Todos los días del año es Día de los Derechos Humanos


" Insto a los Estados a que cumplan su obligación de proteger los Derechos Humanos todos los días del año. Hago un llamamiento a las personas para que hagan rendir cuentas a sus gobiernos."  Así expresó Ban Ki-moon, Secretario General de las Naciones Unidas a propósito de la celebración cada 10 de diciembre del Día de los Derechos Humanos.

La propuesta fundamental de este Día, celebrado  desde el año 1950,  se fundamenta en la Declaración Universal de que cada uno de nosotros, que en todas partes y en todo momento tengamos igualdad de derecho ante cualquier formulación jurídica o política o condiciones inherentes a todo ser humano.

La obra de la Revolución Cubana por más de 50 años ha devenido una cruzada inquebrantable para alcanzar la plena realización de todos los Derechos Humanos de los hombres, mujeres y niños. Y esto ocurre en Cuba porque  todos los ciudadanos tenemos derecho a estudiar, a la asistencia social, a los servicios de salud de forma gratuita, además de gozar de un empleo para el logro del sustento familiar.

El bloqueo económico, comercial y financiero impuesto por los Estados Unidos contra Cuba desde más hace 50 años, es la expresión más enaltecida de una política  cruel e inhumana de  violación de  los derechos humanos. Y el caso de la Salud Pública es un ejemplo de ello.  Nuestra Isla caribeña no tiene acceso a los suplementos alimenticios para uso parenteral producidos en EE.UU., necesarios para menores de un año que requieren intervención nutricional para ser intervenidos quirúrgicamente.

También se  impide a Cuba el acceso a novedosos medicamentos para el tratamiento del cáncer e intervenciones cardiovasculares en niños, entre otros productos. Por ejemplo, el Cardiocentro Pediátrico William Soler no dispone del medicamento levosimendán porque solo es producido por los Laboratorios ABBOTT de los Estados Unidos.  Estos son pocos ejemplos, pero bastan para denunciar cómo se violan los más esenciales  derechos humanos.

Sin embargo, la respuesta de Cuba ante ello,  es la aplicación de los Programas de vacunación para el 100% de los niños, que garantizó una de las más amplias coberturas de inmunización en el mundo, permitiendo la prevención de 13 enfermedades. Amparo que ha contribuido a la eliminación de la malaria, poliomielitis, difteria, tosferina, sarampión, rubéola, síndrome de rubéola congénita, tétanos neonatal y meningitis tuberculosa.


Es importante acotar además la importancia del programa de atención primaria de salud, que mediante consultorios con médicos y enfermeras de la familia brindan una atención integral en consultas, interconsultas, labor de terreno e ingreso en el hogar. Y este ejemplo sólo en el caso de la salud Pública, hay otros sectores que igual merecen otra mirada.


De igual manera conmueve para Cuba la denuncia que a nivel mundial se perpetra por el cierre de la cárcel que el gobierno de los Estados Unidos tiene en la Ilegal Base Naval Yanqui en Guantánamo desde el año 2002, penal donde se viola la dignidad, el derecho internacional humanitario y los derechos Humanos en su máxima expresión.

Entonces… ¿De qué hablamos? ¿Con qué moral el gobierno de los Estados Unidos platica de Derechos Humanos si es el mayor violador de los derechos civiles, políticos, económicos, sociales y culturales de la historia moderna? Ahí les dejo las interrogantes abiertas,  a buen entendedor, pocas palabras basan.