ZunZuneo: una ilusión llamada al fracaso



Nuevamente  el gobierno de los Estados Unidos apuesta por  liderar acciones subversivas contra Cuba y el escenario  esta vez lo ocupa  las redes sociales.  Desde hace unos días, salió a la luz datos sobre ZunZuneo, un aparente Twitter cubano, una especie de  plan secreto de la Agencia Internacional para el Desarrollo de Estados Unidos (Usaid), creado con el objetivo de deteriorar nuestro proyecto político y social y sobre todo, sembrar la subversión especialmente en los jóvenes como protagonistas.

Una vez más los autores del supuesto ZunZuneo,  pretendieron aplicar en Cuba la misma receta usada en Irán, Libia, Filipinas y otras naciones, a través de mensajes   “inocentes”  a los suscriptores, tales como  la previsión del tiempo o resultados deportivos, que tuvieran como tras fondo impulsar acciones de protesta y subversión con los jóvenes, a quienes seducían con la posibilidad de intercambiar mediante estas conexiones conversaciones, materiales, música, películas y juegos en línea.

Pero este  nuevo engendro, ZunZuneo,  a su vez tendría un segundo momento y es donde  los mensajes se tornarían políticos y tendrían como fin persuadir a los usuarios para provocar una “primavera cubana”, es decir, una rebelión, teniendo en cuenta la importancia que tuvieron las redes sociales en revueltas como las de los países árabes.

Ahora un nuevo debate se abre a la palestra pública mundial, y es si este hecho de guerra cibernética fue o no aprobado por el gobierno de los Estados Unidos  o por su Presidente Barack Obama. Y no está lejos de imaginar que tras las sin números de mentiras inventadas para ser protagonistas del habitual show mediático, nunca van a ser receptivos al aceptar que el ZunZuneo se inscribe como una flagrante violación de la legislación internacional e incluso de la propia norteamericana.

Una vez más queda demostrado que acciones como ZunZuneo quedarán registradas en la historia de la Agencia Central de Inteligencia, como una de sus más ineptas operaciones de guerra cultural contra la Revolución cubana. Sin embargo,  nos deja una lección: las redes sociales, el acceso a Internet en nuestra época,  no es un lujo, sino un deber y un derecho, por tanto, se impone la necesidad de mantenerse vigilantes en su uso. 

ZunZuneo demostró a Cuba que no es más que una ilusión llamada al fracaso. Por  esta vez, como por otras, no se salieron con la suya, sin embargo, estoy completamente segura de que  vendrán otras acciones, teniendo en cuenta las  cifras millonarias que cada año destina el gobierno estadounidense para la subversión a Cuba. Y esto sin lugar a dudas,   demuestra que la subversión política e ideológica ha devenido a lo largo de estos años un instrumento indispensable de la política de Estados Unidos contra la Isla.

Hasta el momento y está demostrado por más de 50 años, ningún gobierno norteamericano ha encontrado la vía de llegar a los cubanos. Ahora bien, de lo que sí puede estar seguro el Imperio es, que aunque coloquen  sus esperanzas en querer derrotar nuestra Revolución apoyados en los nuevos adelantos tecnológicos, volverán a fracasar porque su terquedad e ignorancia no les deja ver más allá de sus narices.