Los derechos humanos en Cuba no es jueguito de muchachos




La fuerza de Cuba radica en su mayor capital: el humano. Si una nación asegura su futuro,  si atesora hombres y mujeres de bien.  Y esta es una poderosa razón para que nuestro país bloqueado,  NO quede en silencio respecto a la situación de los derechos humanos, que como cada 10 de diciembre, celebra  su día por resolución de la Asamblea General de las Naciones Unidas.

No importan los datos y las cifras, lo más importante es la voluntad política en el tema. Cuando un ciudadano llega a un hospital en Cuba, no se le pregunta cuánto devenga de salario,  ni si tiene seguro médico o una tarjeta de crédito. Tampoco se le exige la cédula electoral, ni se indaga sobre su filiación política, credo, salario y color de la piel por que sencillamente están al margen, eso no importa. Los servicios de salud cubanos, son totalmente gratuitos para todos por igual y muy cercanos a sus domicilios.

Hasta  lo más intrincado de la geografía cubana, llega tecnología solo vista hasta en hospitales de países con grandes recursos. Hablo de servicios de  ultrasonido, apoyo vital, fisioterapia, endoscopía, radiología, regulación menstrual, consulta de alergia para niños, salas de terapia intermedia e intensiva, cardiología y otras especialidades tan importantes para la vida.

Hoy nuestros hijos van a cualquier escuela donde quiera que esté, sin importar el sexo, la raza, la creencia religiosa, sin temer a nada, ni a nadie, pueden pasearse libremente por las calles a cualquier hora sin preocupación de ser atacados, atropellados, violados o brutalmente heridos por armas de fuego. Esto es solo un ejemplo de la voluntad del gobierno cubano de garantizar  la educación y la tranquilidad a todos por igual.

A pesar de esto, Cuba es una  isla que durante más de medio siglo ha sido acusada por el Gobierno de los Estados Unidos y sus secuaces, de violar los Derechos Humanos. Sin embargo, me pregunto: ¿Por qué el gobierno de los Estados Unidos, se empeña en condenar a Cuba de violar la Declaración Universal de los Derechos Humanos? ¿ Por qué mantienen tamaña acusación, cuando el ejemplo más fehaciente de su constante violación, es el de mantener en territorio guantanamero, la Ilegal base naval yanqui  y permitir que ahí se practiquen barbaries de todo tipo?

Este comportamiento responde  a una explicación: siempre han querido ridiculizar a Cuba en el ámbito internacional y no lo han logrado, ni lo lograrán jamás, por la sencilla razón de que nuestro país muestra ante tanto cinismo,  una actitud digna con gestos de humanidad y solidaridad con otros países hermanos. 

Los Derechos Humanos que conocen los cubanos es el de no dejar a nadie desamparado, es compartir todo lo que tenemos  más allá de las fronteras, el de garantizar la educación y la salud gratuitas, el de defender los derechos de la niñez y proteger a los ancianos, el de seguir siendo ejemplos ante el mundo en colaboraciones  tanto en la medicina,  el deporte, la cultura, la educación… Como pueden apreciar, amigos lectores, esto es muestra evidente de que los derechos humanos en Cuba,  no es jueguito de muchachos.