Celia: Delizadeza a flor de piel


El 9 de mayo de 1920, en Media Luna, Granma, abre los ojos al mundo Celia Sánchez Manduley, mujer a quien definiera Armando Hart como " la fibra más íntima y querida de la Revolución Cubana. De su padre, adquirió la fortaleza de carácter, la tenacidad la pureza de intenciones; la sensibilidad patriótica y política, de su madre, la extrema delicadeza, cualidad que la acompañó durante toda su vida.

Más que la heroína, era enormemente humana, sufría desilusiones amorosas y fumaba mucho, empataba un cigarro con otro y tomaba bastante café, si a esto se le denomina defectos, entonces ella los tenía. Sin embargo, sus virtudes hicieron que éstos, no salieran a la luz, por que lo que sí hay que acentuar es su gran amor a la Revolución e infinita lealtad a Fidel.

Quienes jamás la conocieron, podían suponerla una mujer frágil, pero al revelarla, se percataron de su intrepidez, sus nobles sentimientos, valor y audacia. Todo ello hubiera alcanzado para concebir la imagen de la heroína que jamás abandonó su gracia y acento campesinos de gente humilde.

Para medir la dimensión de esta intachable mujer, basta citar las palabras de Armando Hart Dávalos, cuando expresó que será imposible escribir la historia de Fidel Castro, sin reflejar a la vez la vida de Celia Sánchez Manduley, a quien la calificó como "La más hermosa y autóctona flor de la Revolución".

El aroma de aquella flor silvestre, el arrojo y belleza natural, eran los rasgos inherentes de su personalidad. Intolerante ante el menor rasgo de debilidad; era además, hacendosa como una hormiga y poseía una inmensa capacidad para dormir poco y despertar con total energía para seguir adelante.

Hoy la presencia de Celia es tan fuerte que nos parece estarla viendo todavía con su caminar inquieto, su dulce sonrisa, su modestia, su exigencia implacable, su humanismo dulce, su lealtad ilimitada hacia Fidel. Expresa, en suma, lo autóctono de la mujer delicada, bromista, sencilla, comprometida e intransigente con las ideas de justicia e igualdad social.