Cuba nunca regresará al capitalismo

De izquierda a derecha Comandante Víctor Dreke

Dicen que recordar es volver a vivir y eso fue la premisa del Comandante Víctor Dreke Cruz al rememorar a periodistas de Guantánamo, los antecedentes del triunfo de la Revolución Cubana el 1 de enero de 1959 y la impronta guevariana en la misión internacionalista cubana en el Congo.

Para el segundo al mando en la Columna Nro 1 de la guerrilla del Che en esta parte del continente africano, no se hace difícil rememorar el momento en que fue seleccionado para la noble tarea. “A finales de enero de 1965 - explica- dimos nuestra disposición para cumplir con esta misión internacionalista muy secreta cuando menos cinco años.

El también vicepresidente primero de la Asociación de Combatientes de la Revolución Cubana, rememoró cómo se realizó el proceso de preparación de los guerrilleros, la entrada clandestina a la nación africana y las peripecias de los cubanos al entrar en contacto con otra cultura.

“En el grupo, nos dice Víctor, habíamos varios combatientes del Ejército Rebelde, de la lucha contra bandidos en el Escambray, pero que existía una condición indispensable: Ser negro, muy negro. Así se formó la Columna Nro 1. Éramos alrededor de 100 negros los que nos enfrentaríamos a la tarea, en la que tuvimos un entrenamiento fuerte, muy fuerte”, rememora Victor.

“Sin embargo, aún no sabíamos quien estaría al frente de la Columna. Nadie preguntaba quién sería, sólo nos preparábamos, eso era lo indispensable. Un día llegó Osmany Cienfuegos, quien nos atendía durante el entrenamiento y me lleva una foto de un señor blanco que llevaba espejuelos. Este es el Comandante Ramón, ¿ no sabes quién es?, me dijo. Realmente no lo reconocía, de verdad que no. Entonces aquel hombre totalmente desconocido para mi, se acercó y me dijo: Dray, no jodas, yo soy el Che. Así se comprobó que no se reconocía al Guerrillero herorico tras otra personalidad”.

En el encuentro, Moya, nombre que adopta en la guerrilla, rememoró además, la salida clandestina del Che de Cuba y junto a ello, los momentos que se sucedieron tras su llegada al país africano: las relaciones con los compañeros, las enfermedades que enfrentaron, las costumbres y con gran nostalgia, el momento en que enterraban los cadáveres de sus compañeros de lucha.

“La misión en el Congo fue un fracaso y solo 32 años después Joseph Kabila, quien demostró ser amigo de Cuba y el Che, logró la liberación del país africano. Sin embargo, periodistas, esto fue una valiosa experiencia para futuras misiones internacionalistas cubanas, específicamente para la lucha que comandaría años más tarde el Che en Bolivia.

“Mis recuerdos del Che son muchos. Fue un hombre valiente, buen amigo, buen compañero y si les dijera lo que más recuerdo de él, fue el momento en que nos despedíamos y me dijo: “Ojalá nos veamos en otros países del mundo”, recuerda el combatiente Victor Drake en tanto alega: La permanencia del sistema socialista en Cuba "no es un asunto de Fidel y Raúl, no es un asunto de hombres, sino que tiene que ver con el Partido Comunista y el pueblo cubano.

“Hay una ideología socialista en Cuba y la Revolución depende de la organización y la ideología de la gente, si la Revolución dependiera de los hombres, no habría durado mucho tiempo. Fidel morirá, yo moriré, nosotros, los revolucionarios, todos eventualmente moriremos, pero Cuba nunca regresará al capitalismo", las nuevas generaciones van a seguir estudiando y preparándose para preservarla desde la primera línea de combate, afirmó Dreke”.