Raúl Castro llama a proyectar líneas del desarrollo sostenible cubano ( Video)


El General de Ejército Raúl Castro llamó hoy, en esta capital, a que junto con la actualización del modelo económico deje de pensarse solo en la supervivencia y pasar a proyectarse con racionalidad, profundidad y optimismo en las principales líneas del desarrollo sostenible de la economía.

El presidente de los Consejos de Estado y de Ministros pronunció el discurso de clausura del IX Período Ordinario de Sesiones de la VII Legislatura de la Asamblea Nacional del Poder Popular, cuyos diputados concluyeron sus deliberaciones en el Palacio de Convenciones de La Habana.

Raúl ratificó la firme voluntad de cumplir los Lineamientos Sociales y Económicos del Partido y la Revolución y no permitir que decisiones trascendentales para el futuro de la nación se conviertan una vez más en letra muerta.

“Estoy convencido de que también comprenderán que una tarea de tamaña envergadura no puede cumplirse en un clima de indisciplina, desorden e impunidad”, aseguró.

Al respecto, indicó que “es preciso superar viejos hábitos e imponer la exigencia y el rigor como norma de nuestra conducta cotidiana”.

Aclaró en ese sentido que “no hay que estar inventando nada nuevo, lo que se requiere es, sencillamente, que día a día nos exijamos a nosotros mismos y a los subordinados el estricto cumplimiento del deber en las tareas de cada uno.”

“Tampoco alcanzaremos el éxito si nos dejamos llevar por la improvisación y el apresuramiento. No han faltado en el plano nacional y, sobre todo en el exterior, las apelaciones, no siempre bien intencionadas para que aceleremos el ritmo de las transformaciones”, especificó.

Opinó que en “en un asunto de tanto alcance, del que depende el futuro Socialista e independiente de la Patria, no habrá nunca espacio para los cantos de sirena que nos llaman al desmontaje inmediato del socialismo y con ello imponer a la población las denominadas terapias de choque”

Recordó que en las dos últimas intervenciones ante el Parlamento trató la actualización de la política migratoria, cuestión que, dijo, no ha sido relegada en lo más mínimo - por el contrario- se ha continuado profundizando para su gradual flexibilización.

“Hoy ratifico la voluntad de la dirección del Partido y del Estado de acometer la reformulación de las normativas vigentes en este esfera y proceder a su paulatina aplicación”, sostuvo.

Igualmente, Raúl abordó diversos temas internacionales, entre ellos la situación en Siria, al tiempo que demandó que deben cesar la violencia, las masacres y actos terroristas que cobran vidas inocentes, el trasiego de armas, y dinero a los grupos insurgentes y la manipulación mediática con fines políticos.

Reiteró sus denuncias en el sentido de que Estados Unidos no cesa en el afán de formar su quinta columna en suelo patrio y en el empleo de novedosas tecnologías con fines subversivos.

En su discurso, ante los diputados de la Asamblea Nacional del Poder Popular Raúl subrayó que la economía cubana mostró en el primer semestre un desempeño favorable.

El Producto Interno Bruto creció un 2,1 por ciento, superior en dos décimas al alcanzado en igual período del año pasado, en tanto las actividades productivas generaron el crecimiento de la economía, aunque en la agricultura el resultado es aun discreto.

Informó que la zafra azucarera mantuvo la tendencia a su recuperación al crecer un 17,1 por ciento.

Respecto al turismo Raúl señaló que en estos primeros seis meses el crecimiento fue de 5,8 respecto al número de visitantes extranjeros registrados en similar etapa del 2011, además de que hubo mejoras en los indicadores de esta actividad.

Crecen las exportaciones tanto de bienes como de servicios,
lo cual favorece la balanza comercial, dijo más adelante. No obstante, se ha mantenido una tensa situación en las finanzas externas.

Informó que aunque insuficiente, se eleva la venta de materiales de la construcción a la población.

Raúl se refirió también al hecho de que por primera vez una mujer, Ana María Mari Machado, ocupa la responsabilidad de vicepresidenta en el Parlamento, en sustitución de Jaime Crombet, quien por enfermedad solicitó su liberación y para el que tuvo palabras de elogio por su trayectoria revolucionaria.