Mostrando entradas con la etiqueta derechos humanos. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta derechos humanos. Mostrar todas las entradas

Los #DerechosHumanos que conocemos en #Cuba



Todos nosotros podemos, y debemos, actuar en la vida cotidiana para promover los derechos humanos de las personas que nos rodean. Este es el principio que impulsa una nueva campaña mundial puesta en marcha por la Oficina de Derechos Humanos de las Naciones Unidas: «¡Defiende hoy sus derechos!».
Ban Ki-moon

La fortaleza de Cuba radica en su mayor capital: el humano. Si un estado atesora hombres y mujeres de bien, asegura su futuro. Y esta es una poderosa razón para que nuestro país bloqueado, NO calle en cuanto a los Derechos Humanos, que como cada 10 de diciembre, celebra su día por resolución de la Asamblea General de las Naciones Unidas.

La propuesta fundamental de este Día, celebrado  desde el año 1950,  se fundamenta en la Declaración Universal de que en todas partes y en todo momento,  tengamos igualdad de derecho ante cualquier formulación jurídica o política o condiciones inherentes a todo ser humano.

Este año, a nivel internacional, el Día de los Derechos Humanos tiene como lema:  ¡Defiende hoy sus derechos!» por ello, es un llamado a todas las personas a defender los derechos del otro. Por ello, cada uno de nosotros debe tomar una posición, debe dar un paso adelante y defender los derechos de un refugiado o migrante, un discapacitado,  una mujer, un niño, un afrodescendiente, o sencillamente  cualquier persona que corra el  riesgo de ser discriminada o sufrir algún acto violento.

En Cuba, más allá de datos y cifras, lo más importante es la voluntad política. Cuando un ciudadano cubano llega a un hospital, no se le pregunta cuánto devenga de salario, ni si tiene seguro médico o tarjeta de crédito, tampoco interesa filiación política, credo, o color de la piel. Todo lo anterior,  queda al margen en un país donde los servicios elementales en el Sistema de Salud, son enteramente gratuitos para todos y cercanos a sus domicilios.

Las  embarazadas en Cuba reciben  chequeos de salud antes y después del nacimiento del bebé en una institución médica o en el hogar, también los recién nacidos son sometidos a pruebas  alrededor del quinto día posterior al nacimiento, para identificar la presencia de cinco enfermedades congénitas.

Medio siglo después del triunfo de la Revolución, los cubanos gozamos del primer derecho humano: el de la vida. Pese al criminal bloqueo económico, comercial y financiero impuesto por el imperio norteamericano contra nuestro país, hoy nuestros hijos van a cualquier escuela donde quiera que esté, sin temer a nada.

También se pueden pasear libremente por las calles a cualquier hora sin preocupación de ser atacados, atropellados, violados o brutalmente heridos por armas de fuego. Estos son ejemplos de la voluntad del gobierno cubano en aras de garantizar la educación y la tranquilidad ciudadana. Son solo algunos elementos.

Los Derechos Humanos que conocemos en Cuba es el de NO dejar a nadie desamparado, es el Derecho a una vida digna, lejos de las drogas, el analfabetismo, la insalubridad, la ignorancia, el abuso. Es el Derecho de defender los intereses de la niñez, de la juventud, el de proteger a los ancianos, a la población y el Derecho de compartir lo que tenemos más allá de las fronteras.  Es el Derecho a proteger la Vida.

La violencia contra la mujer y las niñas es violencia contra la sociedad

Resultado de la violencia, las hermanas Patria, Minerva y María Teresa Mirabal, llamadas  "mariposas inolvidables", fueron asesinadas un 25 de noviembre de 1960 en República Dominicana por orden del dictador Rafael Leónidas Trujillo. Hoy, estas activistas luchadoras dominicanas, conocidas como las "mariposas inolvidables", han pasado a la historia como el máximo exponente de la crisis de violencia contra la mujer en América Latina.

Y no fue hasta el año de 1981, en el marco del Primer Encuentro Feminista Latinoamericano y del Caribe efectuado en Bogotá, Colombia, cuando se decidió marcar el día 25 de noviembre como el Día Internacional de No Violencia contra las Mujeres, en conmemoración del lamentable asesinato. 

Años  después, en 1993, la Asamblea General de las Naciones Unidas aprobó la Declaración de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer.  Por tal motivo desde el 17 de diciembre de 1999,  la resolución 54/134, la Asamblea General declaró esta fecha como el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer.

