Con cable o no, mi Guantánamo es otra cosa

Guantánamo es éste, el verdadero
Mi Guantánamo no es el de la Ilegal Base Naval Yanqui
Este mi Guantánamo, el verdadero, no otro

Desde hace varios días, un titular corre como pólvora por toda la red: Estados Unidos extenderá un cable submarino entre base naval de Guantánamo y la Florida. Para cualquier cubano leer un titular así, llena de indignación, pues el mentado enclave militar yanqui no es de Guantánamo, sino que desde 1903, ocupa unos 117,6 kilómetros cuadrados de nuestro territorio, en contra de la voluntad del pueblo cubano.

Y es que el solo hecho de que el Pentágono invierta 40 millones de dólares, para mejorar las comunicaciones entre la ilegal base naval yanqui con la costa del estado de Florida, confirma una vez más, las ínfulas del Imperio de eternizar la permanencia del enclave militar en territorio cubano.

El inicio de la intervención yanqui en Cuba data del momento en que el gobierno de los Estados Unidos tomó posesión de las tierras y las aguas de parte de la bahía de Guantánamo, por medio del Tratado Permanente. A partir de ese año, la ilegal base naval se convirtió en una espina clavada en el corazón de todos los cubanos.

(Territorio que ilegalmente tiene ocupado el gobierno de los Estados Unidos en Guantánamo)

Recordar este acontecimiento posee trascendental valor en la historia de Cuba, debido al sufrimiento y los daños que su permanencia durante más de un siglo, ha provocado tanto al territorio como a la familia guantanamera. Y es que para nadie es un secreto el definido carácter ilegal de este enclave, fundamentado básicamente, entre otros elementos, por las amenazas y violencia utilizadas como método para su imposición.

El Guantánamo de Cuba difiere del que insinúan cuando se menciona la ilegal base naval yanqui. Por ello y para dicha de quienes habitamos en esta tierra erigida entre el mar y las montañas, este año celebraremos el acto nacional por el aniversario 59 del histórico asalto al cuartel Moncada, el próximo 26 de Julio, que para orgullo de todos los cubanos es el Día de la Rebeldía Nacional.


Celebrar la fecha en Guantánamo, tiene gran importancia para todos los cubanos. Una vez más, de cerquita y en las propias narices del Imperio, tendremos la oportunidad de seguir repudiando la política exterior de Washington, que habla de democracia para todos, libertad y defensa de los derechos humanos. Sin embargo, mantiene en territorio cubano la ilegal base naval yanqui, recrudece cada día más el genocida bloqueo contra Cuba y viola los principios del derecho internacional al mantener encerrados injustamente en cárceles norteamericanas a los cinco compatriotas cubanos.

La ilegal base naval yanqui es una humillación a la soberanía cubana y su campo de detención ubicado dentro de ella, una muestra de los fallos de la administración de Obama en cuanto al respeto a los derechos humanos, pues a pesar del reclamo universal de clausura y la promesa electoral de cerrarlo, realizada por el presidente Barack Obama en noviembre de 2008, antes de llegar a la Casa Blanca, sigue en el mismo lugar.

Ahora la noticia es el cable. Las pruebas la harán al decir del gobierno estadounidense, a partir de este mismo verano, pero las obras no comenzarían hasta dentro de dos años. Aún falta tiempo, de cualquier manera, amigo lector, esperemos a ver cómo se desarrollan los hechos, por ahora, es solo un anuncio, lo que si les puedo asegurar es que con cable o no en la ilegal base naval yanqui, mi Guantánamo es otra cosa.