Los Cinco no han perdido el sentido de la risa


Destacados caricaturistas cubanos que fueron compañeros de Gerardo Hernández cuando él colaboraba con distintas publicaciones, compartieron sus experiencias en la difusión del caso de los Cinco durante el taller Humor Rebelde, como parte del Tercer Encuentro Juvenil de Solidaridad con los Cinco.


Adán Iglesias ( Adán), director del Dedeté, explicó que en el diario Juventud Rebelde digital existe un espacio de humorismo gráfico sobre el tema, y todo el que esté interesado puede colaborar con este sitio a través del correo contacto@dedete.cu. «En él podrán encontrar obras de artistas cubanos y de otros países que continúan una tradición antiimperialista. «De manera agradable y con la fuerza del impacto que tiene la caricatura podemos llegar a más personas y sensibilizarlas con la situación que enfrentan nuestros Héroes», comentó.

Ante la presencia de Adriana Pérez, esposa de Gerardo y de Mirta Rodríguez, madre de Antonio Guerrero, los jóvenes escucharon la intervención de Arístides Esteban Hernández Guerrero (ARES) sobre la historia de esta modalidad en Cuba y expresaron su apoyo a la causa, a partir de todo lo que se puede hacer para difundir la verdad.


En uno de los momentos más emocionantes del encuentro, Adriana intervino sobre la necesidad de utilizar el arte en la defensa de los patriotas presos. «Desde el primer instante—dijo— a ellos les sirvió el humor para olvidarse del aislamiento, por su gran sensibilidad, porque a pesar de las difíciles condiciones no han perdido el sentido de la risa, el sentido de la vida. Pero no solo es el humor, ahí también están los dibujos de Tony, sus poemas, los que ha hecho Ramón, lo que escribió René sobre el juicio. Ahora Fernando incursiona en la pintura».


Adriana les contó a los presentes cómo su esposo diseñó el logo de la campaña: «Utilizó el fondo de un pomo de desodorante y fue delineando la figura con la tapa del pomo y con un palillo de dientes. Aunque carecía de materiales, puso a mover su creatividad y le dio una tonalidad a la estrella con café. Una amiga se llevó el boceto y entonces le puso colores como él quería: el azul, que representa el de la bandera, el rojo por el triángulo de la enseña nacional y el dorado de la estrella simboliza la de Héroe de la República de Cuba».

Los caricaturistas agradecieron el intercambio y llamaron a hacer más por la causa de los Cinco, convencidos de que el amor y el humor todo lo pueden.