Concluyó en Guantánamo IV seminario por la Paz y por Abolición de las Bases Militares Extranjeras

En Guantánamo IV Seminario de Paz y por la Abolición de las Bases Militares Extranjeras
El IV Seminario de Paz y por la Abolición de las Bases Militares Extranjeras, concluyó en la provincia de Guantánamo, con un llamado de alerta a los pueblos sobre peligro de una nueva confrontación mundial de inconmesurables consecuencias para la Humanidad. Así quedó expresa en la declaración final al evento, leída por Felipe Ferreira, vicepresidente del Consejo Portugués para la Paz y Cooperación y aprobada por los 211 delegados de los 33 países participantes.

En el llamado, se exigió además, el cese del injusto y criminal bloqueo, económico, comercial y financiero que desde de más de cinco décadas mantiene el gobierno de Estados Unidos sobre Cuba, así como la ilegal ocupación del territorio cubano en Guantánamo por la base naval estadounidense, impuesta desde 1903 contra la voluntad de su pueblo.

El documento aclaró la inconformidad con la creciente agresividad de la OTAN y la injerencia norteamericana en América Latina para tratar de revertir los procesos políticos, así como la tenencia en el enclave militar, de una cárcel devenida desde hace más de diez años centro de detención y tortura, donde se violan los más elementales derechos humanos de los reos.


La declaración final del IV Seminario Internacional de Paz y por la Abolición de las Bases Militares Extranjeras, se realizó junto a los pobladores del municipio de Caimanera, primera trinchera antimperialista de Cuba con la presencia de  María do Socorro Gomes, Presidenta del Consejo Mundial por la Paz y Silvio Platero Yrola, titular del Movimiento Cubano por la Paz y la Soberanía de los Pueblos, junto a Denny Legrá Azahares, primer secretario del Comité Provincial del Partido en la provincia.