden interior de Cuba.

Las huellas de sus oficiales son imborrables. De igual manera,  las disímiles trincheras que han derribado por años en el enfrentamiento a la contrarrevolución, a las indisciplinas sociales, a  las ilegalidades, las actividades terroristas y de subversión política de los servicios de inteligencia de los Estados Unidos y sus aliados que anhelan ver a Cuba mirando al pasado capitalista. 

Con la tenencia de una formación completa de las modernas tecnologías de la comunicación, los órganos del MININT han protagonizado verdaderas epopeyas de heroísmo y resistencia. Estos hombres y mujeres, descuellan en su lucha contra las manifestaciones delictivas, el amparo de los bienes públicos y el medio ambiente, la defensa de las costas cubanas, en acciones contra desastres de la naturaleza.

Por ello hoy, firmes y convencidos de que la Revolución es invulnerable, los hombres y mujeres del MININT, tienen  poderosas las razones para celebrar su día. Escudo y garantía de la integridad de la Patria a estos oficiales, defensores de los más caros sueños de nuestro pueblo,  las 24 horas del día no les alcanzan porque ellas, le pertenecen al deber.