Raúl Castro: Aquí tiembla la tierra porque los hombres no tiemblan ( + Fotos)


Guantánamo lo esperaba y vino. Raúl Castro Ruz, Presidente del Consejo de Estado y de Ministros de la República de Cuba y Primer Secretario del Partido Comunista, estuvo presente en el acto central por el Día de la Rebeldía Nacional celebrado este año en la oriental provincia cubana.

Ahí estaba. Y sí, habló para los guantanameros, pocas palabras, pero contundentes, como nos tiene acostumbrados. Ahí estaba para ransmitir un saludo caluroso a todo el pueblo y señaló además, que había dejado una reserva para nosotros.

"Mantener esta Revolución por más de medio siglo es la gran proeza del pueblo cubano". Dijo Raúl ante miles de guantanameros en la Plaza Mariana Grajales. Esto es un “Acto ejemplar, como debieran ser todos los actos, con una magnífica introducción de jóvenes artistas guantanameros y las intervenciones de todos los que participaron en esa tribuna, solo 55 minutos”, planteó.

En un momento de su intervención, al refeirse a la reafirmación de la soberanía de la Isla, y a algunos grupúsculos quieren que en Cuba suceda los mismo de Libia, expresó: "Somos una isla chiquita, de gente pacífica, que nos gusta bailar y cantar, establecer amistad con todos, incluyendo Estados Unidos, pero a la vez, como dirían los guajiros, somos un pueblecito un poco «rebencúo».Hace referencia

“Aquí tiembla la tierra porque los hombres no tiemblan, los hombres, las mujeres, toda Cuba no tiemblan”, expresó. “Aquí combatimos”, dio con vehemencia. «Si quieren confrontación, que sea en beisbol, donde a veces ganan ellos y otras veces nosotros, pero no en ningún otro plano». Exigimos que nos respeten, pues no se puede dirigir el mundo, y mucho menos en la mentira repetida constantemente, subrayó.

Cuba no tiene temor de discutir con EEUU de cualquier tema, pero en igualdad de condiciones, reafirmó. «El día que quieran dialogar, la mesa está servida. Si quieren discutir, discutiremos, de democracia, libertad de prensa, derechos humanos y todos esos cuentos, vamos a discutirlo todo, pero en igualdad de condiciones, porque no estamos sometidos, y no somos colonia de nadie ni títeres de nadie.

¡“Hay que seguir, adelante, al ritmo que decidan los cubanos, sin prisa pero sin pausa! Lo más importante es la producción de bienes materiales. Vamos ir cumpliendo poco a poco todas las metas, según las posibilidades de los recursos", sentenció. Teníamos solo “un himno y una bandera”, expresó el General de Ejército, rememorando los inicios de la lucha por la libertad y en verdad la emoción a flor de lágrimas y piel se siente. ¡ Y eso fue suficiente para lograr la victoria!

Les doy un abrazo a todos los guantanameros y a las guantanameras en nombre de Fidel, y hasta la próxima.” Así Raúl terminó su alocución para todo nuestro pueblo este día glorioso, como colofón de una gran jornada de esfuerzos de la provincia por superarse en todos los órdenes para seguir siendo más fieles que nunca a su Patria y a su Revolución.