Congreso del Partido sesiona en comisiones


Hoy los delegados al VI Congreso del Partido Comunista de Cuba (PCC) iniciaron el trabajo en comisiones con la finalidad de adelantar los debates que conduzcan a la actualización del modelo económico del país.

El millar de participantes se concentrará en cinco comisiones responsabilizadas con llevar a feliz término la aprobación de los Lineamientos de la política económica y social del Partido y la Revolución, un proyecto que suma 311 acápites.

Durante la apertura de la cita, que concluirá el próximo día 19, el segundo secretario del PCC, Raúl Castro, abogó por garantizar la continuidad de la Revolución y el rejuvenecimiento sistemático de la dirección de la organización y del Gobierno.

Al presentar el Informe Central en la apertura del Congreso el sábado, puntualizó la necesidad de contar con la reserva de sustitutos suficientemente preparados para asumir las mayores responsabilidades. El también Presidente cubano recalcó que dicho rejuvenecimiento debe incluir desde los cargos en la base hasta las principales responsabilidades, sin excluir el Primer Secretario del PCC que se designe en este Congreso y al Presidente del país.

Igualmente, consideró recomendable limitar a un máximo de dos períodos consecutivos de cinco años el ejercicio de los mencionados cargos, lo cual consideró posible y necesario en las actuales circunstancias.

Raúl Castro manifestó que el reforzamiento de la institucionalidad del país será garantía para una política de renovación con la cual jamás se ponga en riesgo la continuidad del socialismo en Cuba, y anunció la Conferencia Nacional del PCC para enero de 2012.

En el documento, el dirigente partidista exhortó a eliminar improvisaciones y apresuramientos en la gestión económica del país y se refirió a la necesidad de las racionalizaciones en aras de obtener mayores resultados con gastos menores.

No se puede gastar más de lo que se ingresa, ratificó el jefe de Estado ante los 997 delegados asistentes a la reunión con sede en el capitalino Palacio de las Convenciones.

Raúl Castro subrayó que, en realidad, el Congreso del PCC comenzó hace meses pues, desde diciembre pasado hasta el 28 de febrero, se desarrolló el debate sobre el proyecto de lineamientos en más de 163 mil asambleas con la participación de ocho millones 913 mil personas. Este proceso -apuntó- puso de manifiesto la capacidad del PCC para conducir un diálogo transparente con la población, sobre todo cuando se trata de buscar un consenso nacional sobre los rasgos que deben caracterizar el modelo económico y social del país.

En su discurso, el estadista aseguró que el país caribeño continuará defendiéndose de las agresiones de Estados Unidos, al tiempo que reiteró la disposición al diálogo bilateral basado en el respeto mutuo.

Manifestó que la administración estadounidense no ceja en sus planes de destruir a la Revolución cubana, y actualmente financia disímiles proyectos para subvertir el orden de la nación.