Las violaciones contra Gerardo deben de cesar de inmediato


Cuba está en pie de lucha. Gerardo Hernández Nordelo, uno de los Cinco Héroes cubanos prisioneros en cárceles estadounidenses, tras casi doce años de ilegal encierro, está confinado en el hueco con la salud quebrantada, pues padece de una enfermedad ignorada por las autoridades del penal.

Este cubano, inculpado a dos cadenas perpetuas más 15 años, no solo está en el hueco de la prisión, sino en una pequeña celda carente de ventilación que comparte con otro recluso y donde no le consintieron cargar sus objetos personales.

Gerardo padece de dolencias físicas que asomaron desde el pasado mes de abril y aunque había solicitado asistencia médica, solo el 20 de julio le permitieron asistir a una consulta y de la misma, salió sin un tratamiento médico acertado para sus dolencias.

Definitivamente esta situación constituye una prueba más de brutalidad. Justo en estos momentos en que sus abogados necesitan comunicarse con él, uno de los cuales, Leonard Weinglass, viajó este jueves a California para tratar de entrevistarse con él.

El objetivo del jurista era preparar el proceso de habeas corpus, gestión legislativa que se realiza tras la investigación de su caso, el cual fue impugnado por el Tribunal Supremo de los Estados Unidos.

Las violaciones impuestas a Gerardo, son considerables y deben de acabar de inmediato. Gerardo es uno de los Cinco cubanos presos en los Estados Unidos por infiltrar grupos terroristas que desde Miami, planeaban realizar atentados contra Cuba. Y de eso está claro el gobierno estadounidense.