La agencia EFE y el espíritu fascista


Todo indica que en la agencia EFE todavía se rigen por aquel postulado fascista de Goebbels, el ministro de propaganda de Hitler, quien insistía en que una mentira repetida mil veces se convierte en una verdad.

Por ello, a propósito de Orlando Zapata, muerto en prisión tras una prolongada huelga de hambre, acaban de repetir aquello de que el preso era "uno de los 75 disidentes condenados en la primavera de 2003".

Y nada más lejos de la verdad. El nombre de Orlando Zapata no está en la lista de los mercenarios detenidos y llevados ante los tribunales en marzo de ese año. Muy al contrario, el día nueve de ese mismo marzo Orlando Zapata era liberado de la prisión donde cumplía condena desde el año anterior por el delito de alteración del orden.

No era su primera vez en la cárcel, de donde entraba y salía desde 1993, por delitos como violación de domicilio, estafa o lesiones y tenencia de arma blanca -un machete con el que agredió al ciudadano Leonardo Simón, causándole varias heridas y una fractura craneal, hecho que la agencia EFE pudiera comprobar muy fácilmente, si quisiera.

Muy pocos días mediaron entre la última liberación de Orlando Zapata y su siguiente condena a tres años de cárcel, pues esos pocos días bastaron para que volviera a delinquir y fuera nuevamente arrestado.

Ese, y no otro, es el historial de Orlando Zapata, a quien la agencia EFE otra vez insiste tozudamente en presentar como uno de los "disidentes condenados en la primavera de 2003".

EFE puede seguir mintiendo hasta el hartazgo pero debería tener en cuenta que, muy a su pesar, al repetir una mentira mil veces lo único que se consigue es convertirla en una mentira mil veces más grande.