Alan Gross y Los Cinco cuestión de justicia


Tomado del blog: Turquinauta

Alan Gross, contratista de la USAID, una fachada de la Agencia Central de Inteligencia de los EEUU está sancionado en Cuba por distribuir tecnología de comunicación a los agentes de la CIA y mercenarios radicados en el archipiélago, algo que ya hizo en otros países a los que el gobierno de EEUU desestabilizó.

Los Cinco antiterroristas cubanos presos en EEUU están sancionados por monitorear a los grupos violentos y terroristas radicados al sur de la Florida. Los Cinco brindaban información útil tanto a Cuba como a los EEUU. No olvidemos que los extremistas de Miami, no tienen escrúpulos, lo mismo hacen estallar una bomba en un hotel de La Habana que prenden fuego a las oficinas de una línea aérea en Miami.

Mientras que Alan Gross tuvo un juicio con todas las garantías procesales, y no sabe lo que es "el hueco" nuestros Cinco compatriotas han tenido que sufrir duramente las torturas y el ensañamiento. Fueron procesados en una tribunal que nunca fue imparcial, en una ciudad de miedo, un jurado aterrorizado y amenazado. en un juicio en el que la fiscalía, el gobierno, pagó, violando la ley, a los medios de prensa para que alentaran el odio hacia los juzgados.

En tanto Alan Gross cumple una sanción razonable, Gerardo Hernández purga el absurdo de dos cadenas perpetuas mas 15 años por un crimen que nunca fue probado, y sobre el que el gobierno de los EEUU sigue escamoteando una prueba fundamental que es la imagen satelital de las avionetas.


Entrevista a Josefina Vidal, Directora de Estados Unidos de la Cancillería cubana, fragmento (primera parte)

Claudia Palacios: Estamos en comunicación con Josefina Vidal Ferreiro, Directora de la División estadounidense del Ministerio de Relaciones Exteriores de Cuba. Bienvenida Sra. Vidal.

Josefina: Muchas gracias Claudia. Buenas tardes.

Claudia Palacios: Buenas tardes. ¿Por qué el gobierno cubano no ha contestado la carta que Alan Gross dice que envió a través de su abogado, solicitando que lo deje ir a ver a su madre moribunda, y asegurando que tras eso volvería a Cuba a seguir cumpliendo prisión?

Josefina: Esa solitud será respondida en el momento apropiado, pero te puedo adelantar que se trata de hacer un símil entre la situación del Sr. Alan Gross y la del Sr. René González, que es uno de los Cinco presos cubanos en Estados Unidos, conocidos como los Cinco cubanos, que está en condiciones de libertad supervisada, y esa es la razón por la cual, que bajo sus condiciones actuales no hay nada que le impida a él pedir permiso, o a su oficial probatorio, o a la Corte, en caso de que este no acceda, para visitar a Cuba, teniendo en cuenta que él debe permanecer en Estados Unidos 3 años más, después de haber cumplido hasta el último día su larga sentencia de prisión separado de toda su familia, que vive en Cuba, incluso su esposa, a la que no se le permite viajar, pues las condiciones de la libertad supervisada de René González plantean que no hay nada que le impida a él pedir permiso para viajar, y eso fue lo que hizo, de manera excepcional , para venir a ver a su hermano enfermo en Cuba.

En el caso del Sr. Gross, debo decir que él está al principio de su sentencia de prisión, y en esas condiciones no está permitido que las personas salgan del territorio nacional de Cuba, como mismo ocurre en otros países.

Claudia Palacios: Quiero insistirle porque usted me dice que se va a responder en el tiempo prudencial, pero esa carta ya fue enviada hace algún tiempo, que el Sr. Gross considera prudencial como para haber recibido una respuesta ¿cuándo será ese tiempo prudencial, y por qué se toma tanto?

Josefina: Esa solicitud ha sido canalizada, y hay que esperar por el tiempo adecuado para que reciba una respuesta.

Claudia Palacios: Pero no sabemos si ¿estamos hablando de semanas o meses o años?
Josefina: No le puedo decir, no está directamente bajo mi responsabilidad. Ha sido canalizada a las autoridades apropiadas.

Claudia Palacios: Con lo que usted estaba diciendo antes se entendería que la respuesta a esa solicitud va a ser negativa. Es decir, que él no va a recibir ese permiso para viajar a ver a su madre. ¿Hay alguna posibilidad de que eso cambie? Por ejemplo, una negociación a cambio de que sea liberado uno de los cuatro cubanos que quedan en prisión para que entonces el Sr. Alan Gross recibiera ese permiso, o fuera incluso liberado.

Josefina: En este caso lo más importante es comprender que se trata de establecer una reciprocidad entre dos temas que son completamente diferentes, y en entre dos situaciones que son igual, completamente diferentes. El Sr. Alan Gros, está cumpliendo su sanción, hay determinadas condiciones, como mismo tienen que cumplir esas condiciones los otros 4 cubanos que forman parte del grupo de los Cinco.

Yo debo recordar a los televidentes que, Gerardo Hernández, que es el nombre de uno de los Cinco, cumple sanción en California. Su madre falleció mientras él cumplía esa sanción y, por supuesto que no se le permitió venir a ver a su madre.

Claudia Palacios: Dicho esto, ya que usted está trayendo a apelación el caso de los Cinco cubanos presos en Estados Unidos, cuando se ha dado esta entrevista de parte de nuestro programa a Alan Gross. ¿Hay algún tipo de negociación en curso, o de contactos al menos, para establecer por principios de reciprocidad la libertad de Alan Gross o un permiso, como él lo está pidiendo a cambio de algo que se ve en favor de los cubanos detenidos?

Josefina: El gobierno de Cuba ha trasladado al gobierno de Estados Unidos, su disposición a conversar sobre este caso en particular; a iniciar un diálogo, incluso a negociar de conjunto con el lado norteamericano, para buscar una solución sobre bases humanitarias recíprocas. No te puedo adelantar ninguna fórmula específica sobre cómo podría solucionarse esta situación. Ese es un tema que debe discutirse cuando haya esa disposición del lado norteamericano, directamente entre el gobierno de Cuba y el gobierno de los Estados Unidos, pero nuestra disposición está.