A partir de esa fecha que la ONU insta a los gobiernos, las organizaciones internacionales y las organizaciones no gubernamentales a organizar actividades dirigidas a sensibilizar a la opinión pública respecto al problema de la violencia contra la mujer.

El principal objetivo de esta jornada que dará inicio a 16 días de activismo, hasta el 10 de diciembre, es concienciar a la población de uno de los grandes y graves problemas a los que se enfrentan miles de mujeres y niñas cada día.  Por ello, la iniciativa mundial Pinta el mundo de naranja: Pon fin a la violencia contra las mujeres y las niñas constituye una oportunidad para el compromiso global con el enfrentamiento al fenómeno.

La violencia contra las mujeres es y debe siempre considerarse un problema complejo, debido al gran número de mujeres que padecen o han padecido la violencia y además por las secuelas serias y profundas que conlleva, como pueden ser el padecimiento de trastornos emocionales, problemas de salud mental y mala salud reproductiva. Por lo tanto, requiere atenderse desde diversas áreas como:  educación, cultura, salud, justicia, entre otras.

Cuba se inserta en este contexto de lucha a favor de la Mujer desde el Primero de enero de 1959, cuando comenzó un trabajo de prevención y atención a la violencia intrafamiliar.  Para ello,  se ha establecido un trabajo con la Federación de Mujeres Cubanas y otras entidades con la finalidad de capacitar y divulgar materiales informativos para enfrentar este fenómeno.

Unode los beneficios de los que goza la mujer cubana es la licencia de Maternidad gratificada hasta un año renovada desde el año 2003. Otros lo son el derecho a ejercer el voto, de elegir y ser elegidas como posibles Candidatas a delegadas a las Asambleas del Gobierno a instancias municipales, provinciales y nacionales.

La voluntad política a favor del desarrollo pleno de la mujer hace que los rasgos de violencia que aún persisten en algunos hogares cubanos, no se igualan en tamaño a los de otros países del mundo, donde se revelan actos de agresión física, violaciones, crímenes, venta y tráfico de niñas, pornografía infantil... 

La lucha por alcanzar la igualdad y eliminar decididamente la violencia contra las mujeres en el mundo no puede cesar. La violencia contra la mujer es violencia contra la sociedad, es una grave violación de los derechos humanos, una pandemia que debemos detener y solo puede eliminarse mediante la voluntad política y las acciones a desarrollarse en los diversos sectores de la humanidad.

Día de los Derechos Humanos: ¿fecha cruel para Estados Unidos?

Por: Pablo Soroa Fernández
 
Hace 64 años la Asamblea General de las Naciones Unidas instituyó al 10 de Diciembre como Día de los Derechos Humanos, efeméride que hoy debería ser motivo de festejos, a no ser por la violación consuetudinaria de esos derechos, en muchas partes del planeta, por parte de quienes se autocalifican sus defensores.
 Constituiría un disimulo inútil ocultar que a la cabeza de esos falsos devotos de los derechos humanos figura Estados Unidos de Norteamérica, uno de los votantes a favor de la Declaración Universal de Derechos Humanos, aprobada dos años antes, en 1948,  por el máximo organismo internacional y germen de esa loable, pero hasta ahora irrealizada iniciativa, lastrada desde su nacimiento por concentrar su contenido en el disfrute individual de derechos, y enfatizar en los de carácter civil y político.
Aunque el artículo  3  de la Declaración (Derecho a vivir en Libertad) subraya que “Todo individuo tiene derecho a la vida, a la libertad y a la seguridad de su persona”, ese acápite  puede incluirse entre los menos aplicados y ejercitados en el vecino país norteño y en otras latitudes.
¿Acaso lo obedecieron los dos policías que en Nueva York y Fergunson, respectivamente, asesinaron a mansalva a dos afro norteamericanos que no portaban armas? ¿No tenían las víctimas, por el color de su piel y posición social,  derecho a la vida?  ¿Acaso acataron el contenido de “La Declaración…” los jurados horros de vergüenza –integrado mayoritariamente por ciudadanos blancos-  que “por falta de pruebas” absolvieron, a los dos uniformados?  
    Sin entrar a detallar si Adán, en su testamento, privó de sus derechos humanos a los prisioneros torturados en las ergástulas del territorio ocupado ilegalmente, con métodos que hubieran hecho palidecer a los que recurrió el nacional socialismo alemán para exterminar a los judíos, durante la II Guerra Mundial, o a los civiles vietnamitas, iraquíes, y a los miles de latinoamericanos asesinados durante la Operación Cóndor, ¿cabría indagar por qué los representantes de Estados Unidos en la ONU y en otros escenarios internacionales tienen la sangre fría de deletrear de-re-chos-hu-ma-nos, en voz alta ?
¿Por qué el Imperio   acusa de violadora de esos derechos –solo por el hecho de no someterse a sus designios-  a Cuba, bloqueada y agredida por  los mismos imperialistas; de manipular a la opinión pública sobre la verdad de uno de  los pocos países que prácticamente ha cumplido los Objetivos de Desarrollo Humano del Milenio, entre ellos, erradicar la pobreza extrema y el hambre, lograr la enseñanza primaria universal, promover la igualdad entre los géneros y el empoderamiento de la mujer,  reducir la mortalidad de los niños menores de cinco años, sin perjuicio de su colaboración con el mundo, en materia de educación, de salud y de lucha contra enfermedades mortales, como el Ébola?
   
