Mostrando entradas con la etiqueta cederistas. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta cederistas. Mostrar todas las entradas

Los CDR: una organización que nació para ser eterna



La noche del 28 de septiembre de 1960 en un acto público frente al antiguo Palacio Presidencial, hoy Museo de la Revolución y  respuesta a varios petardos que la contrarrevolución hiciera estallar, mientras miles de habaneros escuchaban al máximo líder revolucionario. Fidel Castro llegaba de hacer una trascendental intervención durante el XV Periodo de Sesiones en la sede de la Organización de Naciones Unidas, en Nueva York.

Quienes se congregaban en el lugar, en ese momento respondieron con Vivas a la Revolución y posteriormente, entonaron las notas del Himno Nacional.  "Vamos a establecer un sistema de vigilancia revolucionaria colectiva, apuntó Fidel y añadió: ...  Están jugando con el pueblo y no saben todavía quién es el pueblo; están jugando con el pueblo y no saben la tremenda fuerza revolucionaria que hay en el pueblo".  

Así dijo Fidel Castro en dicha  concentración. Y con esta efervescencia revolucionara,  nacen los primeros Comités de Defensa de la Revolución (CDR) que este 28 de septiembre llega a sus 55 años y su activo papel frente a los planes de quienes desean truncar el proceso revolucionario cubano, lo ha caracterizado. 

La iniciativa, la voluntad, el desinterés, la solidaridad, el humanismo y la combatividad, son ingredientes que también los acompañan pues están diseminados en cada cuadra, barrio, en cualquier punto de la geografía cubana. Suman la activa participación en la Campaña de vacunación y la defensa de las conquistas de la Revolución, como otras de las tareas que empuja los CDR. 

Ante cada obra planteada por la Revolución, está el entusiasmo y la rapidez que caracteriza a cada cederista cubano, quienes también se destacan en el enfrentamiento a las indisciplinas sociales e ilegalidades y la lucha contra el delito,  y a través de los Destacamentos Mirando al Mar. A esto se suma la recogida de materias primas, el embellecimiento de los barrios, la activa ayuda en la campaña antivectorial y en la noble misión de las donaciones voluntarias de sangre.


Portadores de alegría, optimismo que se han entregado en cuerpo y alma junto al pueblo, su principal garante y protector, los cederistas tienen el orgullo de ser  una organización que nació para ser eterna.

Cederistas: escudo defensivo de la Revolución Cubana.



"Vamos a establecer un sistema de vigilancia revolucionaria colectiva, apuntó Fidel y añadió: ...Están jugando con el pueblo y no saben todavía quién es el pueblo; están jugando con el pueblo y no saben la tremenda fuerza revolucionaria que hay en el pueblo". Así, con esta efervescencia revolucionara,  nacen los primeros Comités de Defensa de la Revolución (CDR), el 28 de septiembre de 1960.

Fue en un acto público frente al antiguo Palacio Presidencial,  hoy Museo de la Revolución, como respuesta a varios petardos que la contrarrevolución hiciera estallar mientras miles de habaneros escuchaban al máximo líder revolucionario, recién llegado de hacer una trascendental intervención durante el XV Periodo de Sesiones en la sede de la Organización de Naciones Unidas, en Nueva York.

Hoy los CDR  llegan a sus 54 años y su activo papel frente a los planes de quienes desean truncar el proceso revolucionario cubano, lo ha caracterizado. Lo acompaña además, la iniciativa, la voluntad, el desinterés, la solidaridad, el humanismo y la combatividad, pues están diseminados en cada cuadra, barrio, en cualquier punto de la geografía cubana, pues constituye la mayor organización de masas del país.

La activa participación en la Campaña de vacunación y la defensa de las conquistas de la Revolución, son entre otras, algunas de las tareas que empuja los CDR. A esto se suma la recogida de materias primas, el embellecimiento de los barrios, la activa ayuda en la campaña antivectorial y en la noble misión de las donaciones voluntarias de sangre.

