En Guantánamo voces por la Paz y la Abolición de las Bases Militares Extranjeras




Guantánamo ya es noticia.  Justo en esta ciudad oriental donde el gobierno de los Estados Unidos mantiene el ilegal enclave militar hace más de cien años, se realizará desde  hoy  y hasta el  20 de noviembre,  el III Seminario Internacional por la Paz y la Abolición de las Bases Militares Extranjeras.

El encuentro tiene como objetivo esencial, unir voces y aunar ciriterios entre los conferencistas y luchadores por la Paz, para 
la reposición inmediata  de los 117.6 kilómetros que ocupa el ilegítimo enclave militar estadounidense,  ubicado en parte de esta provincia guantanamera  y convertido hoy,  en uno de los centros de torturas más espantosos del planeta.


La apertura al  Seminario patrocinado por el Consejo Mundial por la Paz y el Movimiento Cubano por la Paz y la Soberanía de los Pueblos, en coordinación con el Instituto Cubano de Amistad con los Pueblos, se realizará en  la Plaza de la Revolución Mariana Grajales, sede principal de las conferencias y debates, donde se ex`pondrán  carteles cubanos por la Paz y contra la guerra.

Los delegados al III Seminario Internacional por la Paz y la Abolición de las Bases Militares realizarán
un encuentro por  varios Comités de Defensa de la Revolución de Guantánamo. Mientras en  Caimanera municipio limítrofe con la ilegal base naval yanqui,  los seminaristas realizarán  la declaración final del evento y como colofón de la jornada,  el teatro Guaso de correrá sus cortinas para ofrecer una  cantata por la Paz, protagonizada por artistas guantanameros.

Al evento estarán poresentes  María Socorro Gómez, Presidenta del Consejo Mundial de la Paz, del prestigioso abogado Ramsey Clark, quien fuera Fiscal General de los Estados Unidos entre los años 1966 y 1969   y de Silvio Platero Yrola, Presidente del Movimiento Cubano por La Paz y la Soberanía de los Pueblos.

La ilegal base naval yanqui es una humillación a la soberanía cubana y representa una violación del derecho internacional. El enclave militar,  de acuerdo con las autoridades cubanas, es además, el enclave más antiguo que el gobierno de los Estados Unidos mantiene fuera de su territorio y la única en un país que no es aliado de este.