El día más feliz de Cuba por más de 50 años

Los Cinco en Casa


El 17 de diciembre de 2014, Cuba vivió uno de los días más felices por más de 50 años y esa felicidad fue compartida no solo en tres hogares que ya completan su núcleo familiar, sino por los más de 11 millones de cubanos que desde hace más de 16 años batallaron porque se hiciera Justicia, por el regreso de Los Cinco a su querida Cuba. 

Y fue uno de los días en que Cuba fue más feliz. Tras el silencio solo roto por los gritos, llegó la emoción, los Viva Cuba, las imágenes de los héroes, de los antiterroristas cubanos que llegaban a su Patria, a la Patria que durante su encarcelamiento en los Estados Unidos, siempre los comtempló orgullosa. Ya Fidel había dicho hace más de diez años que los Cinco Volverán y se hizo realidad aquella frase.



Gerardo Hernández, Antonio Guerrero y Ramón Labañino, llegaban a Cuba y con ellos, llegaban las tan emotivas imágenes del abrazo en el encuentro con Raúl Castro, hasta la de los tres hombres abrazados entre llantos incontrolables, mientras besaban a madres, esposas, hijos, familiares y a sus compañeros de lucha René  y Fernando.


“ Regresamos a la Patria y pueden contar con nosotros para lo que sea“ , le dijo Ramón a Raúl, en tanto Gerardo con esa nobleza y sencillez que lo caracteriza, también emocionado, le dijo: “ no tenemos otras palabras que dar las gracias“. Y sólo esas palabras fueron lo suficientemente abarcadoras  para enternecer el alma de cualquier ser humano.


 “Llevamos 16 años soñando con este momento”, exclamó Tony con expresiones de alegría, júbilo, y a quienes pidió reír porque “ustedes sufrieron mucho, no fuimos en vano y nos sentimos agradecidos por el esfuerzo de todos ustedes; hay que seguir aquí unidos y p’alante”, les dijo.


Me alegró la sensatez del presidente de los Estados Unidos Barack Obama,  por ello hay que reconocerle el mérito. En sus manos estaba la decisión desde hacia tiempo y llegó. Por ello, hay que agradecerle tanto a él como  a millones de personas en el mundo que dedicó horas de sus vidas a la causa de los Cinco, a la causa de Cuba.  


Aun queda mucho por hacer, quedan muchas cosas por ver, por vivir en esta nueva etapa. Nos queda la interrogante de qué pasará con el bloqueo, pero bien...,  esto es solo un paso, un paso de grandes, un paso de gigantes. Bien me comentaba un buen amigo hoy : "Piedra para casa de Julián" hasta que la tapemos. Por ello nos queda seguir, y seguir construyendo futuro.


Los Cinco en Casa

Los Cinco en Casa
Los Cinco en Casa

Los Cinco en Casa

Los Cinco en Casa

Los Cinco en Casa

Los Cinco en Casa

Los Cinco en Casa

Los Cinco en Casa

Los Cinco en Casa

Los Cinco en Casa


Los Cinco en Casa

Los Cinco en Casa

Los Cinco en Casa

Los Cinco en Casa