El entusiasmo y la rapidez ante cada obra planteada por la Revolución, caracteriza a cada cederista cubano, también se desrtacan en el enfrentamiento a las indisciplinas sociales e ilegalidades y la lucha contra el delito,  y a través de los Destacamentos Mirando al Mar. 

Portadores de alegría, optimismo que se han entregado en cuerpo y alma junto al pueblo, su principal garante y protector, los cederistas tienen el orgullo de ser la organización por excelencia de la familia cubana y de formar parte durante 54 años del escudo defensivo de la Revolución Cubana.

Pioneros cubanos: bastión en la lucha por la defensa de la tranquilidad ciudadana



Cuando mis vecinitos llegaron de la escuela este viernes 26 de septiembre, ya todo estaba preparado. A las 8 de la noche, ya Laurita, Cinthia,  Marcos, Alicia y Arles, salían alegres de sus hogares con sus uniformes, consignas y banderitas para como en todos los barrios de Cuba, hacer la guardia pioneril.

Casa por casa, iban arrastrando consigo a otros escolares de primaria y secundaria básica para participar, junto a los pioneros de toda Cuba, en la actividad más importante de la nueva generación de cederistas y celebrar el advenimiento de n aniversario más  de la creación de los Comités de Defensa de la Revolución (CDR).

Durante la vigía, recorrieron objetivos de interés económico y social del barrio y accionaron las patrullas "click" , en busca de un mayor ahorro energético, hubo música, juegos, rondas, lecturas de cuentos, poemas, música y el merecido reconocimiento a cederistas fundadores y destacados, iniciativas de los pioneros junto a sus padres y maestros.

Variadas son las tareas que desarrollan los CDR donde sus afiliados tienen una destacada participación, entre ellas, las donaciones de sangre voluntarias, la recogida de materia prima, la participación en las reuniones, limpieza y embellecimiento de la cuadra y la guardia pioneril, orgullo para Laurita, Cinthia,  Marcos, Alicia y Arles,  que con su aporte se convirtieron en bastión en la lucha por la defensa de la tranquilidad ciudadana.

El 28 de septiembre de 1960, el pueblo cubano reunido en la Plaza de la Revolución José Martí, en La Habana, aprueba la propuesta del Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz de constituir un sistema de vigilancia colectiva. Así nacen los CDR, organización de de masas más grande del país, que aúna en sus filas a todo cubano mayor de 14 años de edad.

Cederistas cubanos: Garantes de la Revolución




"Vamos a establecer un sistema de vigilancia revolucionaria colectiva, apuntó Fidel y añadió: ...Están jugando con el pueblo y no saben todavía quién es el pueblo; están jugando con el pueblo y no saben la tremenda fuerza revolucionaria que hay en el pueblo". Así, con esta esfervescencia revolucionari,  nacen los primeros Comités de Defensa de la Revolución (CDR), el 28 de septiembre de 1960.

Fue en un acto público frente al antiguo Palacio Presidencial,  hoy Museo de la Revolución, como respuesta a varios petardos que la contrarrevolución hiciera estallar mientras miles de habaneros escuchaban al máximo líder revolucionario, recién llegado de hacer una trascendental intervención durante el XV Periodo de Sesiones en la sede de la Organización de Naciones Unidas, en Nueva York.

Hoy los CDR  llegan a sus 52 años y su activo papel frente a los planes de quienes  desean truncar el proceso revolucionario cubano, lo ha caracterizado. Lo acompaña además, la iniciativa, la voluntad, el desinterés, la solidaridad, el humanismo y la combatividad, pues están diseminados en cada cuadra, barrio, en cualquier punto de la geografía cubana, pues constituye la mayor organización de masas del país.

La activa participación en la Campaña Nacional de Alfabetización y de vacunación,  además de la defensa de las conquistas de la Revolución, son  de las tareas que empuja los CDR. A esto se suma la recogida de materias primas, el embellecimiento de los barrios, la activa ayuda en la campaña antivectorial y en la noble misión de las donaciones voluntarias de sangre.