¿Por qué no se autocuestiona la razón por la cual el mundo se opone cada vez más a su bloqueo económico, comercial y financiero contra Cuba, como lo corroboran las votaciones abrumadoras a favor de la moción que anualmente se  presenta en   la Organización de Naciones Unidas contra esa acción genocida?     
   A pesar de que los medios de comunicación masiva están en manos de las transnacionales de  EE.UU o países afines,  a los Tartufos de los Derechos Humanos resulta imposible evitar que  circulen por Internet verdades como las que siguen:
“Como quien porta un candil para alumbrar la calle manteniendo a oscuras la casa, Estados Unidos emite periódicamente enjundiosos informes sobre la violación de los derechos humanos en todos los países del mundo, menos en uno: Estados Unidos.
Amnistía Internacional, tras la divulgación de un informe del Senado estadounidense sobre las torturas de la Agencia Central de Inteligencia de EE.UU. (CIA, por sus siglas en inglés), denuncia la impunidad que asiste a los violadores de los derechos humanos en Estados Unidos.
“Este informe es "un duro recordatorio de la actual impunidad por las muchas abominables violaciones de los Derechos Humanos perpetradas en nombre de la 'seguridad nacional'", critica la AI en un comunicado difundido este martes.

“La organización defensora de derechos humanos se lamenta de que, pese al gran número de evidencias existentes, ninguno de los implicados en el programa de torturas de la CIA haya sido llevado ante la Justicia.

"Las limitadas investigaciones del Departamento de Justicia acabaron en 2012 sin que nadie fuera imputado. Igualmente, la destrucción por parte de la CIA de cintas de video de sesiones de interrogatorio en las que podía haber pruebas de delitos tampoco ha conllevado cargos".
 
Post data: Sin ser experto en Derecho Internacional, opina el periodista que el pecado original reside en no  haberse instituido, antes de la fecha - homenaje  que hoy a unos alegra y a la mayoría –los familiares de millones de víctimas- entristece, otra de más alcance: el día de los Deberes Humanos.
Seguramente, como un escolar indisciplinado y más fornido que sus condiscípulos, Estados Unidos no haría la tarea o obligaría a uno más débil a que hiciera la suya,   mientras en otras escuelas de la Unión, los padres de un niño abaleado por un vecino de pupitre, un   francotirador o un esquizofrénico, acusaría a la Asociación Nacional del Rifle, por oponerse a la regulación de armas en manos de la población.
   Y  un jurado, integrado por fabricantes de ametralladoras y pistolas, bloquearía (divina forma verbal imperialista)  el atestado.

En el lugar de #Cuba donde se violan los Derechos Humanos


Doy fe al título con el que nombro este post. En un lugar de Cuba SI se violan los derechos Humanos y ese lugar, aunque está en Guantánamo, nada tiene que ver con la ciudad en que vivo , sino con la cárcel que el gobierno de los Estados Unidos tiene en la ilegal base naval yanqui en este territorio cubano hace más de cien años.


Es impresionante saber que  el mundo  reconoce su existencia, pero nadie habla del sitio oscuro oculto entre las colinas de mi Guantánamo. Hay  mutismo en los medios de prensa en internet. Situada en el este de Cuba, en su interior, centenares de reos están en huelga de hambre y son alimentados hoy a la fuerza. En este penal, en la más absoluta impunidad, se violan los más elementales Derechos Humanos.


