Boleros de oro en Guantánamo: Espectáculo de lujo


Esto es un espectáculo de lujo, refirió una señora tras culminar en Guantánamo la XXIV edición del Festival Internacional Boleros de Oro, que honró en esta edición al compositor César Portillo de la Luz y honró a su público con la presencia de consagrados intérpretes fieles al género romántico.

La Sala de Conciertos Antonia Luisa Cabal fue el escenario para cerrar la jornada. Allí fue el encuentro de los boleristas Ángel Herrera, Paula Villalón, Eddy Chararán, Lina Zamora, Carlos Preval y Rafael Riquenes, intérpretes locales que homanajearon al célebre autor cubano, durante la gala de clausura Tú mi delirio.


Boleros de los compositores mexicanos Vicente Garrido y Consuelo Velázquez, y de los cubanos Bola de Nieve, María Teresa Vera, Miguel Matamoros, así como un gran popurrí con piezas de Portillo de la Luz, fueron interpretados magistralmente en las voces de los boleristas guantanameros, para un público que durante tres jornadas, tarareó y premió con aplausos cada interpretación.

Creado en 1986 por iniciativa del compositor cubano José Loyola, el encuentro de boleristas y amantes del romántico género, se realizó en la Sala de Conciertos Antonia Luisa Cabal y la sede de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba (UNEAC), de Guantánamo y está dedicado al rescate y difusión del romántico género musical cubano.