Publicarán libro sobre base naval yanqui en Guantánamo

Tomado de la  AIN

Un libro sobre la ilegal ocupación de parte del territorio cubano por la base naval estadounidense de Guantánamo, se publicará en coincidencia con el aniversario 110 del establecimiento de ese enclave, ocurrido el 10 de diciembre de 1903.

René González Barrios, director del Instituto de Historia de Cuba es el autor del texto Un Maine detenido en el tiempo: la base naval de Estados Unidos en la bahía de Guantánamo, el cual se encuentra en fase de preparación por la editorial Verde Olivo.

El intelectual precisó que la entrega constituye una obligación moral con la historia, el pueblo guantanamero y los soldados de la Brigada de la Frontera Orden Antonio Maceo, cuerpo armado custodio de la única frontera artificial de la ínsula caribeña.

González Barrios explicó que la existencia de ese enclave, foco de tensiones, agresiones y provocaciones, y trampolín para invasiones contra otros países del área, ha arraigado las convicciones antiimperialistas de los habitantes del extremo más oriental del país.

Desde 1898 hasta la fecha el Imperio ha fabricado muchos otros “Maines” para intervenir en el mundo, explicó el entrevistado al preguntársele por la referencia al acorazado norteamericano en el título del libro,

La explosión de ese destructor en la bahía de La Habana, fue uno de los pretextos esgrimidos por la potencia norteña para iniciar la llamada guerra cubano-hispano-norteamericana, y frustrar la victoria del Ejército Libertador Cubano frente a España, la cual era inminente.

Como consecuencia de esa “mediación” oportunista y no solicitada, y fundamentalmente por la ayuda prestada por los mambises a las tropas de Estados Unidos, esta nación logró su propósito, derrotar a la metrópoli europea, y convertir a Cuba en neocolonia.

En “Un Maine detenido…” se explica en detalle cómo por efecto de la bochornosa Enmienda Platt, impuesta a la primera Constitución cubana a principios del siglo XX, los norteamericanos tomaron posesión de parte de la bahía de Guantánamo “hasta que lo necesitaren”, o lo que es lo mismo, a perpetuidad.

El primer capítulo de la obra de González Barrios se nombra Historia de una usurpación. Otros se refieren a los crímenes cometidos en esa porción cubana de tierra, convertida actualmente en antro de torturas, y empleada, además, para dominar un triangulo estratégico conformado por Cuba, Puerto Rico y el canal de Panamá.