Pese al tiempo transcurrido, las señales que llegan del interior del mentado territorio, muestran que los internos no han perdido la voluntad de luchar contra su detención indefinida.  Y es que, aunque prima el silencio, la opinión pública mundial  conoce de los horrores cometidos en su interior, a través de testimonios ofrecidos por algunos reos  que consiguieron salir de ese abismo.  

Predominan testimonios donde narran los vejámenes y modos aborrecibles conque son tratados los prisioneros, las diversas particularidades de tortura y los tratos indecentes e inhumanos a que son sometidos los prisioneros en la funesta prisión. Tampoco falta el criterio de quienes no tienen acceso a la defensa,  ni a mantener contacto con sus familiares, ni ninguna de las garantías judiciales que tradicionalmente se respetan para una detención. 
Los artículos del 3 al 11 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, recogen los derechos de carácter personal; y cito: Nadie estará sometido a esclavitud ni a servidumbre, la esclavitud y la trata de esclavos están prohibidas en todas sus formas. Nadie será sometido a torturas ni a penas o tratos crueles, inhumanos o degradantes. [...]. ¿De qué derechos Humanos hablamos cuando esta prisión es, sin dudas, una versión moderna y depurada del terror contra la especie humana, al estilo de los métodos empleados por los nazis en Auschwitz, Dachau, Sachsenhausen, y otros campos de concentración?

La deshonrosa cárcel ubicada en la  Ilegal Base Naval de Guantánamo que el gobierno de los Estados Unidos mantiene en territorio cubano, es uno de los penales más terribles del mundo. Debido a ello, este lugar está desde hace tiempo en el punto de mira de varias organizaciones de defensa de los Derechos Humanos, que acusan al gobierno estadounidense de torturar tanto física como psicológicamente a los prisioneros.

Ha pasado más de doce años desde que se instalara el centro de detención, y la mentada cárcel  ha sido ampliamente criticada por la  constante agresión  y violación de  los Derechos Humanos de los detenidos. Y es que ni siquiera quien administra la mayor economía del mundo, avizora el carácter inhumano de lo que representa este penal, donde centenares de prisioneros dan fe de lo que  sigue siendo, sin lugar a dudas, el único sitio en Cuba donde se violan los Derechos Humanos.

Relacionados:

En Cuba los Derechos Humanos no es jueguito de muchachos
Todos los días del año es Día de los Derechos Humanos



En #Cuba los Derechos Humanos no es jueguito de muchachos



La fortaleza de Cuba radica en su mayor capital: el humano. Si un estado atesora hombres y mujeres de bien, asegura su futuro. Y esta es una poderosa razón para que nuestro país bloqueado, NO calle en cuanto a los Derechos Humanos, que como cada 10 de diciembre, celebra su día por resolución de la Asamblea General de las Naciones Unidas.



No importan datos ni cifras, lo más importante es la voluntad política.Cuando un ciudadano cubano llega a un hospital, no se le pregunta cuánto devenga de salario, ni si tiene seguro médico o tarjeta de crédito, tampoco interesa filiación política, credo, o color de la piel. Todo queda al margen en un país donde los servicios elementales en el Sistema de Salud, son enteramente gratuitos para todos y cercanos a sus domicilios.



Increíble es valorar como hasta lo más intrincado de la geografía cubana, llega la tecnología solo vista en hospitales de países con grandes recursos. Hablo de servicios de  ultrasonido, apoyo vital, fisioterapia, endoscopía, radiología, consulta de alergia para niños, salas de terapia intermedia e intensiva, cardiología y otras especialidades vitales.

Medio siglo después del triunfo de la Revolución, los cubanos gozamos del primer derecho humano: el de la vida. Pese al criminal bloqueo económico, comercial y financiero impuesto por el imperio norteamericano contra nuestro país, hoy nuestros hijos van a cualquier escuela donde quiera que esté, sin temer a nada.

También se pueden pasear libremente por las calles a cualquier hora sin preocupación de ser atacados, atropellados, violados o brutalmente heridos por armas de fuego. Estos son ejemplos de la voluntad del gobierno cubano en aras de garantizar la educación y la tranquilidad ciudadana.