El entusiasmo y la increíble rapidez ante cada obra planteada por la Revolución, caracteriza a cada cederista  cubano, ciudadanos que se han entregado en cuerpo y alma junto al pueblo, su principal garante y protector.

Los Comités de Defensa de la Revolución: Medio siglo de vigilancia y combatividad


El 28 de septiembre de 1960, en acto público frente al antiguo Palacio Presidencial, hoy Museo de la Revolución, el pueblo cubano, aprueba la propuesta del Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz, de constituir un sistema de vigilancia colectiva popular frente a ataques terroristas.

"Vamos a establecer un sistema de vigilancia revolucionaria colectiva, apuntó Fidel y añadió: ...Están jugando con el pueblo y no saben todavía quién es el pueblo; están jugando con el pueblo y no saben la tremenda fuerza revolucionaria que hay en el pueblo".

Así nacen los primeros Comités de Defensa de la Revolución (CDR), como respuesta a varios petardos que la contrarrevolución hizo estallar mientras los habaneros escuchaban al máximo líder revolucionario, recién llegado de realizar una trascendental intervención en el histórico discurso durante el XV Periodo de Sesiones en la sede de la Organización de Naciones Unidas, en Nueva York.

Con su activo papel frente a los planes de los que quieren truncar el proceso revolucionario cubano, además del entusiasmo, la iniciativa, la voluntad, el desinterés, la solidaridad, el humanismo y la combatividad, los CDR se encuentran en cada cuadra, barrio y en cualquier punto de la geografía cubana por lo que constituyen hoy la mayor organización de masas del país.

Entre los otros objetivos que se trazó la institución una vez creada, se incluyen la activa participación en la Campaña Nacional de Alfabetización y la práctica de vacunaciones contra la poliomielitis y otras enfermedades, además de la defensa de las conquistas de la Revolución.

Los CDR desempeñan un rol esencial en la recogida de materias primas, el embellecimiento de los barrios, la activa ayuda en la campaña antivectorial y en la noble misión de las donaciones voluntarias de sangre, las cuales superan la

Identificados por el entusiasmo y la increíble rapidez ante cada obra planteada por la Revolución, a la que se han entregado en cuerpo y alma junto al pueblo, su principal garante y protector, los cederistas cubanos han llegado al medio siglo de vida más vigilantes y combativos que nunca.

Los pioneros cubanos: baluarte en la defensa de la tranquilidad ciudadana


Cuando llegaron de la escuela el viernes 24 de septiembre, ya todo estaba preparado. A las 8 de la noche, ya Laurita, Alex, Marcos, Alicia y Albertico salían alegres de sus hogares con sus uniformes, consignas y banderitas para hacer la guardia pioneril en el barrio.

Casa por casa, iban arrastrando consigo a otros escolares de primaria y secundaria básica para participar, junto a los pioneros de toda Cuba, en la actividad más importante de la nueva generación de cederistas y celebrar el advenimiento del 50 de los Comités de Defensa de la Revolución (CDR).

Durante la vigía, recorrieron objetivos de interés económico y social del barrio y accionaron las patrullas "click" , en busca de un mayor ahorro energético, hubo música, juegos, rondas, lecturas de cuentos, poemas, música y el merecido reconocimiento a cederistas fundadores y destacados, iniciativas de los pioneros junto a sus padres y maestros.

Variadas son las tareas que desarrollan los CDR donde sus afiliados tienen una destacada participación, entre ellas, las donaciones de sangre voluntarias, la recogida de materia prima, la participación en las reuniones, limpieza y embellecimiento de la cuadra y la guardia pioneril, orgullo para Laurita, Alex, Marcos, Alicia y Albertico que con su aporte se convirtieron en bastión en la lucha por la defensa de la tranquilidad ciudadana.

El 28 de septiembre de 1960, el pueblo cubano reunido en la Plaza de la Revolución José Martí, en La Habana, aprueba la propuesta del Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz de constituir un sistema de vigilancia colectiva. Así nacen los CDR, organización de de masas más grande del país, que aúna en sus filas a todo cubano mayor de 14 años de edad.