Fidel Castro Ruz: 84 años altivo y enérgico como un Caguairán


Hace 22 años te conocí y aún te recuerdo montado en aquel ómnibus paseando entre los niños y jóvenes cubanos y de otros países del mundo, por la entonces Ciudad de Pioneros José Martí en La Habana, a propósito de la celebración del XI festival Mundial de la Juventud y los Estudiantes.

Este 13 de agosto cumples 84 años de edad, Fidel Castro Ruz, imperecedero joven rebelde de la Sierra Maestra, sin embargo, no descansas, tu pensamiento sigue en tu pueblo, en la lucha contra el terrorismo, por avizorar el peligro nuclear y por la liberación de los cinco héroes prisioneros cubanos injustamente en los Estados Unidos.

Ha pasado el tiempo y ya no te pienso como niña ante tu estatura de gigante verde olivo, sino como artífice de la Revolución Cubana y estadista brillante, portador de una imponente personalidad y una sabiduría que perdurará en todos los hombres de Cuba, Latinoamérica y del mundo.

Tu figura gallarda la guardé por siempre en mi memoria. Por eso, estás en todas partes: en el aire, en el agua, en el fuego, en el amor. Con tu ejemplo, iluminas el rostro de todos los cubanos, para acrecentar la valía de un hombre como tú, despojado de linaje alguno, razón por la que no dejarás de ser nuestro eterno guerrero Comandante de las ideas.

Hoy tu voz, cual bastión inquebrantable, nos prepara para desafiar las realidades que se presenten en cualquier momento. Y es que ya no te perteneces, Comandante: dejaste de ser de ti mismo para ser de tu pueblo y ese, es un mérito que no podrán quitarte jamás.

Seguirás combatiendo como lo que eres, Fidel: el eterno soldado de las ideas, una de las figuras más importantes del siglo XX y parte del XXI, el líder de la Revolución Cubana, el acérrimo luchador por la liberación de los pobres del mundo. Así llegas a tu cumpleaños 84: altivo y enérgico como un Caguairán.