A pesar de estos resultados, durante más de medio siglo Cuba es inculpada por el Gobierno de los Estados Unidos de violar los Derechos Humanos. Pero... ¿Porqué dicho gobierno se empeña en condenar a Cuba de violar la Declaración Universal de los Derechos Humanos si no hay muestras para ello? ¿Porqué la denuncia, cuando mantienen en Guantánamo, una cárcel en la Ilegal base naval yanqui donde se practican barbaries de todo tipo?



Este comportamiento responde a una explicación: la administración estadounidense siempre ha querido ridiculizar a Cuba en el ámbito internacional pero no lo han conseguido, ni lo conseguirán jamás. Nuestra Isla Caribeña muestra ante tamaño cinismo, una actitud digna que va desde la ayuda  humanitaria y solidaria hacia países como Haití, Brasil, Venezuela, Honduras... hasta la preparación y envío de personal calificado a países de África para la cura del Ebola. Eso Si es respeto a los Derechos Humanos.


Los Derechos Humanos que conocemos en Cuba es el de NO dejar a nadie desamparado, es el derecho a una vida digna, lejos de las drogas, el analfabetismo, la insalubridad y el disfrute de un trabajo honrado. Es el Derecho de defender los intereses de la niñez y proteger a los ancianos, de compartir lo que tenemos más allá de las fronteras. Estas son muestras incuestionables de que los Derechos Humanos en Cuba, no es jueguito de muchachos.

Todos los días del año es Día de los Derechos Humanos


" Insto a los Estados a que cumplan su obligación de proteger los Derechos Humanos todos los días del año. Hago un llamamiento a las personas para que hagan rendir cuentas a sus gobiernos."  Así expresó Ban Ki-moon, Secretario General de las Naciones Unidas a propósito de la celebración cada 10 de diciembre del Día de los Derechos Humanos.

La propuesta fundamental de este Día, celebrado  desde el año 1950,  se fundamenta en la Declaración Universal de que cada uno de nosotros, que en todas partes y en todo momento tengamos igualdad de derecho ante cualquier formulación jurídica o política o condiciones inherentes a todo ser humano.

La obra de la Revolución Cubana por más de 50 años ha devenido una cruzada inquebrantable para alcanzar la plena realización de todos los Derechos Humanos de los hombres, mujeres y niños. Y esto ocurre en Cuba porque  todos los ciudadanos tenemos derecho a estudiar, a la asistencia social, a los servicios de salud de forma gratuita, además de gozar de un empleo para el logro del sustento familiar.

El bloqueo económico, comercial y financiero impuesto por los Estados Unidos contra Cuba desde más hace 50 años, es la expresión más enaltecida de una política  cruel e inhumana de  violación de  los derechos humanos. Y el caso de la Salud Pública es un ejemplo de ello.  Nuestra Isla caribeña no tiene acceso a los suplementos alimenticios para uso parenteral producidos en EE.UU., necesarios para menores de un año que requieren intervención nutricional para ser intervenidos quirúrgicamente.

También se  impide a Cuba el acceso a novedosos medicamentos para el tratamiento del cáncer e intervenciones cardiovasculares en niños, entre otros productos. Por ejemplo, el Cardiocentro Pediátrico William Soler no dispone del medicamento levosimendán porque solo es producido por los Laboratorios ABBOTT de los Estados Unidos.  Estos son pocos ejemplos, pero bastan para denunciar cómo se violan los más esenciales  derechos humanos.

Sin embargo, la respuesta de Cuba ante ello,  es la aplicación de los Programas de vacunación para el 100% de los niños, que garantizó una de las más amplias coberturas de inmunización en el mundo, permitiendo la prevención de 13 enfermedades. Amparo que ha contribuido a la eliminación de la malaria, poliomielitis, difteria, tosferina, sarampión, rubéola, síndrome de rubéola congénita, tétanos neonatal y meningitis tuberculosa.


Es importante acotar además la importancia del programa de atención primaria de salud, que mediante consultorios con médicos y enfermeras de la familia brindan una atención integral en consultas, interconsultas, labor de terreno e ingreso en el hogar. Y este ejemplo sólo en el caso de la salud Pública, hay otros sectores que igual merecen otra mirada.


De igual manera conmueve para Cuba la denuncia que a nivel mundial se perpetra por el cierre de la cárcel que el gobierno de los Estados Unidos tiene en la Ilegal Base Naval Yanqui en Guantánamo desde el año 2002, penal donde se viola la dignidad, el derecho internacional humanitario y los derechos Humanos en su máxima expresión.

