Hija de Chávez exhorta a derecha venezolana “a no jugar con el dolor del pueblo”



María Gabriela,  hija del líder de la Revolución Bolivariana, Hugo Chávez;  envió un comunicado en el cual rechaza los comentarios hechos por el ultraderechista Henrique Capriles Radonski, contra su familia, el pueblo venezolano y su padre.

El gran perdedor en las elecciones presidenciales del 7 de octubre,  puso en dudas la fecha de la muerte del Líder de la Revolución Bolivariana, por lo que María Gabriela, en carta publicada a través de la red social Twitter,  aseveró que “es sencillamente inconcebible pensar que una familia entera, hijos, hermanos, nietos, padres, nos hayamos podido prestar para tamaña mentira”.

María Gabriela aseguró que desde que el mandatario fue operado, el pasado 8 de diciembre, ...  “ mis hermanos, mis tíos, mis abuelos, mi hija y mis sobrinos, no hemos descansado cada día dándole AMOR a ese ser que lo único que nos dio toda la vida fue eso, AMOR”. Y “aunque se sentía cansado, aseguró,  estuvo dando instrucciones de gobierno y pidiendo información sobre la situación en el país”, tal como se hizo ver en más de 30 comunicados oficiales.

La misiva  fue leída por Ernesto Villegas, ministro de Comunicación e Información y fue dada a conocer en la capilla ardiente levantada en honor al presidente Hugo Chávez en la Academia Militar, hasta donde  siguen concurriendo miles de venezolanos y amigos desde otras partes del mundo.
 
A continuación La Guantanamera reproduce la misiva de María Gabriela Chávez:
 
Nunca me he involucrado directamente en cuestiones de política, pero en estos momentos tan delicados y vitales para mí y para el pueblo, me veo en la necesidad de alzar mi voz contra quienes quieren jugar con el dolor de mi familia, el dolor de mi pueblo y, sobre todo, con la memoria de mi gigante padre.
 
Es sencillamente inconcebible pensar que una familia entera, hijos, hermanos, nietos, padres, nos hayamos podido prestar para tamaña mentira.
 
Desde el mes de diciembre, mis hermanos, mis tíos, mis abuelos, mi hija y mis sobrinos no hemos descansado cada día dándole amor a ese ser que lo único que nos dio toda la vida fue eso: Amor. Y en ningún instante dejamos de rogar al cielo por el milagro de ver a papá sano, fuerte y de pie.
 
El viernes 1ro. de marzo, yo estuve con él haciendo nuestras oraciones. Luego bajé a la misa de inauguración de la capilla en el Hospital Militar y posteriormente volví a verlo junto al ministro Jorge Arreaza (a quién él amó como a un hijo más), y aunque se sentía cansado, estuvo dando instrucciones de gobierno y pidiendo información sobre la situación en el país.
 
No es justo, no es humano, no es aceptable que ahora pretendan decir que hemos estado mintiendo con respecto a la fecha de su partida.
 
Venezuela, con toda la responsabilidad del mundo, con toda la sinceridad del alma destrozada de una hija que amó y ama a su padre infinitamente, les digo que mi gigante murió luchando y murió en su patria el día 5 de marzo de 2013, exactamente una semana antes de mi cumpleaños. No jueguen más con el dolor de un pueblo y una familia que está devastada ante esta dura realidad.
 
Finalmente, a los señores de la oposición enferma y especialmente al señor Capriles les digo lo siguiente: Siempre se ha dicho que la política es sucia. Señores, por el bien de la patria, les exhorto a hacer política y a no ser tan sucios. Muchas gracias.