Antonia Luisa Cabal Salis: Madre de los músicos guantanameros


Hoy la cultura en Guantánamo está de luto. La reconocida maestra de generaciones de músicos guantanameros, Antonia Luisa Cabal Salis (Tootsie), dijo adiós a la vida para dejar una huella imborrable en la cultura cubana.

Graduada de de Musicología en la Universidad de Oriente, la vida de Tootsie está directamente ligada a un pentagrama y a siete notas musicales. La pianista, pedagoga y directora de coros, comenzó su vida laboral en una academia infantil, hasta que en Guantánamo se abrió la escuela de arte Luis A. Carbó, donde fue directora y laboró hasta 1980.

Tootsie, considerada la madre de los músicos guantanameros, fue una mujer de mirada severa y muy exigente en su trabajo, aunque siempre estaba rodeada de niños y jóvenes, con los que asumió proyectos en aras de enriquecer y continuar elevando el arte y la cultura en Guantánamo.

Creadora del primer coro masculino en Cuba, el coro infantil, el coro Voz Tempo y el coro mixto, posee entre sus méritos el haber fundado la enseñanza artística en la provincia, los festivales de música infantil Vocecitas de Cristal y la jornada de concierto Pepe Gallart.

La destacada músico y pedagoga ostenta cuantiosos reconocimientos y distinciones, entre ellas la Orden por la Cultura Nacional, el Premio Nacional de Cultura Comunitaria, la medalla Alejo Carpentier, el Premio EGREM y el Cemí, símbolo de la provincia de Guantánamo.

Antonia Luisa Cabal hoy se despidió, sin embargo, nos legó su mayor premio: el respeto y la dmiración de muchos que, aunque tomaron otros derroteros fuera de la música, la acompañaron hasta el último aliento.