Entonces… ¿De qué hablamos? ¿Con qué moral el gobierno de los Estados Unidos platica de Derechos Humanos si es el mayor violador de los derechos civiles, políticos, económicos, sociales y culturales de la historia moderna? Ahí les dejo las interrogantes abiertas,  a buen entendedor, pocas palabras basan.

Derechos Humanos: ¿Por qué un día y no todos los del año?




El día de los Derechos Humanos, se celebra cada 10 de diciembre desde el año 1950, por  resolución de la Asamblea General de las Naciones Unidas la cual invitó a todos los Estados y organizaciones. Y me pregunto ¿por qué esta celebración es un día y no todos los días del año?


En Cuba, se respetan los derechos humanos sobremanera, pues en igualdad de condiciones, podemos encontrar a nuestro paso a un negro, a un mulato, a un blanco en un acto de graduación recibiendo un título universitario de doctor o arquitecto, que ocupando un cargo de dirección.

Y esto ocurre porque todos tenemos derecho a estudiar, a la asistencia social, a la salud, entre otros servicios, de forma gratuita, además de gozar de un empleo para el logro del sustento familiar. ¿Entonces… por qué se empeñan en condenar a Cuba de violar la Declaración Universal de los Derechos Humanos? ¿Acaso los millares de niños enfermos y hambrientos y los hombres desempleados del tercer mundo tendrán ánimos para celebrarlo?

Pienso que NO, el hombre goza de sus derechos esenciales, a partir del momento en que un médico, sin recibir nada a cambio, le devuelve la salud y la esperanza de vida a cualquier ciudadano sin estafarlo, a partir del momento en que pueda tener un techo que lo abrigue, que pueda expresar libremente lo que siente y además pueda estudiar en cualquiera de las enseñanzas que por su edad le corresponda.

Hasta los poblados lejos de los grandes conglomerados urbanos llegan los servicios de salud de alta calidad, con tecnología solo vista hasta ahora en grandes hospitales de países con recursos. Son servicios como ultrasonido, apoyo vital, fisioterapia, endoscopía, cardiología, radiología, regulación menstrual, consulta de alergia para niños, salas de terapia intensiva, y otras muchas especialidades.

Salud y educación gratuita, programas de vacunación, atención primaria y superación profesional, son argumentos que avala la atención de Cuba  a los diferentes sectores de la sociedad. Engrosan esta lista además, las ayudas gubernamentales a sectores vulnerables como los adultos mayores y los niños sin amparo filial, que sobresalen entre los derechos conquistados desde el triunfo de enero de 1959, derechos que todos los cubanos seguiremos defendiendo no solo un día sino todos los días del año.

Derechos humanos: En Cuba no es jueguito de muchachos



El capital humano es la fortaleza  más grande de Cuba. Si una nación asegura su futuro,  acapara hombres y mujeres de bien.  Y esta es una fuerte razón para que nuestro país diga NO en torno al tema de  los derechos humanos, que como cada 10 de diciembre, desde 1950,  celebra  su día por resolución de la Asamblea General de las Naciones Unidas.

Los Derechos Humanos se sustentan sobre la libertad e plena igualdad entre los hombres. Representan los derechos de todos los seres humanos por igual y que deben ser respetados mutuamente independientemente del credo, raza, procedencia o sexo de los mismos, para dejar en claro la igualdad y la hermandad entre todos los individuos.

Cuba exhibe un decoroso y extenso historial en materia de colaboración con todos los mecanismos de derechos humanos que se aplican sobre bases universales y no discriminatorias. Y esto ocurre en nuestro país porque todos los ciudadanos tenemos derecho a estudiar, a la asistencia social, la salud, entre otros servicios, de forma gratuita, además de gozar de un empleo para el logro del sustento familiar.

No importan los datos y las cifras, lo más importante es la voluntad política en el tema. Cuando un ciudadano llega a un hospital en Cuba, no se le pregunta cuánto devenga de salario,  ni si tiene seguro médico o una tarjeta de crédito. Tampoco al emitir el voto se le exige la cédula electoral, ni se indaga sobre su filiación política, credo, salario y color de la piel porque sencillamente están al margen, eso no importa.

El Programa de Vacunación garantizó una de las más amplias coberturas de inmunización en el mundo, permitiendo la prevención de 13 enfermedades. Ello ha contribuido a la eliminación de la malaria, poliomielitis, difteria, tosferina, sarampión, rubéola, síndrome de rubéola congénita, tétanos neonatal y meningitis tuberculosa.
Hasta  lo más intrincado de la geografía cubana, llega tecnología solo vista hasta en hospitales de países con grandes recursos. Hablo de servicios de ultrasonido, apoyo vital, fisioterapia, endoscopía, radiología, regulación menstrual, consulta de alergia para niños, salas de terapia intermedia e intensiva, cardiología y otras especialidades tan importantes para la vida.

Hoy nuestros hijos van a cualquier escuela donde quiera que esté, sin temer a nada, ni a nadie, pueden pasearse libremente por las calles a cualquier hora sin preocupación de ser atacados, atropellados, violados o brutalmente heridos por armas de fuego. Esto es solo un ejemplo de la voluntad del gobierno cubano de garantizar  la educación y la tranquilidad ciudadana.

A pesar de esto, Cuba es una isla que durante más de medio siglo ha sido acusada por el Gobierno de los Estados Unidos de violar los Derechos Humanos. Sin embargo, me pregunto: ¿Por qué el gobierno de los Estados Unidos, se empeña en condenar a Cuba de violar la Declaración Universal de los Derechos Humanos?¿Por qué mantienen tamaña acusación, cuando el ejemplo más fehaciente de su constante violación, es el de mantener en territorio guantanamero, la Ilegal base naval yanqui y permitir que ahí se practiquen barbaries de todo tipo?

Este comportamiento responde  a una explicación: siempre han querido ridiculizar a Cuba en el ámbito internacional y no lo han logrado, ni lo lograrán jamás, por la sencilla razón de que nuestro país muestra ante tanto cinismo,  una actitud digna con gestos de humanidad y solidaridad con otros países hermanos.

En Cuba, los Derechos Humanos que conocemos es el de no dejar a nadie desamparado, es el de compartir lo que tenemos  más allá de las fronteras, el de garantizar la educación y la salud gratuitas, el de defender los derechos de la niñez y proteger a los ancianos, el de seguir siendo ejemplos ante el mundo en colaboraciones  tanto en la medicina,  el deporte, la cultura, la educación… Y esto es una muestra evidente de que los derechos humanos en Cuba,  no es jueguito de muchachos.


Derechos humanos: Libertad e igualdad entre los hombres

“Yo quiero que la ley primera de nuestra República sea  el culto de los cubanos a la dignidad plena del hombre”. Con este axioma legalizado por la Constitución y presidido por el anhelo de José Martí el Estado cubano ha seguido su política desde el triunfo de la Revolución, en enero de 1959.

Este 10 de diciembre, por Resolución de la Organizaciones de Naciones Unidas (ONU), se cumplen 65 años de la creación del Día de los Derechos Humanos, fecha a la cual Cuba le rinde tributo con su gigante obra en beneficio de toda la sociedad. Y en este año, una vez más, abogar por el pleno disfrute de todos los derechos humanos por todos y en todas partes del planeta.

En Cuba, los derechos humanos, son patrimonio de toda la sociedad donde cada hombre, mujer, niño o anciano, disfrutan de plena igualdad y sin distinción de raza, sexo, discapacidad o creencias religiosas.

Proteger  a toda la población y especialmente a los niños, ha estado en el centro de las acciones del gobierno cubano, En tal sentido, los niños en Cuba son privilegiados pues son inmunizados contra 13 enfermedades. Evidencia de esto es el hecho de que en fecha tan temprana como el año 1962, quedó erradicada en el país la poliomielitis y en 1993 se eliminó el sarampión, lo cual indica la permanencia de una política que abarca, además, la puesta en práctica del programa nacional de inmunización, masivo y gratuito.

La obra de la Revolución por más de 50 años ha devenido una cruzada inquebrantable para alcanzar la plena realización de todos los derechos humanos de los hombres, mujeres y niños. ¿Entonces… por qué el gobierno de los Estados Unidos, se empeña en condenar a Cuba de violar la Declaración Universal de los Derechos Humanos? ¿Acaso los millares de niños enfermos y hambrientos y los hombres desempleados del tercer mundo tendrán ánimos para celebrarlo? Dejo las interrogantes abiertas, saque usted sus propias conclusiones.